Archivos Mensuales: abril 2014

Ucrania y la lucha por un nuevo orden internacional

Francisco Narrea

Por: Francisco Narrea (PUCP)

El 2012, durante el debate presidencial entre Barack Obama y Mitt Romney, el entonces candidato republicano afirmó que Rusia era el principal enemigo geopolítico de los Estados Unidos, ante lo cual, Obama afirmó que la Guerra Fría había terminado hace 20 años. No han sido pocas las advertencias sobre el peligro latente en la zona del Mar Negro: El 2008, la entonces candidata republicana a la vicepresidencia de los Estados Unidos, Sarah Palin, dijo que “la reacción del senador Obama ante la invasión rusa de Giorgia fue de indecisión y que ello podía alentar a Rusia a invadir Ucrania”, hecho que la hizo merecedora de diversas críticas.[1]

El conflicto en Ucrania, que enfrenta a Rusia con las potencias occidentales, será un hito que consolidará el poder y orden internacional que Occidente instauró desde la postguerra o, por el contrario, generará un precedente y punto de inflexión en la historia.

El sistema internacional actual tiene su origen en la victoria de los aliados al finalizar la Segunda Guerra Mundial y en la firma de la Carta de las Naciones Unidas en San Francisco, 1945. Tras la caída de la URSS, Occidente pudo proyectar su poder en cualquier rincón del globo, sin encontrar resistencia significativa; tal fue el caso de la guerra de Irak. No obstante, el repentino surgimiento de los países BRICS y la crisis económica que desde hace unos años impera en Occidente, ha significado una relativa decadencia de los países del G7, frente a potencias emergentes como Rusia y China. Ante la aparente anarquía que se avizora en el sistema internacional, encontramos a aquellas potencias del G7 que buscan mantener el statu quo frente a potencias emergentes que buscan tener mayor protagonismo en las decisiones globales.

Tanto Rusia como los EEUU tienen intereses geoestratégicos en Ucrania. En términos geopolíticos, Rusia es un país mediterráneo. Su costa entre Murmansk y Vladivostok es prácticamente inservible para el desarrollo de su poder naval, ya que la zona del ártico se congela durante medio año; del mismo modo, el Mar Báltico es controlado por los países europeos y el Mar de Japón lo es por Corea del Sur, Japón y los Estados Unidos. Por ello, Rusia siempre buscó conquistar puertos de aguas tibias, siendo Catalina II de Rusia quien conquistó Crimea en el año 1783. De esta manera, la zona de Crimea, que concentra el 70% de la infraestructura naval rusa en el Mar Negro y las zonas rusófonas de Ucrania, se vuelven fundamentales para los intereses rusos y así contrarrestar la presencia de la OTAN en Turquía.

Del mismo modo, para los EEUU, Ucrania es un punto geoestratégico importante, pues es por ahí se dirige el gas ruso a Europa. Los EEUU, buscan controlar las rutas de suministro energético del mundo y tener mayor poder de coerción a sus rivales China y Rusia. A esto se suma que, si los EEUU permiten que Rusia anexe territorios de Ucrania, esto sentará un mal precedente para aquellos países que reclamen zonas justificándose en la composición étnica. Del mismo modo, significará que los EEUU no pudieron cumplir su compromiso de garante de la integridad territorial ante un tratado de desnuclearización. [2]

Ante esta situación, el conflicto de Ucrania, plantea un reto, tanto para los EEUU como para Rusia: ambos países pueden cooperar para beneficio de todos o enfrascarse en una competencia suma-cero en la que uno gana y otro pierde. Desde la perspectiva de Mearsheimer, la anarquía del sistema internacional lleva a los Estados a competir por la supremacía en una carrera sin final[3]. Es así que “una superpotencia que no se ocupa de la búsqueda racional de la hegemonía inevitablemente pone en riesgo su supervivencia”[4]. La única garantía total de supervivencia, en un sistema anárquico, es la supremacía y no el equilibrio. Entonces, sería difícil para los EEUU y Rusia dejar del lado el juego suma-cero en Ucrania. Asimismo, Rusia tiene ventajas que inclinan la balanza a su favor. La población ucraniana se divide en dos bloques principales: ruso hablantes por el este y los que hablan ucraniano por el oeste. Son nueve las regiones con mayoría “rusa”, siendo Donetsk la que tiene más población ruso parlante actualmente luego de la anexión de Crimea al país soviético.

Estas regiones apoyan la intervención rusa y su anexión a dicho país y son aquellas en que el ex presidente proruso Viktor Yanukovych obtuvo mayoría de votos.[5] Por otro lado, según el World Fact Book de la CIA y reportes de defensa del gobierno Ucraniano, Rusia sobrepasa notoriamente en gastos militares a Ucrania: En el 2012, el gobierno ruso gastó alrededor de 78 mil millones de dólares en sus milicias, mientras que Ucrania sólo ha invertido 1600 millones de dólares.[6] Además, las fuerzas armadas ucranianas no mantienen una cohesión y moral fuerte como las rusas y han presenciado numerosas deserciones.

Subestimar las capacidades rusas, ha sido un error caro para los Estados Unidos. Si bien la OTAN está recuperando notoriedad ante la amenaza rusa, también está dividida por la dependencia del gas ruso. Occidente se encuentra quizás ante el primer gran desafío al orden internacional de la post guerra mundial. Los EEUU están viendo amenazada su credibilidad así como su capacidad de defender a sus aliados. Atrás queda el triunfalismo que siguió a la derrota geopolítica de la URSS y postulados como “el fin de la historia”.

_____________________________________________________________________________________________________

[1] http://noticias.terra.com/internacional/la-crisis-en-ucrania-pone-a-prueba-el-liderazgo-internacional-de-obama,00bc7195f2e84410VgnCLD2000000ec6eb0aRCRD.html

[2] http://www.eluniversal.com/internacional/140303/un-acuerdo-firmado-el-1994-garantiza-la-integridad-de-ucrania

[3] MEARSHEIMER, John. “The tragedy of great power politics”. New York, W. W. Norton & Company, 2003.

[4] Ib

[5] http://mexico.cnn.com/mundo/2014/02/27/la-division-en-ucrania

[6] World Fact Book de la CIA

Más allá del escándalo: el caso de La Oficina Nacional del Gobierno Interior (Onagi)

???????????????????????????????

Por: Pamela Ventura

Durante la última semana, la Oficina Nacional de Gobierno Interior (Onagi) ha estado en el ojo de la tormenta política debido a los diversos cuestionamientos y denuncias a la gestión  de su actual jefa, Dacia Nena Escalante, ex congresista nacionalista. Entre las principales acusaciones está la que atribuye actos de proselitismo político a los gobernadores con fondos públicos[1], lo cual desencadenó la puesta en relieve de varias deficiencias de la Institución, así como la evaluación de permanencia de Escalante. Por otro lado, la oposición –fujimorista y aprista- se ha pronunciado con dos proyectos de ley que buscan modificar las funciones de la Onagi, en un caso; y desactivarla, en el otro.

Ante esta situación, la referida jefa de Onagi fue consultada por el diario El Comercio, obteniendo la siguiente declaración: “No es que no quiera responder, lo que pasa es que soy muy creyente y estamos en Semana Santa”[2]. Ahora bien, es evidente que en los próximos días Escalante tendrá que ofrecer una respuesta más contundente sobre la veracidad o falsedad de las acusaciones, basada en el informe completo solicitado por el  ministro Albán. Mientras tanto, el presente artículo desarrollará un breve análisis de la Onagi, con la finalidad de ver más allá de la agitación política y enfatizar su importancia como Institución.

La Oficina Nacional de Gobierno Interior (Onagi) tuvo como antecedente a la Dirección General de Gobierno Interior (DGGI), unidad dependiente del Ministerio del Interior. Sin embargo, se argumentó que esta estructura limitaba el desarrollo de sus funciones, al no tener autonomía para responder adecuadamente a las demandas de la población. Por lo tanto, el 10 de diciembre del 2012 se creó la Onagi mediante Decreto Legislativo 1140, con la finalidad de otorgarle autonomía ejecutora y fortalecer el gobierno interior a partir de la presencia estatal en todo el territorio nacional[3].

Lo anterior es importante, pues el carácter autónomo de la Onagi lo absuelve de la rendición de cuentas que antes tenía como DGGI, el cual dependía orgánicamente del Ministerio del Interior como unidad de línea. Esto ha generado malestar en cuanto a la transparencia de su gestión, causando daños a su imagen institucional. Y el efecto se multiplica, al considerar el incremento presupuestal que obtuvo durante este gobierno con respecto al de Alan García, el cual comprende de S/. 46 a S/. 84 millones aproximadamente[4], generando suspicacias por parte de la oposición.

Sin embargo, cabe resaltar que las funciones de la Onagi también han aumentado, en tanto tiene como competencia colaborar en la implementación de programas sociales, especialmente en las zonas donde el único representante del Estado es la autoridad política designada. En ese sentido, muchos gobernadores contribuyen con el modelo de cogestión de los programas del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS), lo cual garantiza el alcance del Estado en las zonas de mayor vulnerabilidad y contribuye a la articulación entre los actores que participan de los programas sociales, así como de la fiscalización de los mismos.

Así, las funciones de la Onagi son las de brindar seguridad jurídica a través del otorgamiento de garantías para mantener el orden público. Además, colabora con la gobernabilidad y el seguimiento y ejecución de Políticas Nacionales. Por ende, dada su implicancia, corresponde un manejo responsable de sus recursos, el cual se ha visto cuestionado en los últimos días. Y más allá del debate si Escalante depende de Nadine o si debería o no desactivarse la Oficina, es imperante el fortalecimiento de la política pública que la subyace.  También es necesaria la fiscalización de su funcionamiento pero sin dejar de lado el compromiso de perseguir su misión como Institución, sea con ese nombre o con cualquier otro.

_____________________________________________________________________________________________________

[1]“Escalante en manos de ministro Albán”. Perú 21. Consulta: 20 de abril de 2014.

[2]  “Bancadas de oposición coinciden en que se debe desactivar la Onagi”. Diario El Comercio. Consulta: 20 de abril de 2014.

[3]Dentro de los objetivos de la Onagi se encuentran los siguientes:

  • Fortalecer la presencia del Estado a nivel nacional a través de las autoridades políticas designadas.
  • Velar por la legalidad de las promociones comerciales, rifas con fines sociales y colectas públicas, a fin de prevenir el abuso contra la buena fe de la ciudadanía.
  • Implementar, desarrollar y fortalecer las capacidades y competencias de las autoridades políticas designadas.
  • Fiscalizar, controlar y sancionar a las personas naturales y jurídicas infractoras dentro del ámbito de su competencia.
  • Fortalecer institucionalmente a la organización, en términos de gestión, eficiencia y eficacia.

<http://www.onagi.gob.pe/portal/?controlador=menu&accion=detalle&id=8&gt;

[4] < http://elcomercio.pe/politica/gobierno/presupuesto-gobernadores-casi-se-triplico-ano-noticia-1722558?ref=nota_politica&ft=mod_leatambien&e=titulo >

Cuba abre sus puertas a la inversión extranjera

Laura Tineo

Por: Laura Tineo

A principios del 2008 el gobierno cubano de Raúl Castro inició una serie de reformas económicas entre las cuales se encuentran el libre acceso a los hoteles, la renta de automóviles y la libre venta de teléfonos celulares. En el 2009, el gobierno avanzó permitiendo el acceso libre a internet. Mientras que desde el 2012 la isla caribeña implementó la reforma migratoria que eliminó el permiso de salida que los cubanos necesitaban para viajar al extranjero, así como la eliminación de la preceptiva carta de invitación. En el 2013, estas reformas prosiguieron con la autorización de venta libre de vehículos a precios de mercado con el propósito de mejorar el transporte público y eliminar el mercado negro en este sector, ya que anteriormente dicho comercio se encontraba prohibido sin un permiso especial.

De esta forma es como vemos que Cuba atravesó por una serie de cambios que incluyeron la desregulación de empresas del Estado y el estímulo a la inversión extranjera que aportaron tecnología, financiamiento, mercado y empleo. Esto  permitió que las empresas estatales se queden con el 50% de sus ganancias, después de impuestos, y que las reinviertan en los procesos de producción. Hasta ahora, todas las ganancias obtenidas por las empresas estatales son administradas por el Gobierno, que a su vez controla el gasto y la distribución de estos recursos.

Desde este año, Cuba se lanzó la ley de inversión extranjera, la cual plantea: “ofrecer mayores incentivos a esta y asegurar que la atracción del capital extranjero contribuya eficazmente a los ob­jetivos del desarrollo económico sostenible del país y a la recuperación de la economía nacional, sobre la base de la protección y el uso racional de los recursos hu­manos y naturales y del respeto a la soberanía e independencia na­cionales.”

De esta forma Cuba establece la propiedad de empresas mixtas, sociedades y asociaciones económicas. También prevé, con respecto a la propiedad estatal, con las garantías de los inversionistas, los sectores destinatarios de inversiones ex­tran­jeras, las modalidades que pue­den adoptar estas, las inversiones en bienes inmuebles, los aportes y su valoración, así como el régimen para su negociación y autorización.

Por un lado, establece el régimen bancario, el de exportación e importación, el laboral, el tributario, el de reservas y seguros y el de registro e información fi­nan­ciera. Por otro lado, las normas relativas a la protección del medio ambiente, el uso racional de los recursos naturales, la protección a la innovación científica y tecnológica. Esto se da gracias a que se viene instituyendo las acciones de control a la inversión extranjera y el régimen de solución de conflictos. Esto nos plantea una pregunta: ¿Será qué estamos presenciando el inicio de un nuevo modelo chino?

Si bien Cuba ocupa el puesto 176 de un conjunto de 177 países para los que se elabora el índice de libertad económica 2014 de la Fundación Heritage lo cierto es que se puede apreciar una mejora en relación al año anterior. Sin embargo, las drásticas restricciones del gobierno siguen constituyendo una fuerte traba para el progreso de la nación. Por lo cual, un cubano aún se encuentra prohibido, por ejemplo, de permanecer más de 3 días en una ciudad que no sea la suya, (sí, se puede ser un cubano ilegal dentro de la misma Cuba).

Tampoco se tiene acceso a la educación si eres hijo de un disidente del gobierno o simplemente, si no cumples los estándares cubanos, no tienes opción para elegir la carrera de tu vocación. Es así como, si bien que estas reformas económicas benefician las relaciones externas y la economía de Cuba, ¿Cuándo iniciarán las políticas que realmente generen un impacto en la población cubana sin vulnerar sus derechos fundamentales más básicos? Eso, está por verse.

La Lima se tiñe de Rojo

Andrés Vílchez

Por: Andrés Vílchez

En las últimas semanas todos hemos sido testigos ya sea por las noticias matutinas, por la radio o al pasar cada mañana por el quiosco de toda la vida, acerca de la crisis que vive el transporte público en nuestra capital. Esta situación no es algo nuevo para nosotros los limeños. Es un problema que viene dándose desde hace más de 2 décadas sin que nadie  mueva un dedo y acabe de manera drástica con esta pandemia llamada “transporte público capitalino” que parece haber llegado a su punto más alto en las últimas semanas cuando una videocámara grabó en vivo y en directo como una custer de la empresa Orión se subía a la vereda totalmente descontrolada para terminar atropellando a una mujer y aún así siguió su camino como si nada hubiera pasado, para luego descubrirse que el chofer tenía en su historial más de 15 papeletas graves.

Analicemos esta situación desde sus orígenes, nos subimos a la máquina del tiempo y retrocedemos unos 23 años. Exactamente el 25 de julio de 1991, por cierto muy cerca de nuestras queridas fiestas patrias, cuando nuestro “querido” presidente Alberto Fujimori junto a su primer ministro, Jaime Yoshiwama, promulgan el decreto legislativo 651. Sacamos los anteojos, los desempolvamos  y nos dirigimos al artículo 4 que dice textualmente:

“Autorizase excepcional y transitoriamente a las personas naturales y jurídicas en general, a prestar, bajo su responsabilidad, servicio público de transporte urbano e interurbano de pasajeros en todo tipo de vehículos automotores, salvo camiones y vehículos de dos ruedas.” 

Y eso no es todo. En octubre del 92’, el gobierno derogó todas las restricciones para importación de bienes usados, ósea las empresas importadoras tenían la libertad de traer a nuestro país cualquier cantidad de objetos (entre ellos vehículos) ya sean grandes, pequeños, usados, desarmados, chocados, antiguos, sin ningún impedimento. Es aquí donde empiezan a ingresar automóviles sin control a nuestro país, entre ellos las combis, las custers y el famoso Daewoo tico, este último que todos conocemos y vemos diariamente transitar por las calles de nuestra ciudad. Si, ese pequeño y escurridizo cochecito que todos queremos cuando necesitamos con urgencia un taxi barato pero que todos odiamos cuando estamos en nuestros vehículos y se nos cruzan por delante. Los tres vehículos causantes de la mayoría de accidentes ocurridos en nuestro país en los últimos años.

 Pero este no es el único problema que tiene nuestra Lima querida con respecto al tránsito. No, no, no. Si al principio de este artículo dijimos que el conductor causante de varios accidentes tenía más de 15 multas y aún así seguía transitando significa que no solo falló el presidente Alberto Fujimori en el 91’ y 92’, sino que también hay una muy latente falta de autoridad y de calidad humana con respecto en la sociedad limeña. Yo sé que ninguno de ustedes queridos lectores usuarios del servicio de transporte público está de acuerdo con el servicio que recibe. Diariamente podemos ver cobradores malcriados, sin el más mínimo concepto de lo que es el buen trato y las buenas costumbres, mal vestidos y faltos de aseo, y conductores que no respetan ni a señoras de 80 años y que manejan como si estuvieran en una carrera de fórmula uno, cruzándose y cambiando de carril a cada momento. Buses, Custers y Combis que transitan sin botiquín, con el cinturón de seguridad en mal estado, con asientos de más que no permiten la comodidad del pasajero y sincerándonos un poco más, la música a todo volumen, en su mayoría reggaetón, es sumamente incómoda.

 Finalmente y para cerrar esta columna podemos concluir dando en obviedad que aun así se prohíba el uso de  combis y  ticos que siguen siendo un problema pero no el problema en sí. Aquí el problema es la falta del factor educación en la sociedad limeña y la falta de valores. Este último punto para mí es un 90% del asunto. Como también la falta de autoridad que tiene la policía nacional. Aunque… ¿si los policías fueran personas con mayor educación y valores? ¿Seguirían permitiendo esto?

He ahí el dilema…

 

Perú, país de hipocresías

Alejandro Mejía

Por: Alejandro Mejía Tarazona

Ha sido una semana de sucesos importantes. El debate que ha originado la cuestión de la Unión Civil en el Perú ha polarizado a gran parte de la sociedad limeña. En este contexto, la reciente captura “preventiva” de gran parte de los miembros del MOVADEF y la acción tardía del Estado frente a la situación lamentable que se vive en la región Ancash, han sido coyunturas que han abierto una serie de debates a nivel nacional que han llegado hasta los medios de comunicación. Sin embargo, tras estos sucesos solo se trata de disfrazar ciertas hipocresías cada vez más grandes en la sociedad peruana. Desde amenazas de muerte hacia el congresista Bruce por liderar el lobby de la Unión Civil en el Parlamento hasta la idea de que los miembros del MOVADEF intentan reactivar la lucha armada. La pregunta es: ¿qué tienen en común estos tres sucesos?

En lo que respecta a la Unión Civil, se esconden diversos paradigmas en la sociedad limeña frente a un tema que ya viene debatiéndose desde hace algunos años. De un momento a otro, viejos valores religiosos e ideas más liberales han comenzado a defender sus respectivas posiciones frente a la unión civil entre homosexuales. Aquí existe cierta hipocresía desde la misma sociedad limeña. Muchas personas manifiestan una posición favorable frente a este debate; empero, poco se hace por lograr hechos factibles en torno a la problemática en cuestión. Tenemos una ciudadanía limeña que aún no se moviliza lo suficiente como poner en agenda permanente el tema de la Unión Civil. Quizá estas simpatías por la aprobación de una ley solo queden en ello, en simples preferencias, cuando lo que en verdad se esconden son valores religiosos y una defensa férrea del núcleo familiar conformado por el hombre y la mujer como cabezas de hogar.

Esto nos lleva a pensar que también nuestras autoridades políticas mantienen ciertas hipocresías frente a un problema que ya comienza a poner en riesgo las instituciones del Estado: la criminalidad como forma de hacer política. Surge la pregunta, ¿Debemos esperar a que más opositores políticos sean asesinados en el país? Lo que pone en evidencia la tardía actuación del Estado en la región Ancash no es más que una fiel expresión de ciertas hipocresías frente a problemas que son de conocimiento público en el norte del país desde hace algunos años: extorsiones, asesinatos de opositores, amenazas de muerte a fiscales. Cada vez más, las deficiencias de la descentralización muestran su peor rostro: autoridades regionales que se vuelven amos y dueños de la institucionalidad democrática. Aún pocos comprenden porqué aún no existen esfuerzos para promover la eliminación de la “reelección indefinida” en todas las autoridades sub nacionales del país.

Ahora, en medio del clima de las coyunturas antes mencionadas, el gobierno revela la Operación Perseo 2014 en la cual logra la captura de 28 personas ligadas al MOVADEF. ¿Qué intenta realmente el gobierno? ¿Alejar la atención mediática de problemas nacionales más importantes? Acusaciones de que ciertos miembros del MOVADEF pretenden reactivar la lucha armada ya resulta casi ridículo. El problema realmente existente está en el VRAEM, el origen del financiamiento que podría dar origen a una supuesta “lucha armada”. Resulta paradójico: desde la captura de Artemio no ha habido acciones contundentes contra los rezagos de SL en el VRAEM, lo que pone en evidencia que el Estado prefiere mantener esa amenaza narcoterrorista como latente con el único fin de distraer la atención nacional ante cualquier coyuntura crítica. Las autoridades defienden constantemente la institucionalidad democrática del país, pero realmente pocas son las propuestas que se promueven desde el gobierno central por combatir el narcoterrorismo.

Ya lo decía Moliere: “La hipocresía es el colmo de todas las maldades”. Y en la hipocresía de la sociedad limeña y de las autoridades nacionales y sub nacionales, reside el por qué no se consiguen avances importantes. Tenemos cada vez más una democracia que le da la espalda a ciertos problemas, y no genera consensos frente a otros.

 

 

Matrimonio, religión y diversidad sexual: La evolución del caso inglés

Gabriel Tristán

Por: Gabriel Tristán

En estos últimos días, el tema de agenda pública ha sido el debate de la Unión Civil no matrimonial de personas del mismo sexo en el Perú. Frente a este tema han venido surgiendo distintas posturas explicando el por qué debería o no aprobarse esta propuesta. Las personas que están a favor indican que beneficiaría a miles de parejas del mismo sexo que conviven juntas, garantizaría los derechos fundamentales de esas personas y visibilizaría la diversidad sexual que existe en nuestro país. Los que están en contra sugieren que la Unión Civil atentaría contra la moral, las buenas costumbres, lo que se expresa en la Biblia y que este es un paso más  para la aprobación del matrimonio homosexual en el Perú.

Frente a la última postura es en torno a la que me gustaría centrarme un momento: ¿Es la religión un condicionante para la no aprobación de los derechos de personas con distinta opción sexual? ¿Son todas las variantes de la religión cristiana contrarias a la diversidad sexual validada por el Estado?

Aprobación del matrimonio homosexual en Inglaterra:

“Creo que la Iglesia ha reaccionado aceptando plenamente que es la ley, y el sábado tendría que seguir demostrando, en palabra y acción, el amor de Cristo por cada ser humano” [1] Justin Welby, Arzobispo de Canterbury.

Hace un par de semanas se ha aprobado el matrimonio homosexual en Inglaterra. Si bien la medida ha generado polémica en la casa de Bbispos (House of Bishops), la mayoría de autoridades eclesiásticas han acatado la ley que brinda la posibilidad de que parejas homosexuales puedan casarse en ayuntamientos y templos religiosos que lo autoricen[2]. Lo que sorprende de esta medida, es que Inglaterra era un país donde hace menos de diez años estaban penadas las demostraciones de cariño entre personas del mismo sexo.

Para tener un poco más claro este tema, veremos el proceso de aprobación de leyes en favor de la diversidad sexual en Inglaterra. El primer paso fue una directiva de la Unión Europea que prohibía la discriminación laboral de personas con distinta orientación sexual en el 2003. El segundo paso fue dado en mayo del 2004 cuando se estableció como agravante cualquier delito de hostilidad por orientación sexual (Criminal Justice Act). El tercer paso, fue la aprobación de la Unión Civil entre personas del mismo sexo, con un valor igual al del matrimonio en noviembre del mismo año. El cuarto paso, previo a la aprobación del matrimonio, es que en abril del 2007 entró en vigor la ley de igualdad de orientación sexual. Esta ley prohibía cualquier tipo de discriminación en función a la orientación sexual a la hora de hacer un intercambio de bienes y servicios[3].

En cada uno de estos pasos la iglesia anglicana presentó, inicialmente, una postura de disconformidad frente a las medidas establecidas. Sin embargo, esta terminó aceptando la importancia de reconocer a personas con distinta opción sexual, como iguales a sus pares heterosexuales. Esta tolerancia presente en varias autoridades eclesiásticas inglesas ha generado que la sociedad en general disminuya la tasa de violencia hacia la diversidad sexual.

Una teoría que podríamos generar acerca de la tolerancia de la iglesia, estaría basada en la fuerza con la cual el Estado ha logrado presentar los derechos de las personas como algo más importante que cualquier creencia religiosa. En palabras del primer ministro conservador David Cameron: “En Gran Bretaña ya no importará si eres heterosexual u homosexual, el Estado reconocerá como igual tu relación[4]. Al tener autoridades convencidas de un proyecto de derechos e igualdad para todos (noción de poder de Duverger), cualquier otro órgano dentro del Estado (véase la iglesia) se verá influenciado por este.

Finalmente, lo que se quiere demostrar es que la religión y la diversidad sexual no son aspectos que estén separados sin posibilidad de cambio, sino que es un proceso de aceptación y tolerancia hacia personas diferentes al patrón heteronormativo (creencia de que solo lo heterosexual es lo normal). Si logramos formar un Estado que defienda los derechos de las minorías (como en Inglaterra), entonces cualquier otra entidad tendrá que adaptarse.

 _____________________________________________________________________________________________________

[1] http://elcomercio.pe/mundo/europa/matrimonios-homosexuales-ya-son-legales-gran-bretana-noticia-1719113

[2] http://www.20minutos.es/noticia/2099240/0/ley-matrimonio-homosexual/entra-vigor/inglaterra-gales/

[3] http://es.wikipedia.org/wiki/Homosexualidad_en_el_Reino_Unido

[4] http://m.ntn24.com/article.php?url=/node/126622

 

Si el río suena….

Piero Miranda

Por: Piero Miranda

Diversos rumores, unos más extravagantes que otros, e innumerables escándalos  se han desarrollado constantemente en la escena política desde que se inició el año 2014. Valga recalcar, que a solo dos años de las elecciones presidenciales, lo que menos se espera es un clima armonioso entre los diversos actores políticos, pues a puertas de un nuevo proceso electoral en el 2016, los bandos políticos van descargando todos sus dardos y artillería a sus contrarios, y en este caso, si el río suena, es porque no solo piedras trae.

Diariamente los medios nos invaden con portadas que muestran  este show político,  tanto pintoresco como burdo, los cuales no solo acontecen  en las instituciones del Estado, sino también fuera de estas. Valga recordar que en los medios de comunicación,  las noticias mediáticas y la confrontación política es lo que realmente vende, razón por la cual se tiene que maximizar sus beneficios en noticias que den que hablar y que a su vez muevan fibras sensibles dentro de la sociedad para hacerlo mucho más debatible.

El escándalo político que cerró el año pasado y nos habría camino a este año fue  el hasta ahora polémico caso López Meneses o “Lopezgate”,  el cual estremeció la escena política, con mayor medida la del oficialismo,  con numerosas portadas en diarios, programas enteros dedicados al caso, entrevistas televisivas y radiales hasta con  pintas en las calles con palabras como “Ollantamontesinismo”. Sin lugar a duda, este tipo de noticias nos muestra la política del escándalo que se realiza diariamente y sin que se le tome la atención debida, nos brinda los temas de agenda para discutir en el día a día y dejar de lado quizás los temas importantes para el desarrollo del país.

Pero, no solo son los escándalos los que mueven la atención de la prensa y condicionan la opinión pública, sino que también son los rumores políticos. A fines de Enero y comienzos de Febrero se dio el rumor que el 5 de Febrero se iba a desarrollar una huelga oficial de la policía nacional, como la que vivió Lima el siglo pasado y que dejo al borde del caos a la ciudad. Los medios cubrieron la noticia, hubo entrevistas por radio y creció la paranoia en la ciudadanía, pero llegado el día así como vino la noticia, esta se fue y no pasó nada y  simplemente pasó al olvido.

La salida del ex premier Cesar Villanueva del gabinete ministerial marco otro hito en la línea de escándalos políticos. La salida del cuarto premier representaba en si ya un escándalo, pero  aparte se rumoreo que esta salida fue por la intromisión de Nadine Heredia en el gabinete y por poner en agenda el aumento del sueldo mínimo. Primeras planas, entrevistas, y ruido político duraron días y semanas, para finalmente sentir el tema ya gastado y no darle más importancia. El tan sonado escándalo Villanueva solo ayudo a aumentar más el rumor de  intromisión de Nadine Heredia en el Gobierno y que la clase burocrática al final si se sale con las suyas. Retomando a la primera dama, otra noticia escandalosa brotó cuando Heredia caminó en la alfombra roja designada para el mandatario del país visitante, en este caso exclusivamente al presidente Humala. Diversos medios pusieron en primera plana dicha intromisión de la primera dama y hasta criticaron su atuendo, y esto fue noticia por varios días, hasta que dejo de importar, pero vale preguntarse ¿Realmente importa tanto el atuendo de Nadine Heredia y si pisa una alfombra o no?

Si mencionamos los escándalos de las últimas semanas como el caso Secada con su agresión a la política de tránsito y su seguida suspensión del PPC, del hipotético cierre del Parlamento por parte de Humala si no se otorgaba la confianza al gabinete Cornejo,  de los escándalos y confrontaciones  de la Megacomision, de los hijos no reconocidos de Sergio Tejada hasta  de la “Bomba” de Yehude Simons respecto a un hijo no reconocido de Ollanta Humala, nos dan un elemento constante: show. Los rumores son parte de esta disputa de poder entre los diversos bandos políticos y estas mismas disputas que precisamente suceden en esta arena política que son los medios de comunicación sirven para afianzar jerarquías de poder entre bandos políticos y para dejar en el subconsciente de la gente, temas preconcebidos para alimentar la popularidad de algunos, pero a precio de la caída de otros.

No hay que olvidarse que la noticia importante no es necesariamente la que sale día a día en los medios o la que los dominicales confabulan para que sea tema del día, sino justamente esas noticias de la cuales no se tocan, no se hablan, y es más, se censuran, de la cuales tenemos que estar pendientes, para no caer en esta mecedora que son los escándalos y rumores del quehacer político, que tienen como objetivo darle  a la gente lo que ellos quieren: espectáculo sin conciencia.