Matrimonio, religión y diversidad sexual: La evolución del caso inglés

Gabriel Tristán

Por: Gabriel Tristán

En estos últimos días, el tema de agenda pública ha sido el debate de la Unión Civil no matrimonial de personas del mismo sexo en el Perú. Frente a este tema han venido surgiendo distintas posturas explicando el por qué debería o no aprobarse esta propuesta. Las personas que están a favor indican que beneficiaría a miles de parejas del mismo sexo que conviven juntas, garantizaría los derechos fundamentales de esas personas y visibilizaría la diversidad sexual que existe en nuestro país. Los que están en contra sugieren que la Unión Civil atentaría contra la moral, las buenas costumbres, lo que se expresa en la Biblia y que este es un paso más  para la aprobación del matrimonio homosexual en el Perú.

Frente a la última postura es en torno a la que me gustaría centrarme un momento: ¿Es la religión un condicionante para la no aprobación de los derechos de personas con distinta opción sexual? ¿Son todas las variantes de la religión cristiana contrarias a la diversidad sexual validada por el Estado?

Aprobación del matrimonio homosexual en Inglaterra:

“Creo que la Iglesia ha reaccionado aceptando plenamente que es la ley, y el sábado tendría que seguir demostrando, en palabra y acción, el amor de Cristo por cada ser humano” [1] Justin Welby, Arzobispo de Canterbury.

Hace un par de semanas se ha aprobado el matrimonio homosexual en Inglaterra. Si bien la medida ha generado polémica en la casa de Bbispos (House of Bishops), la mayoría de autoridades eclesiásticas han acatado la ley que brinda la posibilidad de que parejas homosexuales puedan casarse en ayuntamientos y templos religiosos que lo autoricen[2]. Lo que sorprende de esta medida, es que Inglaterra era un país donde hace menos de diez años estaban penadas las demostraciones de cariño entre personas del mismo sexo.

Para tener un poco más claro este tema, veremos el proceso de aprobación de leyes en favor de la diversidad sexual en Inglaterra. El primer paso fue una directiva de la Unión Europea que prohibía la discriminación laboral de personas con distinta orientación sexual en el 2003. El segundo paso fue dado en mayo del 2004 cuando se estableció como agravante cualquier delito de hostilidad por orientación sexual (Criminal Justice Act). El tercer paso, fue la aprobación de la Unión Civil entre personas del mismo sexo, con un valor igual al del matrimonio en noviembre del mismo año. El cuarto paso, previo a la aprobación del matrimonio, es que en abril del 2007 entró en vigor la ley de igualdad de orientación sexual. Esta ley prohibía cualquier tipo de discriminación en función a la orientación sexual a la hora de hacer un intercambio de bienes y servicios[3].

En cada uno de estos pasos la iglesia anglicana presentó, inicialmente, una postura de disconformidad frente a las medidas establecidas. Sin embargo, esta terminó aceptando la importancia de reconocer a personas con distinta opción sexual, como iguales a sus pares heterosexuales. Esta tolerancia presente en varias autoridades eclesiásticas inglesas ha generado que la sociedad en general disminuya la tasa de violencia hacia la diversidad sexual.

Una teoría que podríamos generar acerca de la tolerancia de la iglesia, estaría basada en la fuerza con la cual el Estado ha logrado presentar los derechos de las personas como algo más importante que cualquier creencia religiosa. En palabras del primer ministro conservador David Cameron: “En Gran Bretaña ya no importará si eres heterosexual u homosexual, el Estado reconocerá como igual tu relación[4]. Al tener autoridades convencidas de un proyecto de derechos e igualdad para todos (noción de poder de Duverger), cualquier otro órgano dentro del Estado (véase la iglesia) se verá influenciado por este.

Finalmente, lo que se quiere demostrar es que la religión y la diversidad sexual no son aspectos que estén separados sin posibilidad de cambio, sino que es un proceso de aceptación y tolerancia hacia personas diferentes al patrón heteronormativo (creencia de que solo lo heterosexual es lo normal). Si logramos formar un Estado que defienda los derechos de las minorías (como en Inglaterra), entonces cualquier otra entidad tendrá que adaptarse.

 _____________________________________________________________________________________________________

[1] http://elcomercio.pe/mundo/europa/matrimonios-homosexuales-ya-son-legales-gran-bretana-noticia-1719113

[2] http://www.20minutos.es/noticia/2099240/0/ley-matrimonio-homosexual/entra-vigor/inglaterra-gales/

[3] http://es.wikipedia.org/wiki/Homosexualidad_en_el_Reino_Unido

[4] http://m.ntn24.com/article.php?url=/node/126622

 

Publicado el abril 11, 2014 en Política Internacional y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: