Archivo del sitio

Elecciones democráticas: entre pitucos, caviares e ignorantes(ados)

Gabriel Tristán

Por: Gabriel Tristán 

De las elecciones del pasado domingo se han hecho varios análisis. Se ha criticado la elección de Castañeda, Santos y de más candidatos con un pasado “oscuro” en la política o con cuestionamientos con tema de corrupción. Se ha aducido que la población “tiene lo que se merece” y que todavía no podemos denominarnos un país “democrático” porque nuestro electorado no aprende a elegir. Yendo un poco más allá del análisis somero de estas afirmaciones, ¿realmente la gente no sabe elegir? ¿Existe explicación para que la mayoría siga votando por el que “roba pero hace obra?

Democracia y representación

“La democracia es el proceso que garantiza que no seamos gobernados mejor de lo que nos merecemos”. (George Bernard Shaw)

La democracia, desde una concepción primigenia, es la forma por la cual brindamos la facultad de representación propia a un conjunto de personas (véase Estado) para que tome decisiones en favor de nosotros (véase sociedad civil). Complejizando un poco más, podríamos decir que la democracia supone que nuestros intereses, forma de ver las cosas y creencias culturales se vean representadas por la autoridad que salga elegida. Esto, en palabras sencillas, significaría que las personas – idealmente hablando – votarían por candidatos o autoridades que en cierta forma representen como nosotros nos proyectaríamos si es que fuéramos autoridades municipales, regionales o distritales (un planteamiento que también podríamos extrapolarlo a elecciones congresales y presidenciales).

El problema en una sociedad heterogénea, como la nuestra, es que existe más de un interés o forma de ver las cosas por parte de la sociedad civil. Esto implica que las elecciones de autoridades no van a satisfacer a todos y van a generar, en algunos casos, un rechazo por un importante (o significativo) sector de la población. Ahora bien, si tuviéramos que describir brevemente nuestra cultura, podríamos pasarnos varias páginas hablando de la “cultura combi” o la informalidad, donde el más “vivo” o “palomilla” hace de las suyas. Se premia al que rompe las reglas sin que lo descubran y no se evidencia con la notoriedad necesaria a los que cumplen las reglas de manera justa. Desde esta perspectiva, simplificada, de lo que entendemos de nuestra sociedad, es que también se construye nuestra política (o al menos parte de ella).

La elección de Castañeda responde a una identificación cultural y social importante. Él ejemplifica el “palomilla” político que nunca ha sido realmente sancionado por todas sus fechorías en los 8 años precedentes en la alcaldía de Lima. “Escapó” de Comunicore de manera elegante y, salvo un sector del periodismo crítico, no se ha visto grandemente criticado. Pero, la elección de Castañeda, también responde otros factores que muchos críticos de dicha elección no ha apuntado.

El líder solidario tiene un arraigo popular, a pesar de no contar con una dialéctica muy florida. Esta popularidad innata se da porque la gente de sectores D y E ven en él un símil político, alguien que comparte sus mismas características (véase culturales) y que representaba, dentro del abanico de candidatos para esta elección, su opción más viable para que “hayan más obras”. Punto y aparte merecen sus gestiones pasadas. Si bien podría estar en debate (y quizá sea más claro con estadísticas) si hizo muchas o pocas obras, el principal activo fue que logró visibilizar cada una de ellas y que la mayoría de limeños lo tiene en mente como un alcalde que estuvo presente en una gran cantidad de obras en favor de los más necesitados. Aquí podríamos ubicar el metropolitano, los hospitales de la solidaridad, los puentes, escaleras de los que la ya actual gestión se enorgullece de haber hecho.

Merecen líneas aparte los indignados de ambos sectores de la población, los cuales denominaremos “pitucos” (derecha) y “caviares” (izquierda). Sino salieron sus menos corruptas y más capaces opciones (véase Susana, Cornejo y Heresi), fue porque el mensaje de sus candidatos no logró calar en la mayoría de la población. No basta que te atrevas, que bailes o que sepas debatir, sino que puedas llegar (sea con la estrategia que desees) a presentarte como un candidato viable y atractivo a los sectores donde se deciden la elección.

Podríamos hacer una autocrítica a nuestra sociedad civil de no informarse o tener un bajo interés por la política, pero si ya los candidatos lo saben, deberían buscar formas para poder aumentar el interés de sus votantes con su campaña y generar un apego por su figura (quizá de forma caudillistica) o a algún símbolo (véase partido). Queda mucho más por decir, pero ya profundizaremos en otra ocasión. Finalmente, como diría Kofi Annan: “No existe un solo modelo de democracia, o de los derechos humanos, o de la expresión cultural para todo el mundo. Pero para todo el mundo, tiene que haber democracia, derechos humanos y una libre expresión cultural”.

Estrategias políticas: Entre mudos solidarios, tías regias, salvadores distritales y el bigote estrella(do)

Gabriel Tristán

Por: Gabriel Tristán

Las elecciones están a tres semanas de realizarse y el panorama político está comenzando a visibilizar ciertas tendencias en las encuestas y en el accionar de los candidatos al sillón municipal. Las brechas insalvables que mantenía Castañeda sobre Villarán y Heresi han venido disminuyendo, aunque continúan siendo considerables. En esta tríada que se observaba en un principio, ahora puede visibilizarse la presencia de Enrique Cornejo, quien con un ínfimo apoyo del partido de Haya de la Torre, está haciéndose un pequeño espacio en las encuestas y en la intención de voto. Pero vamos uno por uno: ¿Qué han ido haciendo en estas semanas y cuales vienen a ser las estrategias que desarrollarán hasta el final de la elección? Vamos viendo.

La palabra del mudo: el cambio de estrategia de Castañeda

Hasta hace 2 semanas, las apariciones de Luis Castañeda en los medios de comunicación eran nulas. La campaña, según él, se realizaba con el pueblo y sin ningún tipo de prensa. Se pueden ensayar distintas explicaciones, pero la más clara a la luz de este análisis vendría a ser la experiencia aprendida en las elecciones presidenciales pasadas. Estando puntero a meses de la elección, su popularidad se vino abajo como una torre de naipes y no logro ni la tercera parte de los votos que tuvo en un principio. La sobreexposición que vivió en ese largo periodo generó que la gente comenzara a ver las fallas de su candidatura y sus votos cambiaron de dueño, repartidos entre Toledo y PPK.

Para suerte de Castañeda, quien demostró que no tiene dotes de orador, la actual campaña al sillón municipal empezó tarde. El mundial de futbol retrasó el interés de los limeños por la campaña política y permitió al candidato solidario guardarse hasta finales de agosto. Obviamente, ante la caída de casi una decena de intención de voto en las encuestas, ha comenzado a salir a los medios para visibilizar su presencia en estas elecciones. Su gran interés en volver al ruedo público está acompañado del poco tiempo que queda en miras al 5 de octubre.

La reforma de Villarán: Un cambio de imagen, pero no en las encuestas

Susana Villarán ha llegado a su tope en las elecciones. A pesar de haber buscado por todos los medios sacar a flote su candidatura, su popularidad no ha subido lo que cualquier partidario del actual burgomaestre hubiera deseado. El corredor azul, que era su as bajo la manga, no ha logrado caer bien a la población a pesar de la gratuidad de su servicio. Lamentablemente, la pobre implementación de tanta ansiada reforma del transporte ha generado varias posiciones que no la han beneficiado en las encuestas ni la percepción generalizada por parte de los votantes.

A diferencia de la campaña que realizó para salvarse de la revocatoria, los spots publicitarios para esta campaña política no han logrado calar en la buena gracia del elector. La seriedad, el ambiente poco inclusivo y la rigidez de sus palabras han ocasionado que la opinión publica resalte la imagen de “pituca” y con poca llegada a los sectores más populares.

El “Pisko” de las elecciones: El baile Salvador de las encuestas

Salvador Heresi ha logrado visibilizarse en la mente del electorado limeño. Su video publicitario que se ha visto inspirado en el del cantautor “pisko” ha generado bastante simpatía (y algunas críticas por su “talento” para el baile) en las personas. Salvador está comenzando a repuntar en las encuestas y esto es gracias a los descensos de Villarán y Castañeda. Los medios también han contribuido en posicionarlo como un candidato joven y exitoso, además que su gusto por la música lo acercan a varios sectores de la población.

Al representar una tercera opción en la dualidad que se había formado en un principio, Salvador rescata un sector de la población que no votaría nunca ni por el escándalo de Comunicore ni por la ineficiencia de la reforma del transporte. A pesar de tener algunos encuentros por el tema de la costa verde y ciertas irregularidades en la municipalidad de San miguel, Heresi sigue manteniendo una imagen fresca, aunque tenga que mejorar muchas cosas para aspirar a ganarle a Castañeda (entre ellas su ritmo).

Las desventuras del tío Bigote: La caída de la estrella y el surgimiento de Cornejo

Enrique Cornejo ha pasado de “otros”, a llegar a poco más de 5%. Esto no se debe al deliberado apoyo de Alan García y la cúpula aprista (cosa que no tiene), sino a concienzudas y bien pensadas apariciones en los medios de comunicación. Aunque para muchos pareciera que Cornejo estuviera solo en estas elecciones, lo que mantiene correctamente a su lado es el sentido común y la cordura a la hora de proponer un plan de reestructuración para Lima.

Podríamos mencionar que su desligamiento parcial del APRA ha generado que cierto sector de la población guarde cierta simpatía con Cornejo. Su apariencia afable y su relativo éxito en su gestión como ministro de transportes y comunicaciones lo catapultan como la opción más completa en esta selva de candidatos.

Candidatos a Lima en HD

Gabriel Tristán

Por: Gabriel Tristán

Las elecciones a la alcaldía de Lima están a dos meses de realizarse y la efervescencia por las mismas recién empieza. Muchas personas comienzan a observar las posibles opciones y otros, comienzan a buscar la opción del menos malo o el que “robe pero haga obra”. En la jungla de pancartas, afiches y demás propaganda que irán saliendo en el transcurso de las semanas, consideramos que existen 3 candidatos con posibilidades reales de ser los próximos burgomaestres este 2015. En las siguientes líneas, iremos redactando algunos datos principales de los escogidos y dejaremos al lector para que tome sus propias conclusiones.

 

El candidato invisible

“Cuando hables, procura que tus palabras sean mejores que el silencio” Proverbio Hindú

Luis Castañeda Lossio es el candidato con mayores opciones para ser electo este 5 de octubre. Poco más del 50% de la población apoya a este candidato que ha restringido su aparición en los medios a la mínima posible. El saber que no tiene una buena retórica y el legado de popularidad que ha mantenido desde su último periodo en la municipalidad, le ha valido para mantenerse en el imaginario de la población. Si bien nunca logró salir muy bien parado del caso “Comunicore”, ha logrado que el voto popular no llegue a cuestionar dicho escándalo y lo siga ubicando como el alcalde que realizó una gran cantidad de puentes y autopistas.

Observando de manera sencilla, podríamos indicar que su desaparición en los medios está pensada en un contexto donde Castañeda mantiene una ventaja considerablemente amplia por encima de su más cercana competidora. Su pobre presencia en la prensa le asegura no tener entrevistas incómodas y que el resto de candidatos reclamen un debate con él, lo mantiene vigente en el terreno político.

Si teorizamos un poco con las estrategias de comunicación política, identificamos su actual popularidad en concepto definido como “la espiral del silencio” de Elisabeth Noelle. Este planteamiento nos dice que si una opinión o un candidato recibe mayor apoyo “explicito” respecto de otro, el primero se convierte en dominante de la escena pública y los otros van desapareciendo hasta enmudecerse. Lo que nos demostraría esto es que aunque Castañeda no esté muy presente en los debates o entrevistas, el recuerdo que genera su nombre y la sensación de que es un candidato a ganador le da cierta legitimidad para que la gente aún lo tenga en sus preferencias.

 

La candidata atrevida

“Solo los que se atreven a arriesgar mucho, pueden lograr mucho” – Robert Kennedy

Susana Villarán de la Puente se encuentra en segundo lugar en las encuestas, pero con una amplia desventaja por encima de los candidatos que se encuentran por encima y debajo de ella en las encuestas, tiene una gran cantidad de anti voto. Después de haberse salvado de la revocatoria con una excelente campaña planteada por Luis Favre, la actual alcaldesa no ha logrado levantar cabeza y se ha ido en pique en las encuestas. Aunque, como As bajo la manga logró sacar el corredor Tacna- Arequipa, como una obra bandera y que haría pensar que busca aferrarse a la idea de seguir votando por ella para que la reforma del transporte siga a buen ritmo.

El problema de Villarán se ha centrado en la mala comunicación de sus obras y la ingenuidad de sus apariciones frente a medidas polémicas en su actual gestión. Dichos errores en su actual gestión han ocasionado que un amplio sector de la población la vea como una candidata ineficiente y poco productiva, lo cual disminuyó su ya menguada aprobación.

La estrategia que presenta en estos momentos está basada en que ella es una candidata que no tiene miedo a enfrentarse a todos los retos posibles para sacar a Lima adelante. La propaganda que viene realizando busca mostrar las obras en su gestión y que muchas de ellas necesitan ser concluidas con su reelección. También podemos identificar que muestra ser coherente con su propuesta de crítica a concepción de burgomaestre tradicional (alguien que solo se encargar de construir pistas y escaleras) y que busca reforzar su presencia en obra social y el desarrollo humanista de la comunidad limeña.

 

El Salvador de Lima

“Las iniciativas de la juventud valen tanto como la experiencia de los viejos” – Josephine Knorr

Salvador Heresi Chicoma se encuentra en el tercer lugar de la opinión pública, pero con grandes posibilidades de seguir ascendiendo en las encuestas. Su porcentaje de aprobación se encuentra supeditado a un insuficiente conocimiento de su imagen en la opinión pública limeña. La estrategia que sigue es bastante similar a la que en su momento usó PPK: arrasar en las redes sociales y convertirse en una alternativa real a los jóvenes que buscan caras nuevas en la política. Su buena gestión en la comuna sanmiguelina y su gran aprobación en este distrito, muestran a un candidato con posibilidades de hacerle frente a los candidatos que se encuentran por encima en las encuestas.

Heresi está buscando “visibilizarse” en un panorama por demás adverso, pero que puede generarle alguna posibilidad más adelante (al no ser muy conocido, la cantidad de anti voto que él presenta es ínfima). Si tomamos conceptos teóricos de Jose María García (comunicador político), Salvador Heresi estaría buscando aparecer como el grupo “activo” (para convencer a los indecisos o grupo pasivo), tratar de deslegitimar a los ostentadores del poder por no haber logrado el “gran cambio” en Lima e intenta entremezclar su juventud (ya que no supera los 50 años) y su experiencia de 12 años como alcalde de un distrito comercial y vías de crecimiento vertical como San miguel.

Claramente podemos observar que ha escogido coherentemente a sus aliados políticos: PPK y Renzo Regiardo. En el caso del primero, porque obtuvo la votación más alta en Lima en las últimas elecciones presidenciales (superando a Castañeda). En el segundo caso, porque Regiardo está fuertemente asociado con el tema de la inseguridad, un problema que se encuentra en los primeros puestos de malestar en la población limeña.

Las cartas ya están sobre la mesa y solo queda observar cuáles serán las estrategias que utilizarán para convencernos. Finalmente, somos nosotros quienes escogeremos a nuestros líderes y estos serán un reflejo de nuestra sociedad.

Matrimonio, religión y diversidad sexual: La evolución del caso inglés

Gabriel Tristán

Por: Gabriel Tristán

En estos últimos días, el tema de agenda pública ha sido el debate de la Unión Civil no matrimonial de personas del mismo sexo en el Perú. Frente a este tema han venido surgiendo distintas posturas explicando el por qué debería o no aprobarse esta propuesta. Las personas que están a favor indican que beneficiaría a miles de parejas del mismo sexo que conviven juntas, garantizaría los derechos fundamentales de esas personas y visibilizaría la diversidad sexual que existe en nuestro país. Los que están en contra sugieren que la Unión Civil atentaría contra la moral, las buenas costumbres, lo que se expresa en la Biblia y que este es un paso más  para la aprobación del matrimonio homosexual en el Perú.

Frente a la última postura es en torno a la que me gustaría centrarme un momento: ¿Es la religión un condicionante para la no aprobación de los derechos de personas con distinta opción sexual? ¿Son todas las variantes de la religión cristiana contrarias a la diversidad sexual validada por el Estado?

Aprobación del matrimonio homosexual en Inglaterra:

“Creo que la Iglesia ha reaccionado aceptando plenamente que es la ley, y el sábado tendría que seguir demostrando, en palabra y acción, el amor de Cristo por cada ser humano” [1] Justin Welby, Arzobispo de Canterbury.

Hace un par de semanas se ha aprobado el matrimonio homosexual en Inglaterra. Si bien la medida ha generado polémica en la casa de Bbispos (House of Bishops), la mayoría de autoridades eclesiásticas han acatado la ley que brinda la posibilidad de que parejas homosexuales puedan casarse en ayuntamientos y templos religiosos que lo autoricen[2]. Lo que sorprende de esta medida, es que Inglaterra era un país donde hace menos de diez años estaban penadas las demostraciones de cariño entre personas del mismo sexo.

Para tener un poco más claro este tema, veremos el proceso de aprobación de leyes en favor de la diversidad sexual en Inglaterra. El primer paso fue una directiva de la Unión Europea que prohibía la discriminación laboral de personas con distinta orientación sexual en el 2003. El segundo paso fue dado en mayo del 2004 cuando se estableció como agravante cualquier delito de hostilidad por orientación sexual (Criminal Justice Act). El tercer paso, fue la aprobación de la Unión Civil entre personas del mismo sexo, con un valor igual al del matrimonio en noviembre del mismo año. El cuarto paso, previo a la aprobación del matrimonio, es que en abril del 2007 entró en vigor la ley de igualdad de orientación sexual. Esta ley prohibía cualquier tipo de discriminación en función a la orientación sexual a la hora de hacer un intercambio de bienes y servicios[3].

En cada uno de estos pasos la iglesia anglicana presentó, inicialmente, una postura de disconformidad frente a las medidas establecidas. Sin embargo, esta terminó aceptando la importancia de reconocer a personas con distinta opción sexual, como iguales a sus pares heterosexuales. Esta tolerancia presente en varias autoridades eclesiásticas inglesas ha generado que la sociedad en general disminuya la tasa de violencia hacia la diversidad sexual.

Una teoría que podríamos generar acerca de la tolerancia de la iglesia, estaría basada en la fuerza con la cual el Estado ha logrado presentar los derechos de las personas como algo más importante que cualquier creencia religiosa. En palabras del primer ministro conservador David Cameron: “En Gran Bretaña ya no importará si eres heterosexual u homosexual, el Estado reconocerá como igual tu relación[4]. Al tener autoridades convencidas de un proyecto de derechos e igualdad para todos (noción de poder de Duverger), cualquier otro órgano dentro del Estado (véase la iglesia) se verá influenciado por este.

Finalmente, lo que se quiere demostrar es que la religión y la diversidad sexual no son aspectos que estén separados sin posibilidad de cambio, sino que es un proceso de aceptación y tolerancia hacia personas diferentes al patrón heteronormativo (creencia de que solo lo heterosexual es lo normal). Si logramos formar un Estado que defienda los derechos de las minorías (como en Inglaterra), entonces cualquier otra entidad tendrá que adaptarse.

 _____________________________________________________________________________________________________

[1] http://elcomercio.pe/mundo/europa/matrimonios-homosexuales-ya-son-legales-gran-bretana-noticia-1719113

[2] http://www.20minutos.es/noticia/2099240/0/ley-matrimonio-homosexual/entra-vigor/inglaterra-gales/

[3] http://es.wikipedia.org/wiki/Homosexualidad_en_el_Reino_Unido

[4] http://m.ntn24.com/article.php?url=/node/126622

 

Elecciones en Chile: Cambiando de todo un poco

GABRIEL 2

Por: Gabriel Tristán

Las elecciones en Chile celebradas el día de ayer nos han dejado muchas cosas interesantes que analizar. La no victoria de Michelle Bachelet en primera vuelta, la llegada de ex representantes estudiantiles a la cámara diputados y el hecho histórico de que dos mujeres pasen a balotaje (término francés adoptado en nuestro vecino para nombrar a la segunda vuelta) han sido parte de esta jornada electoral. En las siguientes líneas trataremos de analizar estos hechos y que precedentes podrían determinar en nuestra concepción de “política”.

Mujeres al poder

“La igualdad de género tiene que ser una realidad vivida” (Michelle Bachelet)

En primer lugar tenemos el casi triunfo de Bachelet en primera vuelta. La coalición socialista estuvo a 3% de lograr ser la lista ganadora en primera vuelta. Sin embargo, le sacó una ventaja de más de 20% a su más cercana competidora Evelyn Matthei que representa al oficialismo. A pesar de lo amplia que esta ventaja logra parecer, se debe tomar en cuenta que las elecciones en Chile son opcionales. A las urnas acudió menos del 50%, lo cual significa que aún existe alguna posibilidad que en balotaje pueda dar la sorpresa la candidata del partido de gobierno.

Analizando el perfil de las postulantes para el sillón presidencial, estamos frente a un hecho curioso en el país de la estrella solitaria e incluso en Latinoamérica: es la primera vez que dos mujeres compiten en una segunda vuelta por llegar al poder. Si bien ambas candidatas representan dos tendencias o posturas distintas, ambas son ejemplo de mujeres aguerridas que de distintas formas han batallado para llegar al lugar donde están.

Por el lado de Michelle Bachelet, tenemos a una ex directora de ONU mujeres que viene a concretar y terminar lo que dejo hace 4 años atrás. El gran colchón de popularidad con el que se retiró al acabar su gobierno (cerca de 80%) determinó la buena aceptación cuando anunció su postulación. Entre sus principales propuestas de campaña se ha propuesto poner en práctica un mejor sistema de salud, educación gratuita y de calidad para todos y cerrar la brecha de desigualdad que viene aquejando el país. En el discurso de cierre de la candidata de la coalición socialista, ella expresó su deseo de ganar en primera vuelta “porque hay mucho que hacer, hay grandes problemas que no pueden seguir esperando”. Lamentablemente para ella, tendrán que esperar un mes más para ver el desenlace de esta historia.

La candidata del UDI (Unión democrática independiente) y representante del actual gobierno, Evelyn Matthei, llegó a esta segunda vuelta con una amplia diferencia por superar. La ex ministra de trabajo ha llegado a esta instancia gracias a las renuncias de los otros candidatos de la derecha y ha tenido el constante apoyo de la primera dama en la campaña. Los planes que propuso en su campaña fueron un cambio en el sistema educativo donde los mejores profesores reciban subvenciones y los niños puedan acceder a la educación de manera gratuita. También contempló una disminución de los impuestos para reducir la desigualdad. En declaraciones previas a las elecciones, Matthei criticó el planteamiento económico que planteaba su principal adversaria señalando que ello menguaría la estabilidad económica y social. Si bien la candidata de la derecha asume con felicidad su llegada a segunda vuelta, sabe bien que la ventaja la tiene su adversaria del partido socialista.

 

La fuerza de los dirigentes universitarios

“…Salimos a la calle para decir que la juventud no era esa juventud apática, apolítica o despolitizada, individualista, consumista; que solo se preocupaba por su éxito individual…” (Camila Vallejo)

Si hubo algo en lo que los candidatos al sillón presidencial chileno se preocuparon más, fue en plantear propuestas alternativas al problema educativo. Chile es el país latinoamericano donde la educación tiene el más alto costo. Los padres se endeudan de manera increíble para poder costear los estudios superiores de sus hijos. Frente a esta situación, fue que surgieron distintas protestas y marchas organizadas por varios universitarios en busca de una solución a este problema.

Si logramos mirar en retrospectiva, es este suceso en particular el que hizo tambalear la alta popularidad que hasta ese entonces tenía el presidente Piñera. Las manifestaciones estudiantiles comandadas por Camila Vallejo (dirigente estudiantil de la Universidad de Chile) y Giorgio Jackson (dirigente estudiantil de la Católica de Chile) lograron generar una conciencia crítica de la calidad y costo de la educación que estaban recibiendo.

Esta nueva fuerza que le impregnaron estos estudiantes a la política de su país ha determinado un gran apoyo de la población para estas jóvenes promesas. De los 6 postulantes a la cámara de diputados, 4 lograron obtener un escaño. Camila Vallejo, Karol Cariola (ambas del Partido Comunista), Giorgio Jackson (del partido Revolución Democrática) y Gabriel Boric (de Izquierda Autónoma) llegaron para impulsar cambios en la educación ya no desde las calles, sino ocupando un escaño en la cámara de diputados.

Finalmente, estas elecciones chilenas nos han dejado interesantes reflexiones con respecto al poder femenino en las presidenciales chilenas y esta nueva fuerza que están representando los estudiantes universitarios en la política de este país. El oficialismo y la izquierda lucharán por llegar de nuevo al poder, en un mes más veremos cuál es la decisión final en el país de la estrella solitaria.

Los 12 años del 9/11: Las secuelas de la caída de las torres del gigante

GABRIEL 2

Por: Gabriel Tristán

Las imágenes de aviones atravesando edificios, llamaradas gigantescas estructuras derrumbándose, nos han llenado con desesperanza, profunda tristeza e ira. (George Bush)

Hace unos días se conmemoraron 12 años de un evento que marcó un capítulo triste en la historia de Estados Unidos: la caída de las Torres Gemelas. Este suceso no solo determinó la vulnerabilidad de hasta ese momento la única gran potencia mundial, sino también el poder de Al Qaeda para infligir daño a este poderoso país. Fueron miles de muertes que el mundo lamentó y que utilizó el ex presidente George Bush de excusa para así perpetrar la invasión Norteamericana a Irak.

Aunque se podría pensar que este suceso solo afectó a la hegemónica nación estadounidense, también se modificaron varios factores en su relación con el resto del mundo. En primer lugar, perdieron el aire de invulnerabilidad que habían obtenido con la caída de la URSS a comienzo de los noventas. La caída de las torres gemelas mostró la insuficiente seguridad con la que contaba Estados Unidos y la relativa facilidad con la cual se podían infiltrar terroristas islámicos en los vuelos comerciales.

En segundo lugar, fue la razón perfecta para que se perpetrara el ataque hacia los países islámicos. Si bien el componente económico (petróleo) fue una parte fundamental de la búsqueda en la invasión a Medio Oriente, mantener el Status quo fue un factor fundamental en su relación con el resto de países potencia. En este contexto donde se visualiza la paulatina expansión de Brasil, India y China como potencias emergentes, era necesario que Norteamérica demostrara su vigencia bélica en el mundo ante cualquier posible ataque.

En tercer lugar, este ataque conllevó una discriminación a nivel religioso y cultural hacia la sociedad musulmana. Se pensó que cada persona con este credo religioso era un terrorista encubierto (sea hombre o mujer) y se procedió a excluirlos de la vida en la sociedad occidental. Prohibiciones en el uso de la burka en Francia, la negación de visas para ciudadanos del Medio Oriente en Estados Unidos y la no contratación de personas con creencias musulmanas en la Unión Europea fue una muestra de las secuelas del ataque de a las torres gemelas.

Finalmente, para Estados Unidos el 11 de setiembre se ha convertido en una fecha para la reflexión y la conmemoración de las víctimas que murieron en el atentado terrorista. Un día para hablar de la paz y no odiar a la religión de los que perpetraron el ataque. Quizá así las víctimas puedan descansar en paz.

 

Protestas Latinoamericanas: Una serie de reclamos afortunados

GABRIEL 2

Por: Gabriel Tristán

Latinoamérica ha experimentado una época de crecimiento económico y democrático en las últimas décadas. Sin embargo, la cantidad de protestas y reclamos se ha mantenido e incluso incrementado en estos años. Según el politólogo Samuel Huntington, la idea de modernización de la sociedad y mejora macroeconómica trae consigo un pedido de mejores servicios básicos (véase una mejor educación, seguridad y salud) que antes no se tomaban en cuenta. Otro punto en el cual los países latinoamericanos se encuentran vigilantes son los escándalos de corrupción, el cuestionamiento a la democracia y el mal uso de los recursos públicos. Si estos puntos no son satisfechos o bien abordados por los gobernantes, muy probablemente la población saldrá a reclamar y protestar para ver sus demandas cumplidas. En las siguientes líneas abordaremos las demandas actuales de algunos países de la región y cuáles son las razones de sus reclamos

En los últimos meses se han visto una serie de demandas que, dependiendo del motivo, han tenido una amplia acogida por la población del país e incluso por algunos vecinos de la región. El caso venezolano es uno de los más interesantes por mencionar. A la muerte del controvertido Hugo Chávez, las cosas en ese país no han sido las mismas (si es que vemos en él una figura de “estabilidad” política). Con la victoria en las elecciones presidenciales de Nicolás Maduro, cientos de miles de venezolanos salieron a marchar por un fraude electoral que ellos consideraban muy claro. A pesar de que Venezuela sea uno de los países con mayores ingresos en la América latina, esto no se traduce en una estabilidad política ni social, quizá precisamente porque muchos ciudadanos piensan que aún puede conseguirse una mejor situación en su país.

Las protestas que se originaron en Brasil, por la Copa de Confederaciones, son el claro ejemplo que no importa cuánto crezca un país si es que la población no siente ese crecimiento. Observando los indicadores macroeconómicos o ingresos per cápita, estamos frente a un país que se ha vuelto una potencia mundial en menos de veinte años. Muchos países en la región o el mundo ven en Brasil un ejemplo a seguir en torno a la aplicación de políticas públicas y de inversión (tanto interna como externa). Sin embargo, estas características no lo salvan de tener un amplio nivel de disconformidad en la forma como el gobierno decide gastar el presupuesto público. Hace menos de un mes, millones de brasileños salieron a protestar por una mala gestión de fondos públicos y un aumento sustancial de la delincuencia y el precio de los pasajes en colectivos. Si bien, para algunas personas estas razones podrían estar contempladas en la realización de un gran evento deportivo, para los ciudadanos brasileños esta fue una causa más que suficiente  para hacer respetar sus derechos y que el gobierno no les pasara por encima.

En el caso chileno y argentino podemos encontrar una gran insatisfacción a las medidas que adoptan los presidentes en contraposición a lo que prometieron en sus campañas. En primer lugar podríamos mencionar como los gobiernos de Sebastián Piñera y Cristina Fernández han sentido una gran cantidad de protestas y reclamos por las medidas que adoptaron como presidentes y que se reflejan con el poco apoyo que reciben en las actuales campañas electorales. A pesar del liderazgo regional que mantiene Chile en temas sociales y tecnológicos, esto no lo ha librado de una serie de protestas por parte de los estudiantes por el alto precio de la educación (tanto privada como estatal) y el elevado costo de la salud. La brecha entre ricos y pobres se acrecentó bastante en el gobierno de Piñera y esto le costó que el candidato de su partido renuncie. En el contexto argentino podemos ver algo similar desde la nacionalización de varias empresas extranjeras (siendo la de la Repsol la más importante). La disconformidad de la población se vio plasmada en una serie de protestas que menguaron la alta aprobación con la que fue elegida Fernández y que ocasionaron que perdiera las elecciones primarias en Buenos Aires.

Finalmente, en el Perú hemos vivido dos grandes movilizaciones en el mes de Julio. Si bien el país es uno de los líderes en crecimiento económico  y estabilidad de inversiones, esto no lo ha eximido del ojo vigilante de la población. La marcha contra la “repartija” y la huelga médica general han sido formas en las cuales algunos sectores de la población han expresado su disconformidad a la forma como se rige el gobierno.

En todos los casos anteriores hemos podido identificar como países con mejoras sustanciales en cuanto a calidad de vida y nivel económico son las que más han generado en su población una búsqueda de mejores condiciones de vida que van más allá del día a día. La educación, salud y sistemas más democráticos son los grandes pendientes en nuestra región. Mientras estos mantengan fallas, las protestas seguirán su curso.

 

 

 

Estados Unidos y sus relaciones bilaterales con Chile y Perú

yo

 

Por: Gabriel Tristán

En estas dos últimas semanas, el presidente estadounidense Barack Obama tuvo dos reuniones con sus homólogos de Chile y Perú, Sebastián Piñera y Ollanta Humala respectivamente. En la reunión con el mandatario chileno, la Casa Blanca anunció que deseaba: “subrayar los fuertes vínculos de amistad entre los Estados Unidos y Chile’, además de abordar la cooperación bilateral en energía, educación, conservación del medio ambiente y desarrollo económico”[1]. En el caso del mandatario peruano, Obama logró expresar lo siguiente: “Felicito al presidente Humala por haber sido capaz de mantener fuertes índices de crecimiento en el Perú y por enfocarse en el desarrollo económico que incluya a todas las personas, como consecuencia, Perú no solo ha crecido sino también ha reducido la pobreza y camina a disminuir las desigualdades”[2]. En ambos mensajes y percepciones post-reunión, el afán conciliador del mandatario norteamericano se ve ampliamente reflejado. Pero, ¿por qué precisamente los citó ad portas del fallo de la Haya? ¿Cuál es la verdadera motivación de Obama y Estados Unidos con respecto a Chile y Perú? Permitamos resolver estos interrogantes más adelante.

Estados Unidos como el “gran” garante de la paz en Latinoamérica

“Es verdad que en el tratado de 1929, que se refiere al acuerdo en materia de territorio, en caso de cualquier diferencia el árbitro es el presidente de los Estados Unidos”  – Sebastián Piñera

Estados Unidos ha estado presente en la política de América Latina desde que se logró la independencia del imperio español. Negar tal afirmación sería no tener en cuenta la doctrina Monroe (“América para los americanos”) o no ver el paternalismo norteamericano con el “Consenso de Washington” (diez lineamientos de políticas de mercado que ayudarían a la región a ordenar su economía y salir de la crisis). En este caso particular, este fallo de la Haya ha generado una relativa tensión entre Perú y Chile lo que originó que Estados Unidos logre inmiscuirse en asuntos netamente bilaterales.

Siendo perspicaces, la reunión en la Casa Blanca a menos de un mes del fallo de la Corte de la Haya ha servido para algo más que un dialogo con ambos presidentes y mejorar sus políticas bilaterales. El afán principal de reunirse con los mandatarios de ambos países se basa en el deseo de evitar cualquier posible amenaza de guerra. Si se logra establecer una alianza fuerte o pactada ante cualquier posible dictamen de la Corte de la Haya, se evita una disconformidad que pueda llegar a un conflicto bélico. Este hecho más que pueda ser generado por buena voluntad, se basa en un afán económico de no perder los beneficios que los TLC con ambos países le generan a Estados Unidos. También en la lógica de mantener a una Sudamérica unida en base a la poco cuestionable (hasta ahora) hegemonía Norteamericana, no sería aconsejable que otra potencia se forme como “padrino” de alguno de estos países y le brinde apoyo bélico para desconocer un fallo desfavorable.

Conveniencias personales: Casos Chile y Perú

Chile

“Piñera también está mirando a cerrar su período” de gobierno, “siendo visto como un estadista”  – Robert Funk

Sebastián Piñera ya no es un presidente popular en Chile. La popularidad de este mandatario está bordeando el 34% de aprobación y es una de las más bajas en un país tan institucionalizado como Chile (Lagos y Bachelet se fueron del gobierno con niveles de aprobación que superaban el 70%). Esta baja popularidad del primer gobierno de la derecha después de la transición democrática, ha generado que el partido en el poder (Renovación Nacional) no presente un candidato oficialista.

Una parcial o total victoria en la decisión del Tribunal de la Haya generaría un baño de “popularidad” que originaría un repunte del apoyo al partido y quizá un postulación de un candidato del partido oficialista. La reunión con el presidente Obama obedece a una visión concertadora de Piñera y que este es capaz de transar con distintos actores políticos. Además de crearse una muralla de legitimidad gracias al apoyo que le brinda el gobierno norteamericano al mandato chileno. “Para los Estados Unidos, Chile sigue siendo un aliado bastante importante”[3]

Perú

“Perú es un socio estratégico” – Barack Obama

Ollanta Humala, a pesar de tener un alto nivel de popularidad, ha venido descendiendo en las encuestas. Con una victoria parcial o total en el fallo del Tribunal marítimo, cualquier error o falla terminaría siendo perdonado y la popularidad del mandatario peruano subiría como la espuma. Pensando o no en una reelección o la postulación de su esposa (cambio de la Constitución, creación de ley “Nadine”), es fundamental poder tener el apoyo popular que por el momento parece estar perdiéndolo.

Su reunión reciente con el presidente Obama también ha servido para que esta vez el Perú tenga como garante del cumplimiento del fallo a Estados Unidos (que en un conflicto hipotético el país de la estrella solitaria tendría una ventaja comparativa). Por el mismo lado de Piñera, una demostración de saber manejar la coyuntura y capacidad de negociación será bien valorada en la sociedad.

Finalmente, tanto a Estados Unidos, Chile y Perú les ha convenido reunirse para establecer convenios y ver qué acciones les convienen más. Por el lado norteamericano, podemos identificar un deseo de no tener un conflicto “gratuito” en la región sudamericana y que su hegemonía puede seguir manteniéndose sin dificultades. En el caso de Chile y Perú, ambos países ganan un aliado estratégico en este conflicto (que fungirá de garante del cumplimiento del pacto) y un pequeño baño de popularidad con respecto al resultado final de fallo. Si bien esto no garantiza que ambos países tomen el resultado de manera totalmente pacífica, al menos nos permite visualizar que no será tan conflictiva como se vio en un principio

Muerte de Jorge Videla: Reflexiones acerca del dictador argentino

yo

Por: Gabriel Tristán

Hace unos días pasó a mejor vida uno de los más sanguinarios dictadores en la historia argentina. Jorge Videla murió por razones que aún se están investigando (pudo ser una mala praxis por parte de los médicos o un tropiezo en la bañera). Si bien un amplio sector de la población celebró su deceso, para otras personas este hecho no fue del todo positivo. Una frase expresada por Bárbara García (presidenta de la Asociación Asturiana de Familiares de Desaparecidos en Argentina) explica este punto: “La muerte de Videla no nos alegra. Se llevó muchos secretos a la tumba”[1]. El deceso de más de 30 000 argentinos en este régimen de terror es algo que muy pocos podrán olvidar. La represión que vivieron personas cuyos ideales podrían caracterizarse como de izquierda o de tendencia comunista fue brutal. Pero, ¿quién y qué hizo este “burócrata del mal”? En las siguientes líneas veremos más su época de terror y las consecuencias que generó.

El terror de los comunistas: La junta militar de 1977

”En toda guerra hay personas que sobreviven, otras que quedan incapacitadas, otras que mueren y otras que desaparecen. Argentina está finalizando esta guerra y, consiguientemente, debe estar preparada para afrontar sus consecuencias. La desaparición de algunas personas es una consecuencia no deseada de esta guerra” – Jorge Videla

En datos históricos, Jorge Videla encabezó el golpe de Estado a Isabel Martínez de Perón el 24 de marzo de 1976. Asumió el poder el 29 del mismo mes y se quedó como miembro de la misma por más de 5 años, donde fue reemplazado por Eduardo Viola. Este régimen dictatorial de derecha buscó perseguir, secuestrar, torturar y matar a cualquier persona que tuviera un pensamiento de izquierda o marxista. Aunque la amplia mayoría de ciudadanos estaban atemorizados por este gobierno sin libertades, la junta militar encabezada por Videla buscó mostrar una imagen distinta al mundo “Los argentinos somos derechos y humanos” y cualquier individuo que expresara lo contrario se le catalogaba de antipatriota

La subversión en la junta militar era un pecado mortal. Se prohibía libros, teorías y que los profesores enseñaran cualquier idea que vaya en contra del régimen. “Se incinera esta documentación perniciosa que afecta al intelecto y a nuestra manera de ser cristiana, a fin de que no pueda seguir engañando a la juventud sobre nuestro más tradicional acervo espiritual: ‘Dios, Patria y Hogar”. Fue en base a ideas pseudo-cristianas que intentaba fundamentar sus matanzas y violaciones a los derechos humanos. Muchos grandes pensadores y talentosos profesionales tuvieron que huir para no verse torturados o asesinados por este dictador genocida.

Post-Videla: El replanteamiento de la izquierda y la democracia en Argentina

“Con signos de interrogación, Videla se pregunta: ¿Son una realidad, un invento, una especulación política o económica? ¿Qué son realmente los desaparecidos?”  – Cristina Fernández [2]

La dictadura militar ocasionó una gran pérdida para la izquierda argentina. No solamente muchas personas murieron defendiendo sus ideales de igualdad social y lucha de clases, sino también muchos intelectuales abandonaron tierras gauchas. Pero fue gracias a los que se quedaron, sobrevivieron o regresaron que se construyó una nueva forma de concebir a la izquierda en Argentina. Al haber vivido un alto proceso de represión, hubo una mayor moderación a la hora de plantear sus propuestas. Esto permitió que con Néstor Kirchner pudiesen llegar al poder. Fue precisamente él quien trata de sacar de la crisis que se encontraba al país del tango. Después de una serie de gobiernos que no habían satisfecho a la nación (ni política ni económicamente), fueron sus reformas las que calaron hondamente en el corazón de los argentinos. “Y tuvo que llegar Néstor Kirchner para demostrar que la Justicia era posible; es más, para demostrar que la condena a los crímenes de la dictadura era una condición necesaria para la consolidación de la legitimidad democrática[3]”. El gobierno de su esposa Cristina Fernández siguió la misma línea de izquierda y hasta ahora se mantiene en el poder.

Argentina Hoy: Reacciones sobre la muerte de Videla

“Miedo era el que teníamos nosotros, miedo que no te deja pensar ni reaccionar, porque era el miedo a desaparecer, a lo que te podía pasar por el solo hecho de ser joven” Cristina Fernández[4]

En estos días, muchas personas están conmocionadas con el lugar de descanso eterno del cuerpo inerte del infame dictador. Según el cementerio al que lo lleven, habrá un reclamo de la población (en su mayoría gente de izquierda o víctimas de los abusos) por aquello que consideran una deshonra. El dictador por su parte murió sin arrepentirse de sus crímenes ni pidiendo perdón. Murió como cualquier otro mortal y quizá eso es lo que más le fastidia a las víctimas. “Terminó sus días sin quebrar su figura de pulcro administrador del infierno, donde lo esperan[5]”. ¿Habrá justicia más allá de esta vida? Las más de 30 000 víctimas,  los niños abandonados y las abuelas de mayo esperan que sea una respuesta afirmativa.

Mujeres al poder: Michelle Bachelet y su influencia en la política chilena

yo

Hace unos días Michelle Bachelet anunció su candidatura oficial para la presidencia en Chile. Lo hace una ex – presidenta que culminó su mandato con el 84,1% de aprobación -el más alto en toda la historia del país Mapocho- y que tuvo que afrontar una gran crisis económica en el 2008 (de la cual pudo salir airosa). Sus logros en el gobierno y otras organizaciones la vuelven una de las mujeres más reconocidas en la política chilena y también de América Latina. La revista TIME la colocó en el quinceavo lugar de las mujeres más influyentes a nivel mundial en el 2008 y en la lista de Foreign Policy se la ubico entre los 100 pensadores más destacados a nivel mundial en el 2010. “La bachelé”, como la conocen en Chile, es admirada por miles de jóvenes que ven en su imagen a una mujer inteligente, capaz, con amplia visión social y, sobre todo, un ejemplo a seguir. Sin embargo, estos logros no impidieron que ejerciera su rol de maternidad. Tiene 3 hijos que ven en su madre (al igual que muchos chilenos) una mujer que ha marcado, marca y marcará un paso importante en la historia del país de la estrella solitaria.


Bachelet y su legado político


“Chile no puede olvidar. Sólo así tendremos una mirada constructiva de nuestro porvenir, garantizando el derecho del respeto de los derechos fundamentales de todos y todas los chilenos.” 11 de diciembre de 2006, después de la muerte de Augusto Pinochet.

La política para Michelle Bachelet ha estado impregnada desde muy joven. A los 21 años tuvo que hacer frente a la tortura y posterior asesinato de su padre a manos del gobierno dictatorial de Augusto Pinochet. A pesar de estudiar medicina, siempre estuvo ligada a la política. Es por esta razón que ingresa las filas del Partido Socialista, acción que causaría su detención y posterior exilio en 1975. En 1979 regresó a Chile para hacer frente a la dictadura pinochetista y con el regreso a la democracia, asumió un perfil bajo pero activo en la política de su país.

Tuvo roles importantes como el Ministerio de Salud en el 2000 y el Ministerio de Defensa en el 2002 (primera mujer en Iberoamérica en acceder a dicho cargo). En el 2006 accedió a la presidencia en el país Mapocho convirtiéndose en la primera mujer con tal privilegio en dicho país. Ya en el gobierno generó una reforma de salud chilena gracias a las contribuciones del cobre. También se proporcionó un incremento presupuestal a la educación estatal chilena que hasta ese entonces no se sentía a gusto con la presidenta. En el campo energético construyó plantas para el tratamiento de gas licuado e incentivó el desarrollo de proyectos de generación de energías renovables no convencionales.

Punto y aparte merecen las relaciones internacionales chilenas y la muerte del dictador Pinochet. En el gobierno de Michelle Bachelet se abrieron las conversaciones con varios países en Latinoamérica y Europa. Se resalta una mejoría de las relaciones con Bolivia y un Evo Morales que ve en ella una puerta para la salida al mar del país altiplánico. Otro cantar fue con la muerte de Pinochet a quien no le dio los honores póstumos ni tampoco declaró un duelo nacional. Esta medida se adoptó por todo el dolor que causó y el carácter dictatorial conservador que había esgrimido en su mandato (contrario a la forma de gobierno de Bachelet).

Pasado su mandato comenzó a presidir varias fundaciones y organizaciones en las cuales se fomentaba el desarrollo de ideas, proyectos y acciones concretas en favor de la sociedad y una mayor participación de la mujer en el ámbito político. Es por esta razón, que asumió el liderazgo de una agencia preocupada por los derechos de la mujer: ONU mujeres. Este cargo lo desempeño hasta hace unas semanas que renunció debido a su deseo de volver a la presidencia en Chile.

Bachelet Hoy: Desafíos de una mujer sin prejuicios

“Con alegría, determinación y mucha humildad, he tomado la    decisión de ser candidata” – Michelle Bachelet  28/03/13

El anuncio de su candidatura estaba cantado después de la gran popularidad que dejó al salir de la presidencia. Con un 54% de intención de voto se perfila como una fuerte competidora por el sillón presidencial. Si bien es solo el inicio, tiene un colchón de votos listos para poder salir airosa el 17 de noviembre (primera vuelta) o el 15 de diciembre (segunda vuelta).

Los grandes desafíos que asumiría en caso de volver al sillón presidencial serían la educación y las relaciones bilaterales con algunos países limítrofes (véase Perú y Bolivia). En el primer punto, Bachelet tendría que volver a negociar con los estudiantes para llegar a un buen acuerdo acerca de la educación universitaria chilena que generó varias marchas y dolores de cabeza al presidente Piñera. En cuanto a sus relaciones bilaterales. Bachelet tendría que saber manejar el resultado (a favor o en contra) por el diferendo marítimo para no generar resultados negativos. También se vería la posible y dilatada salida al mar de Bolivia, esto implicaría un nuevo dialogo con su homólogo del altiplano (con el cual son amigos y tuvieron buenas relaciones cuando Bachelet era presidenta).

Si bien no se ve un escenario sencillo para la señora Bachelet, muchos de sus seguidores esperan que ella siga con su carrera política y social que inspira a varios. La carrera por la presidencia recién empieza y no se sabe quién ganará al final, se espera que por su larga y acertada trayectoria triunfe la primera mujer en la presidencia chilena. ¿Alcanzará para volver? Solo Dios lo sabe.