Un balance de las elecciones al Parlamento Europeo

Ana Lucía

Por: Ana Lucía Olivos, politóloga con especialidad en Relaciones Internacionales, Transnacionalismo y Migraciones. Actualmente apoya a la investigación sobre Codesarrollo y Asociaciones de Migrantes, de la Universidad de Valencia, dirigida por Joan Lacomba).

Desde el día jueves 22 de mayo hasta el día domingo 25 de mayo, tuvieron lugar las elecciones al Parlamento Europeo(PE). Una selecciones donde, por un lado, se elegían a los 751 diputados que compondrían el nuevo PE; y por otro lado -y por primera vez desde las elecciones europeas de 1979 -los partidos políticos europeos presentarían al que sería el nuevo presidente de la Comisión Europea (el ejecutivo).

¿Porqué es relevante elegir al presidente de la Comisión Europea? Porque el presidente elegido, es el responsable de formular y de aplicar aquellas políticas comunitarias que se aprueban en los gobiernos y por supuesto,también en la eurocámara.

Una vez finalizada la semana de intensos debates, campañas y publicidades de los candidatos a cada uno de los partidos que se presentan, llegaron el domingo los resultados de todos los países miembros de la UE que participaron en la elección de los eurodiputados, y que estarán a cargo de la presidencia europea durante 5 años más. Los resultados de estas elecciones europeas, traían consigo dos enclaves políticas.Por un lado, qué porcentaje de participación política acudía a las urnas; y por otro lado, saber cómo quedaría dibujado el mapa europeo tras finalizar estas elecciones.

Respecto a la primera enclave política, y dadas las reformas que estaban teniendo lugar desde Bruselas, los ciudadanos se iban alejando, y a la vez cuestionando cuán importante es quien dirige la Comisión Europea, es por ello que la participación electoral fue (según los datos oficiales de la UE) de un 45,85%, una lectura negativa, para algunos, ya que se esperaba que hubiera una mayor participación electoral. No obstante, y lo que más llama la atención son los resultados políticos de estas elecciones.

En cuanto a la segunda enclave política, para muchos voto de castigo para algunos partidos que conforman los países de la UE. El caso más recurrente ha sido el del partido de extrema derecha, el Frente Nacional de Marine  Le Pen, en Francia, se colocaron como la primera fuerza política con un porcentaje de 26%, superando al Partido Socialista que obtuvo el 13,8%. En el Reino Unido, el  Partido Independencia del Reino Unido (UKIP), también superan los votos de los laboristas y de los “tories”, algo que no había pasado en años. En Holanda gana el partido nacionalista de extrema derecha, que al igual que Londres, pide la salida de sus países de la UE.

Son los casos que más han llamado la atención sobre todo a los partidos de izquierdas, centroizquierda, derechas y centro derechas, quien han perdido muchos de sus votos, y que valoran la necesidad de cambiar y de recuperar los votos de  electores que han castigado al sistema político actual en pro de los partidos extremistas.

En España, el surgimiento de nuevos partidos de izquierdas como PODEMOS,  un partido nacido del movimiento de los Indignados y representado por Pablo Iglesias, pretende representar a aquella sociedad española indignada tras las reformas del actual gobierno. El caso de Izquierda Unida con 6 escaños también pone de relevancia el surgimiento de partidos que estuvieron en la oposición. A banda de estos partidos también es relevante señalar el avance de partidos como el UPyD (Unión Progreso y Democracia) y el caso de C’s (Ciutadadanos).

El debate ahora en España, gira entorno de si estamos ante el fin del bipartidismo, y si así fuera,¿hacía qué modelo político estamos avanzando? En cualquiera de los dos casos, está claro que es necesaria una reforma no sólo externa sino también interna de cada uno de los partidos que quieren representar a una mayoría, y que debe ser paralela a la sociedad, a sus necesidades, y no de los más poderosos.

¿Qué pasa ahora en Europa tras las elecciones? En estos días estaremos esperando quién deberá presidir la Comisión Europea, y por ende, qué partidos políticos tendrán que marcar la agenda política del nuevo Parlamento Europeo. Se trata por tanto, de un reto político, social y económico relevante para los ciudadanos que formamos parte de la UE.

Publicado el mayo 29, 2014 en Política Internacional. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: