Así es la Vida

Piero Miranda

Por: Piero Miranda

Lunes 6 de Octubre del 2014. Comienza el día con un panorama nublado, agotador como todo inicio de semana, pero con una peculiaridad, que tenemos ahora  nuevos presidentes regionales y alcaldes distritales para los próximos cuatro años, elegidos democráticamente exactamente el día de ayer domingo, día en que la confluencia entre la insensatez y la cordura nos arrojaron los resultados de  boca de urna  y el tan anhelado flash electoral, que hicieron celebrar a unos, y llorar a otros

Ahora, fuera de lo que ya se comenta con demasía en los medios televisivos y en los periódicos respecto al triunfo de Luis Castañeda, el segundo lugar de Enrique Cornejo, la victoria de Gregorio Santos en Cajamarca o la de Cesar Acuña en la Libertad y también la gran derrota de los partidos políticos en estas elecciones, entre otros, un punto que no se han ocupado los medios es del sentir popular, o como se dice tan retóricamente, de la “Voz del pueblo” , porque eso sí, el pueblo no se equivoca ni se puede equivocar, porque es la “Voz de Dios” como muchos dicen.

Una primera reacción de la gente luego de estas elecciones, es la sensación de  absoluta victoria de los que “Roban pero hacen Obras”, lo cual deja un sentimiento de resignación, en el que nos tratamos de acostumbrar a que estas elecciones son eventos sobrenaturales fuera de nuestro alcance, que todo está dicho, y que con nuestro simple y unitario voto, no podremos cambiar las cosas, pues así es la vida.

Otra sensación quizás un poco más esperanzadora, es que en estas elecciones se ha visto más la presencia de jóvenes en la política, tanto como postulantes a alcaldía como para regidores, lo cual dejó abierta la pregunta respecto a que tanto ahora el factor “juventud” , junto con otros factores, es un elemento de peso para los próximos comicios del 2016, donde definitivamente habrán muchos nuevos rostros para el congreso, y ni que decir para la presidencia.

Con estas percepciones y sensaciones en general de la gente, ahora nos preguntamos ¿En realidad estamos condenados a tener grandes sinsabores y amanecer con una “resaca” electoral luego de haber emitido nuestro voto?

Frente a esto hay una buena noticia y otra no tan buena. La buena noticia, es que efectivamente la política no está escrita en piedra, por lo tanto es moldeable y sobre todo, está en constante cambio, razón por la cual, si es que tenemos una época quizás no a la altura de los grandes procesos electorales del mundo, alejados de escándalos, propagandas en doble sentido, maleteadas y políticos pintorescos casi al punto de lo ridículo, bueno, simplemente nos queda esperar pues ya llegara ese preciado día.

La noticia no tan buena es que, la pasividad que tiene tanto el electorado limeño, como de todo el país, hace que este “proceso de espera” por un “proceso electoral ideal” y con “candidatos ideales” simplemente no llegue. Mientras se siga votando por el más guapo, por el que combina mejor la corbata con el terno, o por quien mejor floro tenga, se alimenta más este estado de hibernación del electorado, la cual se traduce en retraso y más desigualdad y menos dinero para mejorar el país.

Finalmente, ¿Que nos queda esperar para las próximas elecciones del 2016 y para las siguientes? Simple, la respuesta reside en dos palabras: Comprensión y Esperanza. Somos un electorado muy exigente en lo que respecta a propuestas y a buscar a la persona inmaculada y perfecta para que dirija nuestra sociedad, sin embargo, no damos nada a cambio, ni creamos conciencia electoral respecto a las futuras autoridades que dirigirán el rumbo de todos nosotros, razón por la cual, comprender la situación en la que estamos, nos hará ser más conscientes de la clase política que tenemos, también nos ubicara en que estamos en la condición de exigir, como  lo que podemos esperar.

Por último, si existe una palabra que no se ha mantenido nunca al margen de nuestra realidad, es la esperanza. Quizás lo que representa esta palabra este muy mellado, pero parte de la esperanza que reside en el elector peruano, es el cambio responsable que puede ejercer una gestión de primer nivel. No hay que olvidar, que siempre hay oportunidades, y que en el cambio también residen muchas de ellas.

Publicado el octubre 7, 2014 en Observatorio Electoral y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: