¿Quién se llevó la brújula?

Piero Miranda

Por: Piero Miranda

Llegó Noviembre, penúltimo mes del año, y con él una serie de noticias que inundan nuestra colorida escena política nacional. El  reciente “escandalo” de Martin Belaunde Lossio debido a su vinculación con asuntos turbios que involucrarían a la pareja presidencial, los enredos del caso López Meneses, la matanza hecha por efectivos del orden en el desastroso intento de desalojo en Cajamarca, la renuncia de la Ministra de Salud Midori de Habich y también la de Francisco Boza del IPD.

Un punto aparte amerita el otrora llamado “Sheriff”, acusado por pertenecer a una organización delictiva y el mediático Ministro del Interior Daniel Urresti, un personaje tanto odiado como amado,  entre muchos otros, completan una parte de los personajes que más se hablan y aparecen en la prensa, muy aparte de los muy ocasionales congresistas y ex presidentes, al que las cámaras y flashes, son su mayor obsesión.

A todo esto, suma una actitud de indiferencia absoluta respecto a lo que se viene en estos 4 años de nueva gestión de alcaldes y presidentes regionales, pues mucho más allá de aquel tibio 5 de Octubre, solo quedó en la memoria inmediata de la ciudadanía el recuerdo de Susana Villarán continuando el corredor Azul, Castañeda Lossio criticando a la saliente gestión, la victoria de Gregorio Santos en Cajamarca y el tan mencionado segundo puesto de  Enrique Cornejo, entre otros.  Pero, ¿Hacia dónde nos llevan todas estas noticias? ¿Qué hay del papel del Gobierno?

Al inicio del Gobierno del presidente Humala, hubo un miedo desmesurado en lo que se refería a la libertad de expresión,  pues  se había corrido el rumor de que él iba a apropiarse de los medios de comunicación y usarlos como plataforma política, para afianzar la “Gran Transformación”. Sin embargo, en la actualidad, podemos observar como Ollanta Humala lo que menos controla son los medios de comunicación, y que estos, supieron posicionarse y ejercer la mayor influencia sobre la agenda del Gobierno en lo que va a la fecha.

Pero, ¿De qué forma han influido los medios de comunicación en el Gobierno de Humala? La respuesta va más allá de portadas o cámaras, pues entre el Gobierno y los medios  hay una mutua necesidad, tanto de los medios por información fresca, como del Gobierno como un canal para visibilizar las obras y acumular aprobación

Es esta misma necesidad entre ambos actores que surge una nueva forma de hacer política, la “Política de las Declaraciones”, que consiste en buscar negociar espacios públicos de gran audiencia a la prensa, para  que los actores políticos declaren frente a diversos temas, sin ser opiniones oficiales muchas, y sin haber una noticia de fondo en sí, solo dando solo su opinión moral al respecto, consiguiendo así, mantenerse en  escena política a favor o contra del Gobierno, y a la prensa conseguir los famosos “ultimominutismos” y choque de declaraciones entre políticos, que por supuesto, da mucha sintonía.

Ya estamos muy próximos a recibir nuevas autoridades en Enero del 2015, pero tal parece que eso poco o nada importa , pues se sigue dejando de lado acontecimientos relevantes acerca de cómo combatir la inseguridad en las ciudades más peligrosas del país, como promover el consenso entre presidentes regionales y el Gobierno Central para mejorar la gobernabilidad, o como mejorar la salud publica en el país, causante de tanta mortandad infantil y, que finalmente,  hacer para que la población retome la confianza en sus autoridades, desterrando el fantasma de la corrupción y del “Roba pero hace obras”.

Para siquiera pensar poner en marcha grandes reformas en el país, es necesario comenzar desde las pequeñas acciones que nos favorezcan de a pocos llegar a esta meta, que es el progreso de nuestro país, no solo en materia económica, sino también en material social y educativa. Podemos tener dudas respecto a las verdaderas intenciones de los medios de comunicación, pero de lo que no se tiene duda alguna, es de la capacidad de hacer grandes acciones, si efectivamente las autoridades y los ciudadanos todos buscan la cooperación y disposición por trabajar por un mismo fin en común reforzando la representatividad y compromiso de la población en temas de su comunidad, llegando así a conseguir engrosar el principal vinculo de la razón de ser de ambos, el desarrollo.

Publicado el noviembre 11, 2014 en Observatorio Electoral y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: