28 de Julio: marchas y contra-marchas

DSC00625

Por: Alejandro Mejía Tarazona

Estas fiestas patrias pasaran al recuerdo. Sin duda alguna, estos últimos días han puesto en evidencia la crisis del sistema de representación y el incremento de la desconfianza hacia las instituciones democráticas. Sin embargo, ¿por qué no toda la ciudadanía se vuelca a las calles y defiende su derecho a sentirse representado? ¿Qué sucede realmente? Es más, yo mismo me reconozco como alguien que no ha sido parte de alguna marcha en toda su vida universitaria. El hecho que no vaya a marchar, claro, no quiere decir que esté de acuerdo con la “repartija” y la crisis que vive nuestro sistema político.

Esbozar algunas ideas acerca de esta apatía por la política puede generar un debate interesante, pero aquí solo daré algunas ideas de porque se da este fenómeno en una era donde, curiosamente, vivimos la revolución de la tecnología y la información. Considero, que este desinterés por la política, viene desde esa crisis que se vive actualmente en esa esfera pública, donde se desarrolla lo político, desde finales de los 90’s. Hannah Arendt profundiza en esta cuestión de la esfera pública, y si lo vemos para el caso de nuestro país, hay un proceso continuo de despolitización donde los debates sobre política nacional han pasado a un segundo plano. Hemos caidos presos de estar más preocupados de lo que le sucede en esos programas de competencia que están de moda, en vez de estar pendientes de que leyes de interés nacional se aprueban o no en el Parlamento.

Tal vez muchos acusen al Fujimorismo de crear una ciudadanía apolítica y pueda ser cierto. Pero, ¿cómo explicarías a que, ya habiendo recuperado nuestra democracia, aun exista una ciudadanía que respalda al fujimorismo y que apoyaría medidas autoritarias si llegasen a aplicarse? Claro, seguro tú que estás leyendo esta columna, ni te has puesto a revisar las últimas encuestas donde el fujimorismo tiene las mayores preferencias electorales. Aún falta tiempo para las próximas elecciones presidenciales y con Alan García y Alejandro Toledo, bajo constantes acusaciones de corrupción, que no nos sorprenda que el fujimorismo llegue nuevamente al poder.

Ahora, hay una cuestión de trasfondo importante que no debemos dejar pasar. ¿Marchas solo por la “repartija” o marchas realmente contra el sistema político en crisis? El debate entre los politólogos, durante los últimos años post-Fujimori, ha girado en torno a la crisis de los partidos y se han esbozado múltiples soluciones para lograr una mayor institucionalización de los mismos. Sin embargo, la crisis persiste y son estos partidos políticos los que ahora se reparten el poder en defensa de sus intereses particulares. Entonces, ¿no deberíamos marchar por algo mas transcendental como el lograr convocar una Asamblea Constituyente? ¿Acaso no sería un primer paso para cambiar este sistema político que se encuentra en un desprestigio constante? Varios amigos míos me decían que marchando “ejercían presión”. ¿Por qué no ejercemos presión para tener una nueva Constitución en democracia y no seguir siendo cómplices en la defensa de una Carta Magna nacida bajo un gobierno de facto? Recordemos: existe un 30% del país que quiere una Asamblea Constituyente.

Siempre he sido partícipe de aprender de experiencias extranjeras (dos de nuestros vecinos, Ecuador y Bolivia, convocaron Asambleas Constituyentes y lograron, de alguna forma, estabilidad política y renovación de la clase política). Chile también sería un ejemplo interesante a tomar en cuenta. Sin embargo, cada país mantiene sus particularidades y queramos o no, tenemos que reconocer que a diferencia de Chile, Bolivia o Ecuador, nuestra ciudadanía adolece de esa cultura política necesaria para generar movilizaciones que logren cambios transcendentales. Y no olvidemos: no solo hay descontento contra el sistema político; el modelo económico es otro tema pendiente.

Publicado el julio 28, 2013 en Columna Dominical y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: