Y así todo Continuó: Lo que dejo el Proceso de Revocatoria en Lima

486065_244449922358711_1358840979_n

Por: Piero Miranda Carrillo

Y tras un largo fin de semana, finalmente se dieron los resultados de este proceso de revocatoria. Ganó el NO, lo que representaba el triunfo de la Alcaldesa Villarán y su permanencia en el sillón municipal, pero con la mayoría de sus regidores revocados. Así, estos últimos comicios nos dejaron valiosas lecciones de ciudadanía y democracia como también algunas interrogantes acerca de la imagen de los que intervinieron en el proceso de revocatoria a la Alcaldesa Villarán, la cual es también importante de abordar.

Al término de la revocatoria,  llegamos a varias conclusiones, entre ellas que no hay grandes perdedores ni grandes ganadores. Ante esto, es normal preguntarse cómo afecta el proceso de revocatoria a nuestra ciudad, por lo cual comenzaremos el análisis entorno a la figura de la alcaldesa Villarán.

Susana Villarán consiguió una segunda oportunidad para que corrija y culmine su mandato, así como también ganó el respaldo de partidos políticos como el PPC, PP, GP y de un sector de los sindicatos que antes le eran opuestos. Sin embargo,  la alcaldesa, que no cuenta con su equipo base ni gente de confianza, se muestra  debilitada  pese a tener el apoyo de líderes y partidos políticos, ya que al no tener una mayoría para gobernar, hace que se torne complicado realizar avances inmediatos como requiere la gestión municipal.

El PPC y  Lourdes Flores también fueron mencionados como los grandes ganadores, pues con el apoyo al NO y su acercamiento a la alcaldesa Villarán,  lograron consolidar una buena estrategia política: fortificar la imagen de Lourdes Flores. Con esto, el PPC  consiguió ser el garante de buen porvenir en el municipio y ganar la participación absoluta. Pese a ello, Flores y el PPC sabían los  riesgos de respaldar a la alcaldesa Villarán, pues un gran sector de los que apoyaron la campaña del NO, serían votos golondrinos, o sea grupos de centro izquierda,  como  también liberales y sindicatos que no necesariamente apoyarían al PPC en una contienda  electoral. Por último, el PPC  también sería el blanco político si es que Villarán no cumpliese sus promesas, y si todavía somos más observadores, los que votaron por el NO en los diferentes distritos, no difieren a las personas  que votaron por Lourdes Flores en las últimas elecciones, por lo tanto, aún hay mucho que decir al respecto.

Respecto a Luis Castañeda, considerado el gran perdedor del proceso, este decidió apelar nuevamente a su discreción política pero esta vez sin éxito, ya que con una imagen dañada por el caso COMUNICORE, su apoyo al SI a último momento  y que hayan  revocado a su hijo del municipio, como “chuponeando” sus planes, dejan a Luis Castañeda como una persona no grata para un gran sector de la ciudad. Sin embargo, no todo sería malo para el ex alcalde, ya que los distritos populares  que apoyaron directamente al SI, son en su gran mayoría el voto fuerte de Castañeda, por lo que se vería  que realmente Castañeda guarda aún vigencia entre ese sector de la población, por lo que cabría recordar que el ex alcalde aún cuenta con un apoyo importante.

Otros personajes como el ex presidente Alan García, habrían conseguido no solo mantener  vigencia política, sino tener la seguridad que  si la  coalición de fuerzas por el SI no funcionaba, siempre existe un beneficio en el solo hecho de aparecer en la escena electoral. Por otro lado, PPK que optó por apoyar a la alcaldesa y revocar a sus regidores, consiguió un libre movimiento entre ambos grupos sin crear complicaciones ni enemigos en ambos lados. Por último, Mauricio Mulder e integrantes del fujimorismo como Martha Moyano que optaron por seguir al SI estratégicamente, al no lograr un triunfo  consiguieron mellar su imagen entorno a los problemas por corrupción que recaían entre los que apoyaban el SI y generar más rechazo entre un sector de la población.

No olvidemos que lo más importante es  primero mencionar a la alcaldesa Villarán   que ganó por un gran sector de votantes que optó para que la ciudad no tenga nuevamente elecciones ni se desestabilice el orden actual y no  necesariamente apoyando a su gestión,  por lo que tiene que tomar este  triunfo pensando en que hay fallas que subsanar y mucho trabajo por hacer.  Por otro lado, las fuerzas políticas y ciudadanos que apoyaron al SI, deben dar su voto de confianza a la alcaldesa y realizar un trabajo conjunto y responsable, el cual brinde apoyo e ideas y no zancadillas.

Finalmente, es importante ver los efectos  de la revocatoria en nuestros grupos políticos, pero más importante es esperar algo por la ciudad, la cual lejos de causar polarización, debe causar un criterio de unión entre los ciudadanos. Así también, el sillón municipal debe incentivar e implementar planes de gestión pública, una visión a futuro de la metrópolis y canales de representación ciudadana, que provean de herramientas a la Alcaldesa Villarán para lograr una Lima mejor para todos.

Publicado el marzo 26, 2013 en Política Nacional y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: