Ucrania y la lucha por un nuevo orden internacional

Francisco Narrea

Por: Francisco Narrea (PUCP)

El 2012, durante el debate presidencial entre Barack Obama y Mitt Romney, el entonces candidato republicano afirmó que Rusia era el principal enemigo geopolítico de los Estados Unidos, ante lo cual, Obama afirmó que la Guerra Fría había terminado hace 20 años. No han sido pocas las advertencias sobre el peligro latente en la zona del Mar Negro: El 2008, la entonces candidata republicana a la vicepresidencia de los Estados Unidos, Sarah Palin, dijo que “la reacción del senador Obama ante la invasión rusa de Giorgia fue de indecisión y que ello podía alentar a Rusia a invadir Ucrania”, hecho que la hizo merecedora de diversas críticas.[1]

El conflicto en Ucrania, que enfrenta a Rusia con las potencias occidentales, será un hito que consolidará el poder y orden internacional que Occidente instauró desde la postguerra o, por el contrario, generará un precedente y punto de inflexión en la historia.

El sistema internacional actual tiene su origen en la victoria de los aliados al finalizar la Segunda Guerra Mundial y en la firma de la Carta de las Naciones Unidas en San Francisco, 1945. Tras la caída de la URSS, Occidente pudo proyectar su poder en cualquier rincón del globo, sin encontrar resistencia significativa; tal fue el caso de la guerra de Irak. No obstante, el repentino surgimiento de los países BRICS y la crisis económica que desde hace unos años impera en Occidente, ha significado una relativa decadencia de los países del G7, frente a potencias emergentes como Rusia y China. Ante la aparente anarquía que se avizora en el sistema internacional, encontramos a aquellas potencias del G7 que buscan mantener el statu quo frente a potencias emergentes que buscan tener mayor protagonismo en las decisiones globales.

Tanto Rusia como los EEUU tienen intereses geoestratégicos en Ucrania. En términos geopolíticos, Rusia es un país mediterráneo. Su costa entre Murmansk y Vladivostok es prácticamente inservible para el desarrollo de su poder naval, ya que la zona del ártico se congela durante medio año; del mismo modo, el Mar Báltico es controlado por los países europeos y el Mar de Japón lo es por Corea del Sur, Japón y los Estados Unidos. Por ello, Rusia siempre buscó conquistar puertos de aguas tibias, siendo Catalina II de Rusia quien conquistó Crimea en el año 1783. De esta manera, la zona de Crimea, que concentra el 70% de la infraestructura naval rusa en el Mar Negro y las zonas rusófonas de Ucrania, se vuelven fundamentales para los intereses rusos y así contrarrestar la presencia de la OTAN en Turquía.

Del mismo modo, para los EEUU, Ucrania es un punto geoestratégico importante, pues es por ahí se dirige el gas ruso a Europa. Los EEUU, buscan controlar las rutas de suministro energético del mundo y tener mayor poder de coerción a sus rivales China y Rusia. A esto se suma que, si los EEUU permiten que Rusia anexe territorios de Ucrania, esto sentará un mal precedente para aquellos países que reclamen zonas justificándose en la composición étnica. Del mismo modo, significará que los EEUU no pudieron cumplir su compromiso de garante de la integridad territorial ante un tratado de desnuclearización. [2]

Ante esta situación, el conflicto de Ucrania, plantea un reto, tanto para los EEUU como para Rusia: ambos países pueden cooperar para beneficio de todos o enfrascarse en una competencia suma-cero en la que uno gana y otro pierde. Desde la perspectiva de Mearsheimer, la anarquía del sistema internacional lleva a los Estados a competir por la supremacía en una carrera sin final[3]. Es así que “una superpotencia que no se ocupa de la búsqueda racional de la hegemonía inevitablemente pone en riesgo su supervivencia”[4]. La única garantía total de supervivencia, en un sistema anárquico, es la supremacía y no el equilibrio. Entonces, sería difícil para los EEUU y Rusia dejar del lado el juego suma-cero en Ucrania. Asimismo, Rusia tiene ventajas que inclinan la balanza a su favor. La población ucraniana se divide en dos bloques principales: ruso hablantes por el este y los que hablan ucraniano por el oeste. Son nueve las regiones con mayoría “rusa”, siendo Donetsk la que tiene más población ruso parlante actualmente luego de la anexión de Crimea al país soviético.

Estas regiones apoyan la intervención rusa y su anexión a dicho país y son aquellas en que el ex presidente proruso Viktor Yanukovych obtuvo mayoría de votos.[5] Por otro lado, según el World Fact Book de la CIA y reportes de defensa del gobierno Ucraniano, Rusia sobrepasa notoriamente en gastos militares a Ucrania: En el 2012, el gobierno ruso gastó alrededor de 78 mil millones de dólares en sus milicias, mientras que Ucrania sólo ha invertido 1600 millones de dólares.[6] Además, las fuerzas armadas ucranianas no mantienen una cohesión y moral fuerte como las rusas y han presenciado numerosas deserciones.

Subestimar las capacidades rusas, ha sido un error caro para los Estados Unidos. Si bien la OTAN está recuperando notoriedad ante la amenaza rusa, también está dividida por la dependencia del gas ruso. Occidente se encuentra quizás ante el primer gran desafío al orden internacional de la post guerra mundial. Los EEUU están viendo amenazada su credibilidad así como su capacidad de defender a sus aliados. Atrás queda el triunfalismo que siguió a la derrota geopolítica de la URSS y postulados como “el fin de la historia”.

_____________________________________________________________________________________________________

[1] http://noticias.terra.com/internacional/la-crisis-en-ucrania-pone-a-prueba-el-liderazgo-internacional-de-obama,00bc7195f2e84410VgnCLD2000000ec6eb0aRCRD.html

[2] http://www.eluniversal.com/internacional/140303/un-acuerdo-firmado-el-1994-garantiza-la-integridad-de-ucrania

[3] MEARSHEIMER, John. “The tragedy of great power politics”. New York, W. W. Norton & Company, 2003.

[4] Ib

[5] http://mexico.cnn.com/mundo/2014/02/27/la-division-en-ucrania

[6] World Fact Book de la CIA

Publicado el abril 29, 2014 en Política Internacional y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: