Entre ciegos y sordomudos

Augusto Balbi

Por: Augusto Balbi

Sea quizá los lunes el día más pesado y aburrido de la semana, pero particularmente el lunes de ayer fue bastante ajetreado. Amanecimos con nuevas denuncias de reglaje a líderes de oposición (García y Fujimori), lo que me lleva a pensar que no es un hecho aislado de este gobierno sino que es y ha sido una práctica de los gobiernos, supuestos favorecimientos a alguien cercano a la hija del ministro Urresti, la renuncia del oficialista Sergio Tejada, el Pleno Extraordinario para debatir la derogatoria de la “ley pulpín” y la 5ta marcha contra esta.

Siendo así, las cámaras de televisión estaban puestas en nuestro parlamento para seguir de cerca el debate que, como ya no es novedad, fue bastante pobre, chato y aburrido. Fuera quizá de las intervenciones de Rosa Mavila y Verónika Mendoza- aunque Aldito Mariátegui diga que tienen un problema cognoscitivo- y si bien no me agrada del todo una buena y contundente de Mauricio Mulder. Así es, no hubo mayor argumento del que ya se había escuchado y oído- lo que me lleva a pensar que en verdad esta ley no fue debatida en el Pleno y pasó por agua tibia al momento de ser aprobada-, con todos los pulpines en la calle en una 5ta marcha nuestro Congreso tuvo quizá la más acertada decisión en años: derogar la ley del régimen laboral juvenil con 91 votos a favor, 18 en contra y 5 abstenciones.

Si bien miles de jóvenes festejaron la derogatoria, lo ocurrido no soluciona nada y es necesario ya derogada la polémica ley, sentarse a dialogar y pensar en afrontar el problema del empleo digno. Si es que se me pregunta, es necesaria una Ley General del Trabajo y erradicar regímenes tan precarios como el CAS, tan solo por poner un ejemplo. Pero lo que realmente quiero resaltar de la jornada de ayer es algo que me escandaliza y preocupa: la IMPERICIA POLÍTICA DEL GOBIERNO.

Sea la derogatoria de la “ley pulpín” la mayor derrota política del gobierno, lo sorprendente es que no es la primera y que las otras fueron muy similares en cuanto al contexto político. Veamos, le pasó con la “ley del servicio militar obligatorio” y con la “ley de aportes obligatorios”, ¿la tercera la vencida? En política no puedes cometer los mismos errores, basta solo con uno.

Este gobierno ha demostrado que tras casi 4 años en el gobierno no ha aprendido a gobernar. Los procesos de acción de gobierno se desenvuelven en un contexto de interacción con los diferentes actores que se verán afectados. Para empezar, se necesita consenso de todas las fuerzas políticas, o mayoría, para emprender una reforma, entendiendo que no toda reforma gozará del respaldo popular. Si lanzas la reforma y no tienes aliados políticos que sostengan contigo el embate de las protestas y descontentos generados por la acción que emprendiste, difícilmente será una decisión exitosa. Luego que toda gran reforma debe ser emprendida, no ad portas de finalizar el gobierno cuando ya estés desgastado por los avatares de gobernar, sino cuando gozas de la mayor popularidad posible: primer o segundo año de gobierno máximo. Y finalmente, la comunicación con la ciudadanía, no a través de spot publicitarios de una página web de algún ministerio sino abriendo canales sinceros de dialogo que te permitan interactuar con la ciudadanía y generar el tan apreciado feedback.

Pues precisamente todo lo contrario hizo el gobierno. Existe una suerte de soberbia que no le permite a Humala consensuar con las fuerzas políticas, pareciera que creyera que dialogar es una demostración de debilidad, de precariedad en el ejercicio del gobierno cuando es todo lo contrario. Gobierno mudo que no busca el dialogo ni con la oposición  y mucho menos con la ciudadanía. Pero si no sentarse a dialogar es malo, ¿Cuánto más malo puede ser el no escuchar? Este gobierno no solo no ha escuchado a la oposición, sino que no ha escuchado al pueblo. Encuestas con rechazo de casi 70% en contra de la ley y 5 marchas de jóvenes no han sido suficientes para que el gobierno se evite la aplastante derrota en el Pleno. Ya que si Humala llamó al Pleno Extraordinario es porque increíblemente creyó que podía pelear la no derogatoria sabiendo que ya tenía la Comisión Permanente perdida. Es decir el gobierno es absolutamente sordo a los consejos de la oposición, a la población en las calles, a sus aliados y por si fuera poco a sus propios miembros- tan solo 17 votos de los 34 que tienen como bancada. ¡Ajá! sí 17 y no 18, uno fue del PPC, el buen Bedoya[1]– sino pregúntenle a Tejada.

Sumada a la sordera política que aqueja el gobierno adolece también de ceguera. Es que Humala pretendió que en medio de reclamos para la investigación de supuestos reglajes a líderes de oposición y la revuelta en las calles de los jóvenes, se le dé la autorización para asistir a la Cumbre CELAC en Costa Rica. Es decir Humala quería que en medio de una crisis política el Congreso le permitiera ausentarse del país. Eso sin contar los desastres naturales en San Martín. ¿Acaso no tiene asesores Humala que le hagan ver la inviabilidad de su pedido? ¿No tiene un parlamentario amigo que le diga la situación del Pleno? Claro canceló su pedido, porque negárselo ya hubiera sido más que vergonzoso.

Esto no es más que la muestra de que Humala- o la pareja presidencial- no tiene la más mínima idea de gobernar tras casi 4 años. Una cosa es ser novato en el gobierno y otra es ser torpe. Esto lleva al gobierno a una profunda crisis, pues ¿con que credibilidad puede emprender futuras reformas o afrontar con fortaleza futuras crisis? La oposición se ha dado cuenta que este gobierno está prácticamente descompuesto no pudiendo ni siquiera hacer un bloque sólido en su bancada. ¿Oportunidad perfecta para quitarle la presidencia del parlamento? Esto es preocupante pues genera un clima de ingobernabilidad a falta de más de 1 año y medio para terminar la gestión.

Esta situación sumada a la actitud bastante represiva del gobierno, es algo que sí me preocupa. Pues la torpeza política está llevando al Ejecutivo a ser cada vez más autoritario en cuanto al ejercicio de la acción de gobierno.

Quedó demostrado que en este gobierno- algo que pienso ya hace bastante tiempo- estamos entre ciegos y sordomudos.

________________________________________________________________________________

[1] http://www.scribd.com/doc/253804276/Votacion-que-derogo-la-LeyPulpin

Publicado el enero 28, 2015 en Observatorio Electoral. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: