La educación superior: pensando a futuro

Ingrid Salas

Por: Ingrid Salas Cuba

La Educación en el mundo de hoy ha ido adquiriendo mayor valor y es uno de los principales factores para el desarrollo nacional; asimismo, genera beneficios sociales y económicos importantes a nivel individual y colectivo, por lo tanto, debe constituirse como eje generador del bienestar social de cualquier país.

Actualmente, se ha podido evidenciar que en el Perú, la probabilidad de ser pobre, en relación con el nivel educativo, disminuye de un 68% a un 11%1; la protección contra la pobreza podría referirse a alcanzar la inclusión social y movilización social mediante la educación, implicando finalmente el desarrollo del capital humano.

El plan de gestión institucional del PRONABEC del Ministerio de Educación 2012 – 2016, detecta así tres puntos causales claves que limitan el acceso, permanencia y culminación de estudios de educación superior: Barreras económicas que limitan las oportunidades de estudios superiores a egresados de secundaria y profesionales. De acuerdo con las estadísticas más recientes de la ENAHO – 2010 se puede destacar que el 78% de los jóvenes de menos recurso de la población no pueden acceder a estudios superiores. Esto lo revalida la Primera Encuesta Nacional de la Juventud Peruana 2011, comprobando que para el 61.7% de la población, una de las razones principales de la no concurrencia a una institución de educación superior se debe a problemas económicos y de trabajo, de tal manera se reitera que la barrera principal para el acceso a la educación superior en el Perú es económica.

El siguiente punto identificado es Aprendizajes insuficientes de los egresados de secundaria de escasos recursos que afectan su desarrollo integral. Estas son restricciones de largo plazo que, desafortunadamente, se encuentran relacionadas con el entorno familiar (consideramos aquí a el nivel de educación alcanzado por los padres) y la calidad de la educación básica recibida (refiriéndonos a la brecha que existe entre la educación recibida en secundaria y primaria y la exigida por los centros superiores). Es claro que el problema de muchos estudiantes se encuentra en su formación básica primaria e inicial; no se  puede exigir algo que no se ha enseñado.

Y por último se identificó el problema de Políticas desarticuladas para la promoción y apoyo al alto rendimiento académico, evidenciado en término de becas otorgadas, restricción presupuestaria, dificultad para su administración y baja cobertura regional. Determinado por la mínima cobertura evidenciado en cifras en el periodo del 2009 hasta el 2011 con tan solo 1490 becas otorgadas para una población de más de 8 millones (población joven de 15 a 29 años), la que representan el 27,2% de la población total del país.

Necesitamos objetivos precisos que permitan un cambio integral en la calidad de la educación. Sería ideal una reforma estructural de las instituciones educativas desde el preescolar y primario. Atendiendo problemas como la mala calidad de la docencia y la pertinencia curricular, para decirlo en otras palabras, que los temas que se imparten en aulas sean los necesarios  para poder alcanzar un nivel de educación que la sociedad requiere, debiendo desarrollar así estándares de calidad pedagógica y de gestión educativa.

También es importante reconocer los logros que el gobierno peruano ha tenido; existe un aumento en el número de becas otorgadas con respecto a los años anteriores, esto se debería a el cambio de institución encargada de su gestión (Periodo: 2007 al 2012 OBEC), actualmente dirigida por el PRONABEC.

Otro punto en el que se está avanzando, está referido a la importancia de la educación en la primera infancia, en respuesta a la necesidad ampliar la cobertura, el Estado está invirtiendo tanto en infraestructura como en la contratación de docentes titulados; igualmente, se está trabajando con los gobiernos regionales, fijándose metas y teniendo en cuenta la capacidad de gestión de la misma región.

No puedo dejar de mencionar la reciente aprobación de la Ley universitaria, este cambio de timón como lo mencionan muchos otras personas, que se encuentra fundamentado en que el nivel de la calidad universitaria frente al mundo es bajo, y , por ello, los parámetros fijados por la ley son más exigentes para alumnos y docentes.

De ahí que, es necesaria la mejora en la gestión educativa descentralizada del país, la cual se oriente al logro de resultados. Por tal motivo, debe seguir un sentido intercultural, ya que las dimensiones culturales son enclaves para entender el impacto que consiguiera el programa.

Ahora bien, se debe de brindar más apoyo a la excelencia, el acceso a las becas y créditos otorgados, ya que los estudios cuantitativos de los últimos años reflejan un aumento en cuanto a cobertura. En la coyuntura, la educación constituye una inversión muy productiva, valiosa en lo económico y prioritaria en lo social.

En suma, una sociedad más educada genera mayor desarrollo para su país. El Estado peruano debe promover líneas de acción que produzcan cambios significativos a largo plazo; no podemos aceptar que cada cambio de gobierno signifique perder lo que se avanza. Como estudiante soy parte del cambio, cambio que debería ser un compromiso de todos.

 

 

 

 

 

 

Publicado el agosto 22, 2014 en Gestión Pública. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: