Archivos Mensuales: octubre 2014

El gobierno nacionalista y la educación en el Perú

Andrea Silva

Por: Andrea Silva Villegas

En el discurso del presidente Ollanta Humala por Fiestas Patrias el pasado julio, hubo un anuncio que recibió muy buenas críticas por parte de los medios de comunicación, la opinión pública y la ciudadanía. Este anuncio fue el incremento de 1000 millones de soles  al presupuesto asignado para el sector educación desde el 2015. Sin embargo, a pesar de que este anuncio fue portada en muchos de los diarios y fue muy comentado en la televisión y las redes sociales, en los meses que siguieron al pronunciamiento de este anuncio, no ha habido una cobertura sobre lo qué está haciendo el gobierno en educación (aunque así ha sido siempre, los medios solo cubren las huelgas, y no lo que se hace). A continuación, hago un resumen de las diversas y principales estrategias que el gobierno está implementando para mejorar la calidad de la educación básica regular en sus tres niveles (inicial, primaria y secundaria). Desde mi punto de vista y sin ser partidaria del nacionalismo, puedo afirmar que este es uno de los gobiernos que más se ha preocupado por reformar la educación, y no solo hablo del aumento de sueldo a los maestros. Veamos.

Primero, debo recalcar que el gobierno de Ollanta Humala se ha caracterizado en el sector educación por seguir una línea de reforma promocionada desde el gobierno de Alan García. Sin embargo, a diferencia del gobierno anterior, este gobierno está poniendo más énfasis en el Proyecto Educativo Nacional, el cual resalta que lo principal en la educación es el niño y que él aprenda. Este enfoque puede sonar muy obvio y nada innovador, pero, desde hace unos años, la realidad ha sido otra. Aunque el enfoque suene evidente, la verdad es que los docentes no han estado preocupados por que los niños aprendan, sino solo se han preocupado por enseñar, y no por ver si el niño o niña aprendía. Sin embargo, con este nuevo enfoque, el gobierno ha orientado la educación a ser observada por el docente ya no solo desde la enseñanza, sino desde el aprendizaje del niño.

Para ello, el MINEDU ha implementado algunas estrategias nuevas como el nuevo marco curricular, los estándares de aprendizaje y las rutas de aprendizaje,  las cuales se articulan en base a los lineamientos generales del Proyecto Educativo Nacional. El marco curricular, el cual es nuevo desde este gobierno, ha innovado y ha sintetizado todo el contenido del marco curricular anterior y, así, más de los 100 aprendizajes del niño que se plateaban en  el anterior hace unos años, ahora han sido sintetizados en ocho. Esto ha generado que la actividad de los docentes se facilite. Por otra parte, los estándares de aprendizaje son una herramienta que sirven para ayudar a los profesores a saber qué es lo que debe lograr el niño al término de cada ciclo o grado. En lo que refiere a las rutas de aprendizaje, estas son una herramienta muy importante para el trabajo del día a día del docente, debido a que en ellas se plantean las capacidades y competencias que el profesor debe generar en sus estudiantes y, también, en ellas se presentan los indicadores para medir los logros de aprendizajes por niveles de educación.

Asimismo, desde que se inició el gobierno de Ollanta Humala, ha habido capacitación docente orientada hacia la mejora de la metodología de los docentes. Esta estrategia consiste en pagar especializaciones en didáctica a los docentes que hayan obtenido las mejores notas en el PRONAFCAP (Programa Nacional de Capacitación). De esta forma, se busca (de alguna manera) premiar a los mejores docentes y, también, se espera que estos mejoren su manera de enseñar a los niños, y cambien su metodología tradicional por una pedagogía dinámica, la cual facilite el aprendizaje del niño.

Sin embargo, la estrategia más innovadora en este gobierno y de influencia más directa en las escuelas es la Estrategia Nacional de Soporte Pedagógico, la cual busca mejorar la calidad educativa y también que todos los niños aprendan y como dice el logo del MINEDU, que nadie se quede atrás porque todos pueden aprender. Esta estrategia consta de ocho actividades articuladas. El primero es el acompañamiento y monitoreo pedagógico que se les hace a los profesores y directores de escuela. La segunda actividad son los talleres de capacitación a docentes y equipos directivos por parte del monitor. La tercera actividad son los grupos de interaprendizaje: de maestro a maestro, en donde ellos comparten sus experiencias y, de esta manera, mejoran su enseñanza orientada al aprendizaje de los niños. La cuarta, es el soporte virtual, los maestros tienen acceso a esta plataforma virtual para solucionar algunas de sus dudas. La quinta actividad consiste en darle refuerzo escolar a los niños y niñas entre el primer y tercer grado de primaria que estén es un nivel regular de aprendizaje. La sexta y séptima actividad, respectivamente, se basan en la capacitación a los docentes para que lleven a cabo jornadas de aprendizaje y encuentros familiares. Y por último, la octava actividad, es la capacitación en gestión de aprendizaje a los directores.

Esta estrategia es muy buena, esperemos que se implemente a lo largo de todo el país y pueda adecuarse para la educación rural, ya que recién se está desarrollando solo en zonas urbanas en 10 regiones del país.

Para finalizar, debo mencionar que la Ley de Reforma Magisterial aprobada en noviembre del 2013 es un primer paso para mejorar la condición de los docentes, y de esta manera, incentivarlos a ser mejores maestros, ya que mientras más preparados estén podrán acceder a mejores sueldos. Esta ley si bien es una buena iniciativa para que los docentes hagan una carrera meritocrática, aun no soluciona todo el problema de fondo con los profesores, ya que para que el docente vuelva a creer en él, sea respetado por los padres de familia y tenga autoestima (sí, digo autoestima porque en nuestro país el que es docente de colegio público es mirado como la última rueda del coche) es necesario complementar esta ley con otras estrategias que le den al maestro el lugar que merece.

*Antes de juzgar a un maestro, recuerden que la mayoría del magisterio pasan los 20 años de servicio, lo que significa 20 años de estar con el mismo sueldo a pesar de que sube la inflación y la canasta básica familiar, y que si ahora el magisterio está como está, no solo es porque los maestros no sean buenos, sino también es porque llevan una larga historia de maltrato. Es lógico que no trabajen bien si se los ha maltratado por mucho tiempo.

Las enfermedades: el Ébola y su auge en los últimos días

Jasmin Puma

Por: Jasmin Puma Carbonell

La economía en el Perú ha sido un tema en aras de un sinfín de fundamentos, ergo muchos de nuestros gobernantes no supieron enfrentar una crisis, la cual trajo consigo severas consecuencias. Las enfermedades que año tras año se suscitan en el mundo y que han llegado a nuestro país, produjo muertes en gran cantidad de personas y dentro de ello a las familias más pobres; el ÉBOLA es una enfermedad que está en su pleno auge en los últimos días[1]. En el Perú, el EVE-enfermedad por el virus del Ébola- ha sido tema de discusión y critica; puesto que existe una premisa para cuestionarnos: ¿Estamos realmente preparados para enfrentar dicha enfermedad?

Haciendo brevemente un análisis del antaño y sin ir muy lejos, el cólera es una de las enfermedades que a principios del año 1991 hizo su aparición en Chancay y fue extendida rápidamente por otras ciudades del Perú[2]. El gran sin número de muertes producidas por el cólera fueron devastadoras y no todos tenían la oportunidad de prevenir esta enfermedad, dado que eran muy costosas en el proceso de sanación y eran los más afectados los que padecían de recursos económicos. Por otro lado, una de las enfermedades que trajo un boom y alejamiento a dichas especies fue la Gripe Aviar, Originada en Seúl, Corea del Sur, Virus causante: H5N1[3]. Se sacrificaron miles de aves y frente a esto el Perú no presento preocupación alguna por la lejanía de los lugares donde se había producido. Así mismo entre otras enfermedades el Perú no planteó una prevención de salubridad para el bienestar de todos los peruanos, puesto que las preocupaciones frente a las enfermedades, los gobernantes no tienen consideración alguna. Ahora, el ébola causa una preocupación a los ciudadanos: ¿Qué haríamos si un miembro de nuestra familia está infectado?, ¿A dónde acudiríamos?, ¿Cuánto gastaríamos para conseguir las vacunas? Y entre otros cuestionamientos.

No obstante, el doctor Óscar Munive -médico internista del Instituto de Ciencias Neurológicas- manifiesta su preocupación frente a ello y señala: “La ministra de Salud dijo que van a realizar un simulacro, pero eso es simplemente una ficción. No se pueden hacer ficciones sobre el ébola, cuando no tenemos un sistema sanitario adecuado. En el Carrión, han tenido que desalojar a pacientes con TBC multidrogo resistente, llevarlos al hospital Dos de Mayo, en zonas donde no había bioseguridad, y meter en el Carrión a alguien que supuestamente tenía ébola, cuando este hombre venía de una zona donde no la hay. Estuvo 60 días en el mar, ya se hubiera muerto hace rato. El nivel de conocimiento de las autoridades del país pareciera no ser el adecuado y decir que los periodistas hicieron un show de la enfermedad, es faltarles el respeto[4]

Como nos podemos dar cuenta, hace falta un plan estratégico para dilucidar este acontecer, y puede ser notorio la escases de este propósito, porque si no hay un debido plan de bienestar en prevención y cuidado en este punto trascendental, es posible que en otros temas ya sea de cuidado del ambiente, salud ocupacional y entre otros, no puedan prever las consecuencias del caso.

Es preciso señalar que hace pocos días salió la resolución ministerial sobre el Plan Nacional de preparación y respuesta frente al posible ingreso del virus del Ébola al Perú[5]. No obstante, esto que sirva como hincapié para la solución en cuanto a la salubridad frente a las enfermedades y a otros puntos que aún faltan determinar su delimitación con la prevención, cuidado y curación.

La resolución ministerial hace mención del artículo 2° del referido dispositivo legal indica que los organismos públicos del Minsa, dentro del ámbito de sus competencias, deben incorporar este plan a sus programas operativos anuales. Asimismo, dispone que las acciones contenidas en el plan nacional se desarrollen con cargo al presupuesto institucional del Minsa y del Instituto Nacional de Salud. El Perú sigue las pautas dadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como medida de prevención ante la propagación del ébola en África y otros países y su probable riesgo de ingreso al Perú. Reforzar los sistemas de vigilancia y preparar la organización para la detección y atención de posibles casos importados. Desde esa fecha, el Minsa inició actividades de información y comunicación de riesgos dirigidas a los ciudadanos que viajan a África o arriban al Perú desde ese continente. Hoy, los aeropuertos y puertos que tienen conexiones internacionales cuentan con información sobre el tema. Además, el Perú dispone de un moderno laboratorio de nivel de bioseguridad III, que tiene la capacidad para hacer la prueba de diagnóstico molecular del ébola con total seguridad[6].

El ébola por tener características peculiares de sus síntomas ha causado discriminación en muchas personas del mundo. Esto un punto que no puede quedar de lado porque se está vulnerando el respecto de los derechos humanos de las personas, cae en una lógica en que por debido a que no contraemos el EVE, actuamos de forma indiferente en torno a dicho problema.

Ya está prescrito un Plan, es menester que las autoridades sigan minuciosamente paso por paso, ya que en este caso depende mucho de ellos para obtener el debido cuidado de una sociedad, estamos en riego y ese riesgo debe ser prevenido lo antes posible. Las formas son mediatas, ya sea informando más a los peruanos, dado que si existiera una persona infectada, cualquier persona pueda reconocer los síntomas y así poder evacuar  a un centro de salud que esté en las condiciones óptimas para solucionar el EVE.

_______________________________________________________________________________________________________

[1] http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs103/es/

[2] http://www.scielo.org.pe/scielo.php?pid=S1728-59172010000300011&script=sci_arttext

[3] http://listas.20minutos.es/lista/grandes-epidemias-de-la-historia-136316/

[4] http://peru.com/actualidad/cronicas-y-entrevistas/federacion-medica-peru-no-esta-preparado-enfrentar-ebola-noticia-293545

[5] ftp://ftp2.minsa.gob.pe/normaslegales/2014/RM763_2014_MINSA.pdf

[6] http://www.rpp.com.pe/2014-10-10-peru-aprobo-plan-nacional-para-afrontar-el-virus-del-ebola-noticia_732564.html

Un futuro incierto: ¿Qué ocurrirá con los proyectos mineros luego de las elecciones?

Liz VilaPor: Liz Vila

Luego del panorama electoral que se vivió en nuestro país hace un par de semanas, los resultados de las Elecciones Regionales y Municipales han llevado a reflexionar a la población sobre muchos temas. Entre ellos, un asunto de gran preocupación gira en torno a los presidentes regionales que mantienen procesos judiciales pendientes por delitos contra la administración pública, presuntas vinculaciones con el narcotráfico, entre otros.[1]

Además de ello, algunos candidatos, hoy electos, han mostrado en varias oportunidades un rechazo expreso a la inversión minera en sus regiones. Un caso emblemático es el de Cajamarca. En dicha región, el alcalde electo lideró la oposición al proyecto minero Conga, el cual se encuentra suspendido desde el año 2011, luego de varias movilizaciones y protestas sociales.  Al respecto, cabe recordar que la ejecución de dicho proyecto conllevaría a una inversión de US$5.000 millones por parte de la empresa minera Yanacocha[2].

Este escenario también se presenta en otras “regiones mineras” como Moquegua, Apurímac y Puno, donde al menos uno de los dos candidatos a ser electo presidente regional, presenta una posición radical contra la minería[3].

Bajo dicho contexto, es oportuno preguntarnos ¿cuál será el futuro de la minería en dichas regiones? En relación a Cajamarca, la situación es bastante contradictoria y existen diferentes posturas que parecen avecinar posibles escenarios de violencia. Por un lado, el partido electo por la región de Cajamarca mantiene su postura contraria a la inversión minera; mientras que en la provincia de Cajamarca, el alcalde electo, Manuel Becerra Vílchez, ha manifestado, en recientes declaraciones, su respaldo a la concretización de los proyectos mineros que se encuentran pendientes en la zona[4].

En medio de dichas posturas contradictorias y con un futuro escenario de economía en desaceleración para los últimos meses de este año, se hace necesario revisar las normas que regulan el proceso electoral y que, pese a que los candidatos tengan pendientes procesos judiciales, se les permite postular a las elecciones[5].

Asimismo, se advierte la necesidad de realizar acciones en pro de la prevención de posibles escenarios de violencia, especialmente, en aquellas zonas donde las posiciones radicales son aún más fuertes, para lo cual se debería realizar un monitoreo por regiones tomando en cuenta las posiciones de los alcaldes electos, así como las posturas de los otros actores involucrados, todo ello en aras de buscar el bienestar social de dichas regiones así como el desarrollo de éstas.

_______________________________________________________________________________________________________

[1]Perú 21: “Perú: Varias autoridades electas estarían ligadas al narcotráfico”. [En línea]. http://peru21.pe/politica/varias-autoridades-electas-estarian-ligadas-al-narcotrafico-2201179. [Consulta: 19 de octubre de 2014].

La República: “22 presidentes regionales tienen procesos judiciales”. [En línea]. http://www.larepublica.pe/25-09-2014/22-presidentes-regionales-tienen-procesos-judiciales [Consulta: 18 de octubre de 2014].

[2] Perú 21: “Yanacocha seguirá invirtiendo en Perú pese a reelección de Gregorio Santos”.[En línea]. http://peru21.pe/politica/yanacocha-seguira-invirtiendo-peru-pese-reeleccion-gregorio-santos-2200893 [Consulta: 15 de octubre de 2014].

[3] Diario El Comercio: “Cajamarca, la única región en jaque tras las elecciones”. [En línea]. http://elcomercio.pe/economia/peru/cajamarca-unica-region-jaque-elecciones-noticia-1762231 [Consulta: 15 de octubre de 2014].

[4] Diario El Comercio: “En Cajamarca aún puede haber proyectos mineros”. [En línea]. http://elcomercio.pe/peru/cajamarca/cajamarca-aun-pueden-proyectos-mineros-noticia-1764369 [Consulta: 18 de octubre de 2014].

[5] Sobre este punto, el día de ayer se tomó noticia de que el Pleno del Parlamento Nacional aprobó en primera votación el proyecto de reforma constitucional que prohíbe la reelección de presidentes regionales y alcaldes, quedando pendiente una segunda votación para el día 10 de marzo del 2015. Sin embargo, todavía quedaría abierta la discusión acerca de la postulación de aquellas autoridades que tengan procesos judiciales en curso o que se encuentren en prisión preventiva. Véase más en: RPP Noticias: “Congreso aprueba la no reelección de presidentes regionales y alcaldes”. [En línea]. http://www.rpp.com.pe/2014-10-23-congreso-aprueba-la-no-reeleccion-de-presidentes-regionales-y-alcaldes-noticia_736272.html [Consulta: 23 de octubre de 2014].

Elecciones democráticas: entre pitucos, caviares e ignorantes(ados)

Gabriel Tristán

Por: Gabriel Tristán 

De las elecciones del pasado domingo se han hecho varios análisis. Se ha criticado la elección de Castañeda, Santos y de más candidatos con un pasado “oscuro” en la política o con cuestionamientos con tema de corrupción. Se ha aducido que la población “tiene lo que se merece” y que todavía no podemos denominarnos un país “democrático” porque nuestro electorado no aprende a elegir. Yendo un poco más allá del análisis somero de estas afirmaciones, ¿realmente la gente no sabe elegir? ¿Existe explicación para que la mayoría siga votando por el que “roba pero hace obra?

Democracia y representación

“La democracia es el proceso que garantiza que no seamos gobernados mejor de lo que nos merecemos”. (George Bernard Shaw)

La democracia, desde una concepción primigenia, es la forma por la cual brindamos la facultad de representación propia a un conjunto de personas (véase Estado) para que tome decisiones en favor de nosotros (véase sociedad civil). Complejizando un poco más, podríamos decir que la democracia supone que nuestros intereses, forma de ver las cosas y creencias culturales se vean representadas por la autoridad que salga elegida. Esto, en palabras sencillas, significaría que las personas – idealmente hablando – votarían por candidatos o autoridades que en cierta forma representen como nosotros nos proyectaríamos si es que fuéramos autoridades municipales, regionales o distritales (un planteamiento que también podríamos extrapolarlo a elecciones congresales y presidenciales).

El problema en una sociedad heterogénea, como la nuestra, es que existe más de un interés o forma de ver las cosas por parte de la sociedad civil. Esto implica que las elecciones de autoridades no van a satisfacer a todos y van a generar, en algunos casos, un rechazo por un importante (o significativo) sector de la población. Ahora bien, si tuviéramos que describir brevemente nuestra cultura, podríamos pasarnos varias páginas hablando de la “cultura combi” o la informalidad, donde el más “vivo” o “palomilla” hace de las suyas. Se premia al que rompe las reglas sin que lo descubran y no se evidencia con la notoriedad necesaria a los que cumplen las reglas de manera justa. Desde esta perspectiva, simplificada, de lo que entendemos de nuestra sociedad, es que también se construye nuestra política (o al menos parte de ella).

La elección de Castañeda responde a una identificación cultural y social importante. Él ejemplifica el “palomilla” político que nunca ha sido realmente sancionado por todas sus fechorías en los 8 años precedentes en la alcaldía de Lima. “Escapó” de Comunicore de manera elegante y, salvo un sector del periodismo crítico, no se ha visto grandemente criticado. Pero, la elección de Castañeda, también responde otros factores que muchos críticos de dicha elección no ha apuntado.

El líder solidario tiene un arraigo popular, a pesar de no contar con una dialéctica muy florida. Esta popularidad innata se da porque la gente de sectores D y E ven en él un símil político, alguien que comparte sus mismas características (véase culturales) y que representaba, dentro del abanico de candidatos para esta elección, su opción más viable para que “hayan más obras”. Punto y aparte merecen sus gestiones pasadas. Si bien podría estar en debate (y quizá sea más claro con estadísticas) si hizo muchas o pocas obras, el principal activo fue que logró visibilizar cada una de ellas y que la mayoría de limeños lo tiene en mente como un alcalde que estuvo presente en una gran cantidad de obras en favor de los más necesitados. Aquí podríamos ubicar el metropolitano, los hospitales de la solidaridad, los puentes, escaleras de los que la ya actual gestión se enorgullece de haber hecho.

Merecen líneas aparte los indignados de ambos sectores de la población, los cuales denominaremos “pitucos” (derecha) y “caviares” (izquierda). Sino salieron sus menos corruptas y más capaces opciones (véase Susana, Cornejo y Heresi), fue porque el mensaje de sus candidatos no logró calar en la mayoría de la población. No basta que te atrevas, que bailes o que sepas debatir, sino que puedas llegar (sea con la estrategia que desees) a presentarte como un candidato viable y atractivo a los sectores donde se deciden la elección.

Podríamos hacer una autocrítica a nuestra sociedad civil de no informarse o tener un bajo interés por la política, pero si ya los candidatos lo saben, deberían buscar formas para poder aumentar el interés de sus votantes con su campaña y generar un apego por su figura (quizá de forma caudillistica) o a algún símbolo (véase partido). Queda mucho más por decir, pero ya profundizaremos en otra ocasión. Finalmente, como diría Kofi Annan: “No existe un solo modelo de democracia, o de los derechos humanos, o de la expresión cultural para todo el mundo. Pero para todo el mundo, tiene que haber democracia, derechos humanos y una libre expresión cultural”.

Crónicas de una escisión anunciada

Augusto Balbi

Por: Augusto Balbi

Terminadas ya las Elecciones Regionales y Municipales 2014 y teniendo como próximo alcalde de Lima a la personificación por excelencia del “roba, pero hace” y sorprendidos todos por el segundo lugar en Lima que arremetió las dos últimas semanas, hay que preguntarnos ¿Qué nos dejó este proceso electoral?

Pero tratemos de responder esta pregunta saliendo un poco de Lima. Y en realidad en Lima no hay mucho que decir, Castañeda arrasó aún a pesar de haber caído en su intención de voto y Cornejo dio el batacazo al desplazar a Susana “chalinita verde” Villarán y, Heresi con su gran aptitud para el baile. Luego de esa sorpresa se puso interesante con la final de fotografía que teníamos en San Isidro entre la nueva “tía regía” Madeleine y Velarde, fuera de eso no hubo más. A excepción de las regiones donde sí que tenemos mucho que decir.

Bien, volviendo a la pregunta no hubo un gran ganador, en general los triunfos fueron dispersos entre el mar de agrupaciones políticas que se presentaron, sin embargo si hubo un gran perdedor: los partidos políticos nacionales.

Lo que dejó el 5 de octubre fue una brecha mucho más grande entre la representación nacional (partidos) y la subnacional (movimientos regionales). Digo esto en base al panorama electoral regional, ¿Cuántos Gobiernos Regionales lograron los partidos nacionales? (entiéndase PPC, APRA, Fuerza Popular, Acción Popular, Perú Posible, Solidaridad Nacional, Somos Perú, etc.),  sin miedo y contundemente tenemos que decir: cero. Absolutamente ni una. Los gobiernos regionales han sido nuevamente arrebatados a los partidos y dentro de esta lastimosa realidad los más golpeados han sido el PPC, Somos Perú y el APRA. Los dos primeros de larga tradición municipal apenas lograron un puñado de distritos (Somos Perú 2 y PPC 5) y el APRA perdió todo.

No solo perdió su último bastión limeño en Breña sino que fue completamente despojado del llamado “solido norte” que hoy se convierte en la plataforma política por excelencia de Alianza para el Progreso y sus prácticas poco democráticas. El PPC, más allá de sus 5 distritos en Lima, apostó por tener una presencia en las regiones que intentó ser apuntalada por el congresista Beingolea sin mayor resultado dejándome la pregunta ¿Qué tan fructífero fue el recorrido de Beingolea para este proceso? O ¿los frutos los veremos en el perfil presidenciable que intenta construir el congresista?

Siendo los partidos políticos los grandes derrotados de esta contienda electoral y preocupándonos la brecha en la representación debemos decir que aún la victoria de los movimientos regionales ha sido parcial. Fuera de Alianza para el Progreso han existido tantas organizaciones regionales ganadoras como regiones (contando a las que pasan a segunda vuelta), lo que refleja lo fragmentada de la representación subnacional al no poder consolidar un movimiento fuerte con alcance macroregional. Preocupante lo último, pues dificulta la gobernabilidad de cara a la gestión de intereses comunes para un desarrollo interregional para el país.

Sumado a esto y no menos importante, es el triunfo de movimientos que colocan a líderes con un discurso antisistema que definitivamente más que hacer al gobierno regional un nexo y aliado del gobierno central, lo harán comportarse como un agente de oposición con mucho más poder. El caso de Santos en Cajamarca, fuera de servir de ejemplo para lo dicho, es una espina en el zapato de Humala que le traerá un dolor de cabeza al gobierno y en general al Perú, ahora tendrá más que argumentos para decir que es un preso político, absuelto por el pueblo cajamarquino con su reelección.

En resumen ¿Qué nos dejó el proceso electoral? Partidos políticos nuevamente derrotados que ya no tienen ni al más mínimo atisbo de arraigo social y que necesitan cada vez más del líder carismático para tener vida. Inicialmente tenía la idea de que algunos más que otros partidos se resistían a la realidad, pero no, no tenemos partidos políticos, tenemos maquinarias electorales y nada más.

Preocupante realidad que merece especial atención. Dejemos de pensar que la elección de Castañeda como Alcalde de Lima es lo peor que le pasó al Perú, no señores. La realidad de las regiones si es preocupante y una bomba de tiempo que esperemos no nos cueste tan caro.

 

Así es la Vida

Piero Miranda

Por: Piero Miranda

Lunes 6 de Octubre del 2014. Comienza el día con un panorama nublado, agotador como todo inicio de semana, pero con una peculiaridad, que tenemos ahora  nuevos presidentes regionales y alcaldes distritales para los próximos cuatro años, elegidos democráticamente exactamente el día de ayer domingo, día en que la confluencia entre la insensatez y la cordura nos arrojaron los resultados de  boca de urna  y el tan anhelado flash electoral, que hicieron celebrar a unos, y llorar a otros

Ahora, fuera de lo que ya se comenta con demasía en los medios televisivos y en los periódicos respecto al triunfo de Luis Castañeda, el segundo lugar de Enrique Cornejo, la victoria de Gregorio Santos en Cajamarca o la de Cesar Acuña en la Libertad y también la gran derrota de los partidos políticos en estas elecciones, entre otros, un punto que no se han ocupado los medios es del sentir popular, o como se dice tan retóricamente, de la “Voz del pueblo” , porque eso sí, el pueblo no se equivoca ni se puede equivocar, porque es la “Voz de Dios” como muchos dicen.

Una primera reacción de la gente luego de estas elecciones, es la sensación de  absoluta victoria de los que “Roban pero hacen Obras”, lo cual deja un sentimiento de resignación, en el que nos tratamos de acostumbrar a que estas elecciones son eventos sobrenaturales fuera de nuestro alcance, que todo está dicho, y que con nuestro simple y unitario voto, no podremos cambiar las cosas, pues así es la vida.

Otra sensación quizás un poco más esperanzadora, es que en estas elecciones se ha visto más la presencia de jóvenes en la política, tanto como postulantes a alcaldía como para regidores, lo cual dejó abierta la pregunta respecto a que tanto ahora el factor “juventud” , junto con otros factores, es un elemento de peso para los próximos comicios del 2016, donde definitivamente habrán muchos nuevos rostros para el congreso, y ni que decir para la presidencia.

Con estas percepciones y sensaciones en general de la gente, ahora nos preguntamos ¿En realidad estamos condenados a tener grandes sinsabores y amanecer con una “resaca” electoral luego de haber emitido nuestro voto?

Frente a esto hay una buena noticia y otra no tan buena. La buena noticia, es que efectivamente la política no está escrita en piedra, por lo tanto es moldeable y sobre todo, está en constante cambio, razón por la cual, si es que tenemos una época quizás no a la altura de los grandes procesos electorales del mundo, alejados de escándalos, propagandas en doble sentido, maleteadas y políticos pintorescos casi al punto de lo ridículo, bueno, simplemente nos queda esperar pues ya llegara ese preciado día.

La noticia no tan buena es que, la pasividad que tiene tanto el electorado limeño, como de todo el país, hace que este “proceso de espera” por un “proceso electoral ideal” y con “candidatos ideales” simplemente no llegue. Mientras se siga votando por el más guapo, por el que combina mejor la corbata con el terno, o por quien mejor floro tenga, se alimenta más este estado de hibernación del electorado, la cual se traduce en retraso y más desigualdad y menos dinero para mejorar el país.

Finalmente, ¿Que nos queda esperar para las próximas elecciones del 2016 y para las siguientes? Simple, la respuesta reside en dos palabras: Comprensión y Esperanza. Somos un electorado muy exigente en lo que respecta a propuestas y a buscar a la persona inmaculada y perfecta para que dirija nuestra sociedad, sin embargo, no damos nada a cambio, ni creamos conciencia electoral respecto a las futuras autoridades que dirigirán el rumbo de todos nosotros, razón por la cual, comprender la situación en la que estamos, nos hará ser más conscientes de la clase política que tenemos, también nos ubicara en que estamos en la condición de exigir, como  lo que podemos esperar.

Por último, si existe una palabra que no se ha mantenido nunca al margen de nuestra realidad, es la esperanza. Quizás lo que representa esta palabra este muy mellado, pero parte de la esperanza que reside en el elector peruano, es el cambio responsable que puede ejercer una gestión de primer nivel. No hay que olvidar, que siempre hay oportunidades, y que en el cambio también residen muchas de ellas.

22 años de Post – Conflicto Armado: ¿Y ahora qué?

Jasmin Puma

Por: Jasmin Puma Carbonell

El 12 de setiembre se recordó, como alguna fecha cívica más del calendario, los 22 años de la captura del líder del Partido Comunista del Perú – Sendero Luminoso (PCP- SL) Abimael Guzmán Reynoso, triste personaje que pasará a la historia no por hechos significativos sino por ser uno de los más grandes criminales del territorio y dirigir uno de los actos más sistemáticos de violación a los Derechos Humanos del país. Frente a todos los hechos recordados, y más de dos décadas de doloroso conflicto, queda plantearse 2 preguntas sensatas: ¿cuáles fueron las causas que produjeron el surgimiento de Sendero?, ¿fue la captura la derrota definitiva de sendero?

Génesis del terror

Cuando se habla de causas-en general- se refiere a las condiciones que propicia un accionar consciente si se habla de un individuo. El Perú de los 80’s  es tan complejo como su dimensión misma, demasiada polarización social como masas disgregadas en todo el territorio caracterizadas por la ausencia del Estado –principalmente- en la zona sur de la sierra peruana.

 No es difícil entender, entonces, que Sendero haya tenido una considerable presencia en estas zonas como en Ayacucho, en base a un discurso progresista y de reivindicación social que incitaba a cualquier accionar inclusive una revolución.

Carlos Iván Degregori lo menciona: “Eran jóvenes política y socialmente “disponibles”, que en los colegios habían sido expuestos al discurso senderista, o por lo menos a lo que Portocarrero y Oliart (1989) denominan “idea crítica del Perú”, cuestionadora del orden de una manera confrontacional pero autoritaria[1].

Estos jóvenes creían en el surgimiento de una sociedad más equitativa y menos desigual. La construcción de la república popular de nueva democracia no podía sino resultar de una violenta guerra revolucionaria conducida por un ejército guerrillero popular. Sus acciones estarían encaminadas a la conquista militar de bases, desde el campo a la ciudad, donde se establecerían “atravesando baños de sangre”, comités populares en el campo y movimientos revolucionarios de defensa del pueblo en las ciudades, a cargo de comisarios como concreciones del nuevo estado.[2]

 No obstante, otras de las causas que se podrían mencionar, y no menos importante, es la débil democracia vivida en esos años sumados con el debilitamiento de los partidos políticos –tanto de izquierda como de derecha- o la nula presencia en el territorio político, con una democracia a medias y con partidos débiles que le hagan un real frente a Sendero. Por ello, fue lógico que las ideas propugnadas por estos últimos hayan calado tanto en sus militantes. Así mismo, Sendero elabora su discurso programático en base a las carencias sociales y políticas de la realidad peruana vivida en esos años, sumados con descontentos sociales y los abismos sociales que cierto sector social se encargó de marcar. Las condiciones estaban dadas, el camino estaba hecho: las sendas de la lucha popular estaban instauradas, todo ya estaba planeado para una revolución.

Captura y derrota: una dicotomía perenne

Cuando Sendero Luminoso inició su lucha popular solo se limitó a ejercerla en zonas alejadas, zonas accidentadas del Perú con el fin de aumentar su militancia y aumentar su ejército popular. Esto originó una oleada de inmigraciones debido al miedo y al asesinato sistemático que se ejercía en aquellas zonas. Los deudos de las familias o las pocas personas que lograron huir de aquella prisión territorial y establecerse en zonas aledañas a su territorio o cualquier otro pero fuera del alcance de Sendero Luminoso.

Pronto el accionar senderista se hizo notar en la capital mediante los coches bombas, los estallidos de corrientes eléctricas pintas subversivas que comunicaban que su accionar estaba en pleno auge. El gobierno del presidente Fujimori se vio en la necesidad de crear un comando de inteligencia que lograra capturar al líder de estas acciones, ya que se sabía de la presencia de Abimael y su cúpula en unos de los distritos más pudientes de la capital. Así se formaron dos grupos  anexos a la Policía con la finalidad de capturar a la cúpula senderista: la Dincote (Dirección Nacional Contra el Terrorismo) y el GEIN (Grupo Especial de Inteligencia).

Tras 29 meses de arduo seguimiento hacia personas allegadas a la casa de Surquillo, lugar donde Abimael demarcaba la línea de accionar de Sendero, se logró capturar al líder senderista mediante la llamada “Operación Victoria”, gracias al trabajo conjunto y valeroso de los agentes  del GEIN y de la DINCOTE, dirigida bajo el general Ketín Vidal. El terrorista más buscado “Abimael Guzmán” se encontraba  en ese momento indefenso, inocuo, confundido, mirada que daba al vacío; era consciente de que su guerra popular había llegado a su fin.El saldo fue lamentable, hubo víctimas de ambos lados tanto de Sendero como del Estado, hecho por lo cual el último es un tema en investigación ya que hubo abuso de autoridad y eliminación de campesinos a manos de militares sin ningún fundamento; estos familiares siguen en su batalla solitaria en busca de justicia y que hasta el día de hoy la siguen buscando.

El informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación estima que la cantidad de víctimas inocentes en este conflicto son de aproximadamente 69,280 personas y que Ayacucho registra el 40% del total de víctimas desaparecidas:la cifra más probable de víctimas fatales de la violencia es de 69,280 personas. Estas cifras superan el número de pérdidas humanas sufridas por el Perú en todas las guerras externas y guerras civiles ocurridas en sus 182 años de vida independiente”.… “en el departamento andino de Ayacucho se concentra más del 40 por ciento de muertos y desaparecidos reportados a la CVR. Al sumar a ello las víctimas consignadas por la CVR en los departamentos de Junín, Huánuco, Huancavelica, Apurímac y San Martín se llega al 85 por ciento de las víctimas registradas[3]”.

 Después de 22 años de dolorosa experiencia, ¿cabe admitir la derrota definitiva de Sendero Luminoso en base a la prisión permanente de su líder? La respuesta es negativa y gran parte de esa culpa la tenemos todos nosotros como sociedad. Nos cuesta mucho plantear el problema de fondo, hablar de la real dimensión de este conflicto y estamos pagando caro- 22 años después- todo esto. Es claro que Sendero Luminoso nunca se disolvió, la cúpula en prisión no asegura una victoria definitiva ya que estos habían formado cuadros políticos desde sus inicios y son -justamente- estos los que hoy en día de circunscriben bajo la fachada de agrupación política llamada Movadef y que reclama reconciliación nacional y el cierre de las heridas.

 La voluntad del Movadef de querer participar en el escenario político no es espontáneo y su discurso de la reconciliación no es novedad; ellos quieren imitar de manera totalmente errada lo ocurrido en países como el Brasil y Uruguay cuyos líderes fueron personajes sumergidos en las guerrillas, terminando estos siendo presidentes de su nación con gran reconocimiento por parte de su sociedad. ¿Por qué esto no puede ocurrir en el Perú?, ¿por qué el Movadef no deslinda de sus principales postulados, no abandona la idea de lucha, no cambia el discurso totalmente radical y finalmente porque no abandona ideas fundamentalistas en su programa político? Nos queda, entonces, que el Estado propicie y cree espacios de discusión y difusión del conflicto vivido, experiencias expuestas, las heridas sanan cuando se analiza su real dimensión; crecer como sociedad, actuar como sociedad, es la finalidad de hoy.

 ______________________________________________________________________________________________________

[1] Degregori, Carlos Iván: “Cosechando tempestades: la derrota de Sendero Luminoso en Ayacucho”. IEP-1998

[2] Bonilla, Heraclio: “Sendero Luminoso en la encrucijada política del Perú”. Revista Nómadas.

[3] Conclusiones generales del informe de la CVR: http://www.cverdad.org.pe/index.php