Huaicos Panamericanos: Del Juego al Barro

Piero Miranda

Por: Piero Miranda Carrillo

Huaicos, gente peleándose por botellas de agua en los supermercados, audios enviados en cadena de whatsapp pronosticando “Estado de Emergencia”, cortes repentinos de luz y agua y un “Niño Costero” que  golpea simultáneamente  la gestión de PPK y al país con fuertes lluvias e inundaciones, es lo que se ha visto en todas partes en las últimas semanas. Atrás parece haber quedado las confrontaciones iniciales de los Juegos Panamericanos, las acusaciones en contra de ex presidentes, los escándalos referidos a Odebretch para centrarse ahora en un Alcalde de Lima viendo como su puente recién construido se cae y en un congresista de apellido Fujimori invitando a la gente de la farándula a que se sume a ayudar.

Así, los meses de verano se van cambiando por lluvias, llegan infinidades de cadenas de ayuda en Facebook y circulan videos impresionantes de inundaciones, huaicos arrastrando camiones y gente tomándose selfies con los ríos llenos de lodo en medio de todo el pánico. De pronto, la población entra en pánico y se van a la tienda de la esquina, y compran como para todo el año y regresan a sus casas a escuchar la radio o pegarse a su celular en una actitud defensiva y a espera de que lo peor llegue a pasar.

La incomunicación entre ciudades y pueblos, sumado a la caída de casas e infraestructura pública a lo largo del país, llevan no solo a grandes daños materiales, sino también a un Estado en el cual sus ciudadanos son fácilmente manipulables por la inestabilidad social que se encuentran, debido a recientes casos trasnacionales de corrupción y ahora desastres naturales, frente a los cuales de poca forma se puede actuar ya.

El punto aquí es saber que tanto el  Gobierno de PPK ha sido sorprendido por este “Niño Costero”, o si es que dentro de sus políticas de gobierno esten los temas de prevención que tanto se habla año tras año y que origina enormes pérdidas en el país.   La solución al desastre no se trata de redescubrir la pólvora, sino en transmitir un liderazgo de consenso y plantear políticas publicas transversales que vengan de un Gobierno central preventivo y no reactivo;  o de lo contrario, que los Gobiernos Locales y Regionales tengan el suficiente presupuesto para ejecutar en labores de prevención sin ser acusados de malgastar sus fondos en el camino.

En este tipo de situaciones y lo que seguramente vendrá, debemos recuperar la capacidad de generar acción desde la plataforma en la que nos encontramos, que debe incluir el mismo hogar. Si hay algo que nos deja una lección de este primer impacto del Fenómeno del Niño en el país en este 2017, es que la prevención ya no es exclusivamente frente a los sismos y terremotos, si no también frente a estos desastres naturales que nos dejan totalmente vulnerables y que juegan con una necesidad de la cual es totalmente condenable cualquier tipo de lucro.

Anuncios

Publicado el marzo 21, 2017 en Política Nacional. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: