Disolviendo Pasivos: A veintiún años del Autogolpe de Fujimori

486065_244449922358711_1358840979_n

Por: Piero Miranda Carrillo

Hace algunos días nuestro país recordó un año más de esta aún controversial acción por parte del  entonces presidente Alberto Fujimori, el cual fue el Autogolpe del 5 de abril de 1992. Esta medida que comenzó con el ya clásico “Disolver, Disolver” deja aún pasivos en nuestra sociedad que son necesarios de esclarecer.

A sus  ya veintiún años de ejecución, el autogolpe del ex presidente Fujimori causa aún en nuestro país opiniones encontradas entre los que, por un lado, están en contra del autogolpe, que lo declaran como una medida abusiva, anti democrática,  inconstitucional y que aumentó la crisis de partidos políticos en nuestro país; mientras, por otro lado, están los que apoyan la medida del autogolpe considerándola  una acción necesaria para  mejorar la gobernabilidad y que, de no haberse ejecutado, el Perú se hubiera convertido en un Estado Fallido y que por esa misma acción, debemos el éxito actual de nuestro país.

Vale recordar que en aquel entonces el país vivía momentos muy difíciles, ya que la crisis económica originada por el anterior gobierno de García y  la lucha contra el terrorismo que iba ganando más espacio,  dejaron una sociedad vulnerable y en espera de soluciones definitivas. De esta manera, el autogolpe se presentó como “la solución” acompañada de tanques y ataques a personas muy respetadas del círculo político  de aquellos años. En televisión salía Fujimori dando su discurso por señal abierta, previamente escrito por Vladimiro Montesinos, en el cual anunciaba una serie de medidas como cerrar el Poder Judicial, el Congreso de la Republica, el Ministerio Público, el Tribunal de Garantías Constitucionales, entre otras entidades, con lo cual  comenzaba el quiebre de la institucionalidad del país.

Como consecuencia del hecho, se fueron desarrollaron y afianzando pasivos con el pasar de los años, tales como los que consideraban  y justificaban que lo hecho fue necesario para permitir la gobernabilidad del país. Tal parece, que  palabras  como “concertación “o “gobierno de ancha base”, no entraban en el vocabulario de esa época, pues el hecho de perseguir y neutralizar a la oposición y cerrar canales de representación como el Congreso, dejaban un gobierno plenamente autocrático. Así mismo, sería ideal saber cómo ayuda el hecho de censurar a la prensa para lograr  la mejora de la gobernabilidad, pues censurar a periódicos como “La Republica” , “El Comercio”, y la persecución de los principales líderes políticos, da a comprender que se buscaba mucho más que salvaguardar la “gobernabilidad”.

Otro pasivo que dejó el autogolpe fue que, con esa medida, se eliminó la corrupción existente en los poderes del Estado y se logró una adecuada  reestructuración  y posterior éxito del país. Ante esto, cabe señalar que esa “reestructuración del Estado” no era para permitir una mejor administración del mismo, sino que se basaba en asegurar primero una mayoría en el Parlamento, en el cual el APRA y parte de la oposición no participaba, dejando así una mayoría absoluta del partido oficialista y un frente abierto sin restricciones para las políticas de Fujimori. La manipulación de los medios de prensa, como el control de tribunales y juzgados  por el SIN a manos de Vladimiro Montesinos, fueron parte de esta acción política, la cual apoyada por el general Nicolás de Bari Hermosa, demostrarían que no se eliminó a la corrupción, sino que propició que se formara el trípode de poder que co-gobernaría el país en los años posteriores al golpe de Estado.

Finalmente, no podemos olvidar que la vulneración de los derechos de las personas y la manipulación de los poderes del Estado para propósitos contrarios al bien común de la sociedad, no pueden ser justificadas bajo ninguna manera. Un Estado mejora y crece cuando hay confluencias de ideas, propuestas y debates legislativos que propicien una mejor aplicación de leyes y planeamientos para la sociedad en conjunto y no precisamente yendo en contra de ellos. Fortalecer la democracia con la libertad de opinión así como reforzar los canales de representación,  como son los partidos políticos, permite una mejor representación ciudadana y una confluencia de actores en la política, que impide que autocracias y dictaduras se perpetúen en el poder.

Frente a esto, cabría nuevamente preguntarnos si realmente el éxito de nuestro país radicó en ir en contra de ese mismo conjunto de poderes e instituciones que por derecho y democráticamente sostienen a todo el Estado y que si los actores de esta época de corrupción merecen ser liberados, tratando de forzar un “borrón y cuenta nueva” de un hecho que aún pagamos las consecuencias políticas en nuestras instituciones, partidos políticos y sociedad.

Publicado el abril 9, 2013 en Política Nacional y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Me parece muy interesante tus comentarios acerca del autogolpe, pero tambien debemos mencionar que Fujimori aprovecho de este autogolpe para cambiar las leyes laborales que permitieron un despido masivo en las empresas tanto publicas como privadas , propiciando que mucha gente se fuera del pais a buscar trabajo o se compraba una combi para trabajar, fue él quien libero las rutas de transporte y gracias a él tenemos este transporte tan caotico.
    Felicitaciones por tu blog .

    Saludos,

    Maria Elena Carrillo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: