Archivos Mensuales: septiembre 2014

¿Y qué dicen los candidatos sobre la basura?

Liz Vila

Por: Liz Vila

A menos de una semana para las Elecciones Regionales y Municipales 2014, el ambiente electoral ha ido acentuándose y las propuestas de gobierno siguen apareciendo en los diferentes medios de comunicación. Así, los candidatos, en su mayoría, presentan en sus planes acciones respecto a los siguientes temas: seguridad ciudadana, transporte, construcción de obras, promoción de áreas verdes y comercio informal.

No obstante, existe un tema sobre el que no se ha discutido a mayor profundidad a pesar de su gran importancia: la gestión de los residuos sólidos a nivel local. Es preciso indicar que, de acuerdo a una encuesta en Radio Programas, el 83% de la población peruana considera que la basura en las calles es el principal problema ambiental que nos aqueja[1].

Pero ¿de qué manera se trata la basura en nuestras ciudades? Sobre este punto, conviene diferenciar a los rellenos sanitarios (infraestructuras para la disposición final de residuos sólidos) de los llamados “botaderos de basura” que son espacios donde se disponen residuos sólidos sin autorización sanitaria, lo cual contraviene a disposiciones legales en  materia ambiente, poniendo así en riesgo el bienestar general[2]. Así, estos espacios clandestinos afectan la salud, el medio ambiente, el derecho de las personas a gozar de un ambiente adecuado y equilibrado, entre otros.

Pese a ello, uno de los grandes problemas que continúan afectándonos es la falta de existencia de rellenos sanitarios, lo señalado se aúna a las cifras alarmantes. En Lima se producen aproximadamente 7,000 toneladas de residuos sólidos al día, de las cuales únicamente el 88% es dirigido a los rellenos sanitarios autorizados, los que aún son muy pocos en comparación con la gran demanda que se requiere y, el resto de basura es quemada (contaminando el ambiente) o es llevada a los botaderos de basura[3].

Por lo antes mencionado, conviene preguntarnos ¿cómo el Estado podría intervenir al respecto? El problema del ambiente es un tema transversal, es decir, involucra distintas entidades estatales, tales como el Ministerio de Salud, el Consejo Nacional del Ambiente,  el Ministerio del Ambiente, entre  otras[4]. En el caso específico de la Municipalidad Metropolitana de Lima, ésta tiene como función: “Organizar el Sistema Metropolitano de Tratamiento y Eliminación de Residuos Sólidos, limpieza pública y actividades conexas, firmar contratos de concesión de servicios, así como controlar su eficaz funcionamiento;(…)[5]”, lo cual se alinea con su responsabilidad en el manejo de residuos sólidos y erradicación de botaderos de basura, conforme lo establece la Ley General de Residuos Sólidos.[6]

Al respecto, uno de los principales avances es la Ordenanza N° 1778, aprobada por la Municipalidad Metropolitana de Lima (MML), en marzo de este año, que establece la Gestión Metropolitana de residuos sólidos municipales; sin embargo, los esfuerzos deben seguir dándose a fin de fortalecer la institucionalidad en materia de residuos sólidos.

Ahora bien, volviendo a la campaña electoral de los 13 candidatos a la alcaldía de Lima, debe resaltarse que la mitad de éstos no incluye el tema del manejo de los residuos sólidos en sus propuestas, lo cual es bastante preocupante. El resto de candidatos establece pautas generales y son muy pocos los que desarrollan la manera en la que combatirán este grave problema.

Esto debe llevar a reflexionar al elector. Es decir, si bien existen problemas de mayor envergadura, como el de transporte y seguridad, no deben pasar por inadvertidos temas que también deben ser puestos en la agenda pública, sobre todo, porque afectan la salud pública. Por ello, es urgente que toda medida que se adopte tenga en consideración la urgente erradicación de botaderos de basura, el gran déficit que existe entre la cantidad de rellenos sanitarios y la basura que emitimos, y toda normativa que se apruebe en el futuro debe tomar en cuenta el esfuerzo inicial que se ha dado con la mencionada Ordenanza N° 1778 de la MML.

Finalmente, debe recordarse que la responsabilidad ante este tema es compartida, tanto por el Estado como por los ciudadanos, los cuales debemos seguir propiciando espacios de diálogo, programas de reciclaje, entre otros, a través de los cuales se contribuya a la disminución de la contaminación ambiental, pero sobre todo, debemos cumplir a cabalidad con informarnos revisando los planes de Gobierno de los candidatos locales y analizar realmente qué propuestas son incluidas y cuáles no, pues la decisión de qué autoridad asuma los cargos para este 05 de octubre únicamente depende de nosotros.

 ______________________________________________________________________________________________________

[1]RPP Noticias. Integración: Para el 83% la basura es el principal problema ambiental”. [En línea]<http://www.rpp.com.pe/2014-09-08-integracion-para-el-83-la-basura-es-el-principal-problema-ambiental-noticia_723410.html> [Consulta: 10 de setiembre de 2014].

[2] Ministerio del Ambiente. Disposición Final Segura de Residuos Sólidos Municipales. [En línea] <https://www.mef.gob.pe/contenidos/presu_publ/capacita/PI2013_MINAM_DGCA_TipoC.pdf> [Consulta: 14 de setiembre de 2014].

[3] Diario El Comercio. “Una capital en crisis por falta de gestión medioambiental“.[En línea] <http://elcomercio.pe/lima/ciudad/capital-crisis-falta-gestion-medioambiental-noticia-1753625> [Consulta: 12 de setiembre de 2014].

[4] Véase más en: Decreto Supremo N° 057-2004-PCM, Aprueban Reglamento de la Ley N° 27314, Ley General de Residuos Sólidos (Artículo 4°).

[5] Véase más en: Ley Nº 27972, Ley Orgánica de Municipalidades (Artículo161°, numeral 6.2).

[6]Véase más en: Ley N° 27314, Ley General de Residuos Sólidos (Artículo 10°).

Detrás del “roba, pero hace”

Augusto Balbi

Por: Augusto Balbi Soto

Recordé en estos días de tanta parafernalia por el último Informe de Opinión Pública Electoral[1] de Datum una frase que es tan conocida como cierta: “El Perú es todo menos aburrido”. Según el último informe de Datum no solo tenemos virtualmente ya al próximo Alcalde de Lima, el señor Luis Castañeda, inamovible del primer lugar con un 57% de intención de voto, sino que además el 49% de los limeños cree que de llegar al sillón municipal Castañeda robará, pero hará más obras.

Esta última afirmación nos hizo empezar la semana pensando en ¿Cómo era posible que el 49% de los limeños vote por un candidato que roba, pero hace? ¿A qué punto hemos llegado de tolerar y aceptar los niveles de corrupción? Quien intentó dar respuesta a estas preguntas fue el economista y director de Semana Económica, Gonzalo Zegarra la semana pasada precisamente en Semana Económica. En su artículo[2] publicado el día 16 de Setiembre Zegarra intenta responder la pregunta de ¿Por qué los peruanos toleramos tanto la corrupción?

Pues bien Zegarra sostiene que en un país donde la mitad de la población no tributa (entre 50% y 70% según lo que estima él) no debería sorprendernos que la corrupción sea aceptada en el sistema político, por ello la solución para este problema sería combatir los altos niveles de informalidad. Es decir, si la corrupción consiste en el robo al Estado y solo entre un 50% o 30% tributa, el robo es a unos pocos y no a la mayoría lo que hace que la corrupción sea más tolerable. Entonces el remedio para la enfermedad es reducir la informalidad, lo que para Zegarra significa reducir el burocratismo, la intervención del Estado.

Lo dicho por Zegarra la semana pasada y los resultados de la última encuesta en Lima hecha por Datum me hicieron reflexionar dos cosas: primero si ¿realmente los peruanos toleramos la corrupción? y segundo, de ser así ¿Qué factores determinan ese comportamiento?

Pues bien quiero empezar aclarando algunas cosas que debido a los grandes opinólogos que tenemos se está tergiversando. ¿Es real la afirmación de que el 49% de los limeños votaría por un candidato que “roba, pero hace”? La respuesta es NO. La pregunta de dónde se desliza este erróneo dato iba referida a la asociación de atributos de gestión con los candidatos, es decir la pregunta que realizó la encuestadora no fue ¿votaría usted por un candidato que “roba, pero hace”? sino ¿Quién cree usted que robará, pero hará más obra de llegar a ser Alcalde de Lima? De aquí quien lideraba la tabla, y no podía ser de otra manera, era el señor Luis Castañeda con el 49% seguido de Villarán con un 5%. Entonces la afirmación correcta no es que el 49% de los limeños toleramos la corrupción o en su defecto votaríamos por alguien que “robe, pero haga” sino que abrumadoramente pensamos que el virtual acalde de Lima robará, pero hará más obras durante su gestión en comparación a los otros candidatos.

Entonces ¿eso quiere decir que en el Perú no toleramos la corrupción? La respuesta lamentablemente también es NO. Para que prácticamente la mitad de la población crea que Castañeda robará, pero hará más obras y sin embargo no solo lidere la intención de voto con el 57% sino que además su candidatura solo tenga un rechazo de 10%, es decir solo el 10% de los limeños no votaría nunca por él, definitivamente tenemos una conducta displicente hacia la corrupción. Pero ¿es en realidad hacia la corrupción? Y la respuesta vuelve a ser NO, existe una conducta displicente en general hacia la política. Según el Perfil del Elector Peruano[3] el 39% presenta muy poco interés en la política y el 32% nada de interés, primer punto que creo debemos tomar en cuenta pues si algo poco o nada me interesa ¿Qué tanto interés puedo tener en que esto se haga bien?

Planteada esta primera parte ahora debo decir que me encuentro parcialmente de acuerdo con Zegarra, si bien tener grandes grupos de la sociedad en la informalidad fomenta o fortalece una cultura de aceptación a la corrupción no considero que sea ese un factor determinante que pueda explicar nuestra actitud displicente y conformista, no creo que combatir la informalidad, y no digo que no haya que hacerlo, reduzca nuestra percepción de que no importa si un funcionario roba mientras haga.

En el Perú los últimos 30 años han sido realmente estresantes y han mermado la autoestima del ciudadano de a pie. Hagamos un pequeño y fugaz recuento para no deprimirnos, en los últimos 30 años hemos pasado por la hiperinflación, el terrorismo, el gobierno de Fujimori y sus altísimos niveles de corrupción, una transición a la democracia bastante rápida, un ex presidente procesado y encarcelado hasta llegar a la actualidad con congresistas cuestionados por supuestos nexos con el narcotráfico. Luego de este rápido recuento, sin profundizaciones, ¿Alguien tiene dudas de que en el Perú se vea lo público con pesimismo? Así es, todos estos hechos le han proporcionado al Perú que sus ciudadanos vean los temas públicos no solo con incredulidad sino con pesimismo, llevándonos a pensar que bueno más o menos todo sigue igual y no hay atisbos de que vaya a cambiar por lo tanto mejor ni pensar en la política, y me preocupo de los asuntos en los cuales si puedo influir, es decir mi empleo, mi estudio, mi diversión, etc.

Pero quiero detenerme un momento en el gobierno de Alberto Fujimori, no solo por sus altísimos niveles de corrupción, sino por dos cosas que creo han marcado toda la era post Fujimori. La primera es el populismo que aplicó el gobierno durante esta época, los discursos populistas usualmente buscan desacreditar las instituciones políticas sosteniendo que son ineficientes o incapaces para solucionar las demandas del “pueblo” y por lo tanto pondera por encima de los procedimientos normales de las instituciones el cumplimiento de sus objetivos sin importar la visión cortoplacista con la que se opere. Lo que dejó este populismo de Fujimori fue precisamente ese descrédito de las instituciones políticas, de nuestras instituciones políticas. Lo segundo es el proceso de institucionalización de la corrupción que se gestó durante sus dos gobiernos. No voy a decir que Fujimori inventó la corrupción en el Estado, pero si la hizo parte de la práctica estatal, es decir, incentivó la corrupción como pauta para el ejercicio de la función pública. En sencillo, si eres parte de la administración del Estado y no robas simplemente no encajas.

El gran legado de Fujimori al Perú fueron el descrédito de las instituciones políticas y la institucionalización de la corrupción. Ahora estas dos cosas originan lo que sí considero son los factores que determinan una cultura política que tenga cierta tolerancia a la corrupción. Así es, el legado de Fujimori genera tres factores: el primero es un desprestigio inmenso de la función pública, ¿Cuántos no hemos pensado que la función pública está llena de ladrones? Ladrones de cuello y corbata. El segundo factor es el sentimiento de impunidad con el que todos nos quedamos luego de una denuncia por corrupción, y ejemplo de eso tenemos varios; y el tercer factor es un Estado incapaz de interactuar con la sociedad civil, lo que refuerza la idea de una administración pública ineficiente.

Veamos, ¿una función pública desprestigiada podrá generar la credibilidad suficiente para que los ciudadanos podamos levantar nuestra voz ante un hecho de corrupción? Si nuestras instituciones políticas se encuentran en total descrédito da igual tener a una persona intachable o un ladronzuelo en el cargo que sea. Y peor aún ¿valdrá la pena alzar la voz de protesta si las denuncias serán archivadas? ¿Para qué gastar tiempo y dinero si al que roba en el Estado no le sucede nada?

Sin embargo este tema es un círculo vicioso, pues la percepción de corrupción contribuye a que los ciudadanos tengamos una valoración negativa del gobierno y por ende de las instituciones que regulan la actividad política y social. Esta valoración negativa del sistema político también afecta a los partidos políticos que sostienen dicho sistema y desde luego a la democracia, pues no logra satisfacer a los ciudadanos ni ejercer una lucha férrea contra la corrupción.

Lo qué habría que entender, y va como consejo para el señor Gonzalo Zegarra, es qué los fenómenos políticos son circulares y no tan lineales.

_______________________________________________________________________________________________________

[1] http://www.datum.com.pe/pdf/ENCSIM02.pdf

[2] http://semanaeconomica.com/article/economia/144060-roba-pero-hace-obra-por-que-los-peruanos-toleramos-la-corrupcion/

[3] http://portal.andina.com.pe/EDPEspeciales/2011/perfil_elector_JNE.pdf

No solo una buena campaña salvará a Enrique Cornejo

Andrea Silva

Por: Andrea Silva 

Estos últimos días leí la columna1 del periodista Renato Cisneros en el diario La República acerca de cuál iba a ser el candidato por el que votaría para ocupar el sillón municipal de Lima Metropolitana 2015-2018. Lo que me pareció interesante de este pequeño artículo fue la forma en cómo presentó el hecho de que votaría por Enrique Cornejo: “Nunca pensé que, sobrio y despejado, diría esto: voy a votar por un aprista”. Luego de leer esta introducción a su reducido artículo me  puse a pensar si realmente postular por el APRA le estaría costando a Cornejo los votos que necesita para ser alcalde de Lima, y obviamente, luego de no mucha reflexión respondí de una manera afirmativa a esta pregunta: A Enrique Cornejo sí le está costando votos el presentarse por el APRA.

Sé que muchos dirán que a pesar de que Cornejo perteneciera a otro partido igualmente no podría ganarle a Castañeda (que tiene una intención de voto de 50% aproximadamente), y que sería indiferente si Cornejo participaría con el APRA o no, debido a que los resultados de estas elecciones ya están dadas desde que se supo que Luis Castañeda postularía a la alcaldía. Sin embargo, puedo decir que debido a la manera en la que viene ejecutando Cornejo su campaña, posiblemente si le hubiera podido dar batalla a Castañeda si perteneciera a otro partido. Pero como no existen los “hubiera”, hay que hablar de lo que está pasando con Enrique Cornejo ahora. Él está sufriendo en carne propia el desprestigio de los partidos políticos tradicionales: en las encuestas ve reflejado como su 3% no aumenta a menos veinte días para las elecciones municipales y regionales; y sobre todo, está viendo cómo Lima está perdiendo la gran oportunidad de tener un alcalde capaz y preparado para gestionar la ciudad por la falta de confianza en la que están sumergidos los grandes partidos políticos.

¿Entonces qué se debe hacer para que este tipo de eventos se eviten, y realmente un gran candidato no se vaya por la borda si se presenta por un partido tradicional? Bueno, la respuesta es sencilla y ya la presentó el JNE (Jurado Nacional de Elecciones), la ONPE (Oficina Nacional de Procesos Electorales) y RENIEC (Registro Nacional de Identificación y Estado Civil)  el año pasado a la comisión de constitución del Congreso: La Reforma Electoral y Política. Dentro de esta reforma, se contemplan diversos asuntos, como por ejemplo, la unión de las doce leyes electorales en un solo código electoral, así como la modificación del proceso de revocatoria en la Constitución Política del Perú, y también el famoso “financiamiento a los partidos políticos”.

Con el financiamiento estatal de los partidos políticos, se busca que estos puedan institucionalizarse y fortalecer su participación en la vida política del Perú. Sin embargo, para lograr el financiamiento “pleno”, esta reforma busca que los partidos sean financiados sin que estén atados a la condición de si el presupuesto nacional alcanza o no para hacerlo, ya que con esta condición nunca han sido y van a ser financiados; por ejemplo, ya ha pasado un gobierno (el de Alan García) y otro que está en curso (el de Ollanta Humala), en el que hasta el momento no se los ha financiado a pesar de estar la norma en vigencia.

Pero realmente por qué es importante el financiamiento estatal a los partidos políticos: Es esencial; primero, para que haya más transparencia en los partidos, ya que al recibir dinero del Estado, van a ser fiscalizados por este; y por tanto, al no depender de dinero adicional van a ser menos propensos a los intereses particulares que los financian en las campañas. Segundo, los partidos van a ser más cohesionados debido a que ahora el dinero que ingresa a los partidos irá directamente a ellos, y ya no va a pertenecer a los candidatos; de esta manera, en lugar de competir entre compañeros del mismo partido se va a buscar crear una idea de comunidad en el partido.

Tercero, parte de este financiamiento estatal va a obligar a los partidos a que cumplan con las elecciones democráticas internas o elecciones primarias; de esta forma, el candidato del partido va a ser aquel que sea elegido por la mayoría del partido y no va a ser el que tenga más dinero para financiar su campaña. Cuarto y último, con el dinero estatal los partidos podrían organizarse de una mejor manera, es decir, tendrían una base administrativa y logística que los ayudaría a mantener un local central y varios locales al interior del país, y así, al tener asegurado los locales, realizar cualquier actividad para organizar a los militantes y realizar eventos para la comunidad. Después de todo, el financiamiento a los partidos es una manera de formalizarlos, y obligarlos a que trabajen por la democracia en el país.

Por último, puedo decir que si los partidos políticos estuvieran institucionalizados; además, si fueran transparentes, y tuvieran bases a nivel local y provincial para que puedan difundir sus ideas y propuestas más fácilmente, más gente se atrevería a votar por sus candidatos; y esta vez, como está sucediendo en Lima, candidatos como Enrique Cornejo y sus propuestas tuvieran la posibilidad de llegar a la gente con mucho mayor facilidad, ya que el internet y las redes sociales en Perú no bastan. No sé qué espera el congreso para debatir este proyecto de ley en el pleno que ya ha sido aprobado por la comisión de constitución el año pasado. Esperemos que sea pronto.

*Como cherry, y debido a que estamos en periodo electoral y he visto que muchos señores periodistas y columnistas hacen pública su opción política, me he visto en la obligación de hacerlo: votaré por Enrique Cornejo a pesar de que sea aprista, porque su plan de gobierno2 es el mejor para Lima; y también, porque no creo que se necesita robar para hacer obras, y sobre todo porque LA MORALIDAD NO SE SACRIFICA POR LA EFICACIA. Así que a chequear aunque sea los planes de gobierno resumidos en entrevistas amigos que leen ¡Tintero

_______________________________________________________________________________________________________

1 http://www.larepublica.pe/columnistas/que-sabe-nadie/la-soledad-de-cornejo-11-09-2014

2 http://200.48.102.67/pecaoe/05PLANES/2014/f8587972502829497639.pdf

 

Estrategias políticas: Entre mudos solidarios, tías regias, salvadores distritales y el bigote estrella(do)

Gabriel Tristán

Por: Gabriel Tristán

Las elecciones están a tres semanas de realizarse y el panorama político está comenzando a visibilizar ciertas tendencias en las encuestas y en el accionar de los candidatos al sillón municipal. Las brechas insalvables que mantenía Castañeda sobre Villarán y Heresi han venido disminuyendo, aunque continúan siendo considerables. En esta tríada que se observaba en un principio, ahora puede visibilizarse la presencia de Enrique Cornejo, quien con un ínfimo apoyo del partido de Haya de la Torre, está haciéndose un pequeño espacio en las encuestas y en la intención de voto. Pero vamos uno por uno: ¿Qué han ido haciendo en estas semanas y cuales vienen a ser las estrategias que desarrollarán hasta el final de la elección? Vamos viendo.

La palabra del mudo: el cambio de estrategia de Castañeda

Hasta hace 2 semanas, las apariciones de Luis Castañeda en los medios de comunicación eran nulas. La campaña, según él, se realizaba con el pueblo y sin ningún tipo de prensa. Se pueden ensayar distintas explicaciones, pero la más clara a la luz de este análisis vendría a ser la experiencia aprendida en las elecciones presidenciales pasadas. Estando puntero a meses de la elección, su popularidad se vino abajo como una torre de naipes y no logro ni la tercera parte de los votos que tuvo en un principio. La sobreexposición que vivió en ese largo periodo generó que la gente comenzara a ver las fallas de su candidatura y sus votos cambiaron de dueño, repartidos entre Toledo y PPK.

Para suerte de Castañeda, quien demostró que no tiene dotes de orador, la actual campaña al sillón municipal empezó tarde. El mundial de futbol retrasó el interés de los limeños por la campaña política y permitió al candidato solidario guardarse hasta finales de agosto. Obviamente, ante la caída de casi una decena de intención de voto en las encuestas, ha comenzado a salir a los medios para visibilizar su presencia en estas elecciones. Su gran interés en volver al ruedo público está acompañado del poco tiempo que queda en miras al 5 de octubre.

La reforma de Villarán: Un cambio de imagen, pero no en las encuestas

Susana Villarán ha llegado a su tope en las elecciones. A pesar de haber buscado por todos los medios sacar a flote su candidatura, su popularidad no ha subido lo que cualquier partidario del actual burgomaestre hubiera deseado. El corredor azul, que era su as bajo la manga, no ha logrado caer bien a la población a pesar de la gratuidad de su servicio. Lamentablemente, la pobre implementación de tanta ansiada reforma del transporte ha generado varias posiciones que no la han beneficiado en las encuestas ni la percepción generalizada por parte de los votantes.

A diferencia de la campaña que realizó para salvarse de la revocatoria, los spots publicitarios para esta campaña política no han logrado calar en la buena gracia del elector. La seriedad, el ambiente poco inclusivo y la rigidez de sus palabras han ocasionado que la opinión publica resalte la imagen de “pituca” y con poca llegada a los sectores más populares.

El “Pisko” de las elecciones: El baile Salvador de las encuestas

Salvador Heresi ha logrado visibilizarse en la mente del electorado limeño. Su video publicitario que se ha visto inspirado en el del cantautor “pisko” ha generado bastante simpatía (y algunas críticas por su “talento” para el baile) en las personas. Salvador está comenzando a repuntar en las encuestas y esto es gracias a los descensos de Villarán y Castañeda. Los medios también han contribuido en posicionarlo como un candidato joven y exitoso, además que su gusto por la música lo acercan a varios sectores de la población.

Al representar una tercera opción en la dualidad que se había formado en un principio, Salvador rescata un sector de la población que no votaría nunca ni por el escándalo de Comunicore ni por la ineficiencia de la reforma del transporte. A pesar de tener algunos encuentros por el tema de la costa verde y ciertas irregularidades en la municipalidad de San miguel, Heresi sigue manteniendo una imagen fresca, aunque tenga que mejorar muchas cosas para aspirar a ganarle a Castañeda (entre ellas su ritmo).

Las desventuras del tío Bigote: La caída de la estrella y el surgimiento de Cornejo

Enrique Cornejo ha pasado de “otros”, a llegar a poco más de 5%. Esto no se debe al deliberado apoyo de Alan García y la cúpula aprista (cosa que no tiene), sino a concienzudas y bien pensadas apariciones en los medios de comunicación. Aunque para muchos pareciera que Cornejo estuviera solo en estas elecciones, lo que mantiene correctamente a su lado es el sentido común y la cordura a la hora de proponer un plan de reestructuración para Lima.

Podríamos mencionar que su desligamiento parcial del APRA ha generado que cierto sector de la población guarde cierta simpatía con Cornejo. Su apariencia afable y su relativo éxito en su gestión como ministro de transportes y comunicaciones lo catapultan como la opción más completa en esta selva de candidatos.

La interculturalidad y las políticas públicas: Un ejemplo de avance lento

MERYBET

Por: Merybet Morales

Leyendo las noticias el día de ayer por la noche me encontré con una triste noticia. Se informaba del asesinato de cuatro nativos asháninkas a manos de madereros ilegales. Inmediatamente, los políticos no hacían esperar sus declaraciones condenando este execrable acto por parte, según los medios, de mafias que tienen intereses económicos en temas de tala ilegal.

“Nos avergüenza como sociedad” -decía el presidente en horas de la mañana; de otro lado, las asociaciones indígenas reiteraban un constante pedido al Estado Peruano “hacer valer el derecho de los nativos”. Bajo ese marco, se me abrió una interrogante: ¿hemos avanzado realmente?

En América Latina, la mayoría de países, ha tendido a realizar avances en acciones en pro las poblaciones indígenas como un modo de intentar adaptarse a su realidad de diversidad cultural que se ve expresada por la existencia de diversas comunidades nativas, indígenas y campesinas incluyendo las demandas de dicha población a las agendas políticas latinoamericanas revolucionando conceptos como “ciudadanía” y “estado”[1].

En ese sentido, las agendas políticas de los países han intentado responder a dichas demandas por inclusión y acceso hasta las de reconocimiento de derechos de autonomía. Entre las medidas más destacadas se encuentra la existencia de Estados Plurinacionales en Bolivia, y Ecuador, lo cual significa que se basan en una política de reconocimiento y construcción de un modelo de democracia no del carácter asimilacionista[2], sino que permita el reconocimiento de prácticas en la toma de decisiones colectivas que se apoyen en el diálogo y el consenso reconociendo así que las organizaciones indígenas cuentan con derecho a la libre determinación y al autogobierno este carácter plurinacional se encuentra respaldado mediante su Constitución.

Por otro lado, los demás países incluido el Perú, han avanzado a través de la implementación de la Consulta Previa  y la Ley de cuotas. La primera, establecida mediante el Convenio 169 de la OIT supone una visión distinta en las relaciones entre las comunidades y proyectos mineros estableciendo modelos de consulta para la toma de decisiones considerando así que dichas comunidades tienen derechos a sus territorios y recursos que han poseído, así como a que se respeten sus costumbres, tradiciones y cultura para poner en marcha los proyectos mineros o petroleros los cuales tomaran a través de dichos procesos de consulta compromisos de respeto a las minorías y de carácter ambiental[3]

No obstante, si bien en el carácter de la consulta previa parece tener incidencia positiva entorno del desarrollo de políticas pro poblaciones indígenas, esto no ha motivado avances entorno a su implementación se ha visto limitada por diversos factores. Uno de ellos es la necesidad de la existencia de una alianza de los actores que participan en dicho proceso: las empresas, las comunidades y el Estado.

Por otro lado, la inclusión de un sistema de cuotas para la participación electoral de la población indígena no ha logrado generar mayor equidad y participación de la población indígena dado que comparte algunos problemas identificados para la aplicación de la consulta previa.

Pero ¿por qué no son aún eficientes estas medidas a pesar de que ya se cuenta con agencias estatales sobre las cuales recae el diseño, ejecución y/o coordinación de políticas sectoriales en materia de poblaciones indígenas? Uno de los limitantes es que se depende de una demanda interna activa para que el Estado genere avances; segundo, la presencia de la cooperación internacional es fundamental en todos los procesos; tercero, no se ha logrado mapear ni a las poblaciones indígenas ni sus necesidades reales; cuarto, los conflictos de interés no logran una articulación de posiciones que generen acción política.

Así, el Estado como garante del proceso de implementación de medidas en pro de la población indígena no ha logrado generar medidas por falta de una articulación de elementos de tipos técnicos y lo político. Lo técnico, porque requiere prácticas y herramientas basadas en conocimiento de poblaciones indígenas y lo político, porque también surgen conflictos de intereses, cuya resolución requiere articular posiciones a través de la acción política lo cual complejiza sus avances.

En ese sentido, resulta importante continuar con el proceso de conocer las problemáticas y limitantes para avanzar a paso firme en la promulgación de propuestas que como las mencionadas permitan a pocos de generar respuestas más idóneas y con reales resultados.

_______________________________________________________________________________________________________

[1] Benavides (2010)

[2] Asimilacionista: Proceso por el que los diferentes grupos étnicos y culturales son absorbidos con la intención de hacerlos iguales al resto de la sociedad que se supone que es homogénea. Esta postura parte del supuesto de que la cultura receptora y dominante es superior a las demás y, por lo tanto, es la única que debe sobrevivir en la confrontación.(Parekh,1995)

[3] (Aranibar, 2011).

La Palabra del Mudo

Piero Miranda

Por: Piero Miranda

La política peruana, siempre impredecible y muy pintoresca, nos ha ofrecido una nueva razón para estar muy pendiente de ella ahora, que es la permanencia de Luis Castañeda Lossio en la contienda electoral. Tal parece que ni la tacha de un famélico JNE, ni el tan sonado caso Comunicore, ni el esfuerzo de sus grandes contrincantes (Villarán y Heresi), ha hecho posible bajar radicalmente la aceptación de Castañeda, que pareciera cada vez consolidarse más en el primer lugar y asegurarse la victoria de este 5 de Octubre.

Ahora quizás lo que muchos nos preguntamos es ¿Que ha hecho Castañeda para permanecer  en el primer lugar y no perder el liderazgo en las diversas encuestas? Muchos analistas y periodistas alegan que el éxito de Castañeda se debe a su silencio frente a las acusaciones y por sus apariciones bastantes cautas frente a la opinión pública. Sin embargo, estos se olvidan de un dato muy importante que define que Castañeda lidere las preferencias: la experiencia.

Luis Castañeda Lossio a sus 69 años, no es ningún novato en política y mucho menos, un político que solo ha sido alcalde de Lima. Quizás pocos recuerden que Castañeda fue Presidente Ejecutivo del entonces IPSS, ahora ESSALUD y que en los años ochenta fue regidor en la Municipalidad de Lima, aparte de su paso por la empresa privada. Así, el ex burgomaestre de Lima, que también fue candidato a la presidencia del Perú en el 2011, ha venido esculpiendo paulatinamente su lugar en la política peruana y así asegurando un factor crucial en la política, que es mantenerse en el subconsciente del votante.

Entonces, ¿Que esperar de Luis Castañeda en estas contiendas electorales? Al estar a menos de un mes de las elecciones regionales y distritales, Castañeda se toma el tiempo para caminar con sus portátiles, dar entrevistas a los medios que él desea y a no alterarse pese a las últimas encuestas que ponen en un estrecho segundo lugar a Salvador Heresi, su virtual oponente, el cual parece haberle quedado corto el tiempo para seguir subiendo en las preferencias electorales.

No es casualidad que a puertas de una elección, Castañeda Lossio opte por el silencio, que más que una estrategia, es simplemente un elemento más de su estilo de hacer política. Vale recordar que en la política nada es gratis, y si este sigue manteniendo la preferencia en las encuestas, es porque quizás la gente nunca antes ha tenido tan presente el amarillo y el nombre “Lucho” como ahora.

Migraciones: retorno, refugio y racismo

Ana Lucía

Por: Ana Lucía Olivos (España)

El tema migratorio en  España y en Europa, siguen  siendo temas fundamentales  en  la agenda política a nivel nacional y europeo.

Estos temas no sólo a nivel de recepción de inmigrantes, sino en cuanto a su integración en la sociedad de acogida. En Europa, y más concretamente en Italia, hemos sido testigos de algunas reformas migratorias relacionadas con las fronteras y la entrada de inmigrantes por las costas italianas.

El conflicto internacional que estamos viviendo en los países árabes, lleva consigo una demanda de asilo a los países vecinos.

El tema de refugio en España, a pesar del trabajo por parte de entidades de refugio sigue siendo también un tema pendiente, y veremos las personas que se podrán acoger fruto de las guerras que están viviendo en sus países.  El día 20 de Junio, se celebra el Día Mundial de las Personas Refugiadas, y cada año se suman más testimonios de personas que han pedido asilo, en España, -en este caso- por temer por su vida personal y el de sus familias.

Por otro lado, los flujos migratorios de retorno, derivados de la crisis europea hacia sus países de origen, siguen siendo objeto de estudio, y no sólo a escala nacional, sino también referente a los países expulsores de la inmigración, que durante los últimos meses han visto y siguen viendo el retorno de los connacionales a su país natal. De ello deriva la necesidad de crear en estos países una secretaría u bien una mesa de trabajo en la que se atiendan  los  posibles  conflictos  surgidos a raíz del retorno, entre  ellos, el  tema de  la homologación de títulos, convalidación de trabajos tales como la atención a las personas de tercera edad y/o  servicios de limpieza.

Finalmente, como   fruto del virus del ébola han comenzado a surgir comentarios   nada acertados e incluso con tono despectivo, acerca de que el virus “podría solucionar el problema  de  la  inmigración  en  tres  meses”  (Jean-Marie  Le  Pen).  Comentarios,  para  mi gusto,  racistas  acerca  de  cómo  poder  frenar  la  inmigración  en  Francia  suponen  el retroceso a nivel social y político del país.

Sin duda en el tema migratorio no sólo confluyen dinámicas de retorno o refugio, sino que derivados de éste también son importantes los temas como el de la integración, acogida, “segunda generación de inmigrantes”, racismo, xenofobia, políticas migratorias, codesarrollo, entre otros temas que deben ser analizados en enclave política y social.

 

Alerta: Sed de agua en el Conflicto de Gaza

Jasmin Puma

Por: Jasmín Puma Carbonell

No cabe duda que en cualquier momento sabíamos que un atentado en la Franja de Gaza llamaría la atención a nivel mundial, pues este conflicto ya vino suscitándose desde hace muchos años atrás. El conflicto de la Franja de Gaza ha llenado portadas en los diferentes diarios tanto nacionales e internacionales. Muchos de ellos han descrito una realidad con reacciones trágicas e inhumanas. Por consiguiente, nadie pude sentirse tan bien tras ver imágenes impactantes y razones incongruentes que son la causa de dicha lucha; hoy en día hablamos del respecto de los derechos fundamentales, de la paz, la libertad de expresión, del trabajo organizacional, de la justicia y la libertad; sin embargo, es imposible de creer que habiendo tantas leyes y tratados que resguardan sobre todo el bienestar de la persona, en menos de un mes se haya dado más de mil muertes entre niños, mujeres, ancianos y hombres, razones por la cual no solo es determinante de los bombardeos, sino que se ha suscitado daños de otra índole tales como: la escasez de agua y su contaminación-

El recurso hídrico siendo tan trascendental para la existencia de las personas en este conflicto, tanto los ciudadanos en Israel como Palestina, han sufrido su escasez dado por la contaminación. Por ello, la veraz preocupación no solo radica en el sin número de vidas pérdidas, sino en lo que a diario va el sufrimiento de otras vidas por dicha causal; pues está claro que a raíz de un severo conflicto se observa la consecuencia del recurso hídrico. Asimismo, cabe resaltar la consecuencia al medio ambiente que también son producidos por los gases e implementos del bombardeo, ya que en este último caso las consecuencias son realizadas a largo plazo de diferentes formas y afectando, no solo el lugar de donde se produjo, sino a todo nuestro planeta. El conflicto entre Israel y Palestina, como ya nos podemos dar cuenta, no solo es un conflicto que aparentemente es de ambos países, sino que en realidad seria de todo el mundo.

Así mismo, quiero resaltar dos preguntas: ¿Cuál de los dos aspectos, tanto económico como el derecho del agua será la prioridad?, ¿Es posible acaso compatibilizar ambos intereses? Personalmente creo que, en cuestiones de salud, derechos del agua y medio ambiente, como suelen decir, más vale pecar de exagerados que de ingenuos, para no dejar de lado en hacer lo posible que nuestras necesidades básicas primen para nuestro bienestar social. Por ello, es menester que nuestras autoridades tanto nacionales como internacionales tomen cartas en el asunto y no dejarse llevar por los intereses de las potencias mundiales.

La participación en decisiones sobre temas ambientales, la protección frente a la contaminación, el ordenamiento territorial, el aseguramiento hídrico, la participación en los beneficios económicos generados por la actividad agrícola y los derechos de los pueblos, son fuentes primarias para el ejercicio de una organización segura para la protección del Medio Ambiente; sin embargo, el punto de la Franja de Gaza rompió todas la barreras que se puede tener como fuente: ha sido la concentración de mayor propagación de contaminación; el sufrimiento por la escasez de agua es bastante alto y brevemente lo voy a detallar en tres puntos; primero, la falta de electricidad impide que el 25% de los sistemas de agua funcione y se está bombeando menos de la mitad de la cantidad necesaria de agua; segundo, el 50% de agua disponible en Oriente Medio proviene del rio Jordán y del lago Tiberiades, mientras que el resto procede de los acuíferos, por lo que ambas fuentes de agua están completamente contaminadas y los subterráneos que tienen los palestinos están bloqueados por los israelíes ya que la ocupación total de Cisjordania y Franja de Gaza, Israel declaró de su propiedad todos los recursos hídricos; y por último y no menos importante, el acuífero de Gaza aumenta continuamente su salinidad y contaminación, dando lugar a la penetración de agua de mar por la excesiva  sobreexplotación de Israel.

No obstante, la materia de conflicto no solo es el territorio. La cuestión hídrica ha sido y es, uno de los objetivos más importantes para los fundadores de Israel y para la planificación sionista. Desde una perspectiva de la historia en las guerras mundiales cabe mencionar; que si ya se llevó a cabo una primera guerra mundial (1914- 1918) y posteriormente, una segunda guerra mundial (1939-1945); pues el agua es un reflejo que puede ser una causa para la tercera guerra mundial, tal cual como nos puede demostrar la Franja de Gaza, y las consecuencias serían mucho más altas, tomándose no solo vidas humanas sino también todo recurso natural que es fuente de vida para el mundo.

Consecuentemente, los más afectados somos los seres vivos y por ello, la protección de nuestra fuente de vida debería y debe ser nuestra prioridad. Si concientizar ha sido una ardua labor para los ambientalistas, la iniciativa ya está reflejada, solo hay que cumplirla y seguir fomentándola. Hoy por hoy a nuestras autoridades internacionales les ha sido complicado resolver el conflicto de la Franja de Gaza; sin embargo, existen instituciones que prevén la ayuda de buena fe para los palestinos ya que ellos son los más afectados, por lo que debemos insistir en la solución y hablo de forma mancomunada porque esto es tarea de todos.